La OTAN pretende intimidar a Rusia con pruebas antimisiles

Las pruebas de los componentes navales del sistema de Defensa Antimisil (DAM) estadounidense y la interceptación de misiles balísticos en el Atlántico no son ninguna novedad, se trata de misiones típicas de las maniobras, pero con ellas la OTAN pretende mostrar su disposición de enfrentarse militarmente a Rusia en caso de necesidad, consideran los expertos militares encuestados por RIA Novosti.

La víspera la Armada de EEUU probó por primera vez el componente naval del sistema DAM.

El destructor norteamericano USS Ross (DDG 71) interceptó exitosamente un misil balístico en la región norte del Atlántico; por primera vez durante las pruebas se lanzó un misil teledirigido SM-3 Block IA fuera de los límites de acción de los misiles estadounidense.

Durante las maniobras desde el polígono de misiles ubicado en las islas Hébridas se lanzó un misil balístico de corto alcance Terrier Orion.

Al unisono fueron lanzados otros dos misiles de crucero antibuques.

El destructor Ross lanzó el misil SM-3, realizando exitosamente la interceptación del primer misil balístico.

MISIONES TÍPICAS Y OBJETIVOS SIMPLES

Según explicó a RIA Novosti el presidente de la Academia de Problemas Geopolíticos, el doctor en ciencias militares Konstantín Sivkov, las pruebas del sistema antimisiles naval con el sistema informático de control Aegis no son nuevas para EEUU, ya se habían hecho cosas similares cerca de cinco años atrás, pero en otra región.

Entonces los norteamericanos derribaron un satélite obsoleto propio ubicado en una órbita baja y destruyeron misiles balísticos de un radio de acción táctico operativo.

"Ahora practicaron lo mismo, pero en otra región; no hay nada de especial en eso, salvo que fue probado un sistema de identificación lejana del lanzamiento de misiles balísticos; según sus datos se produce un lanzamiento, y eso es todo", señaló.

Según el experto, "este tipo de ejercicios de destrucción de estos misiles los hacemos regularmente nosotros, y para EEUU es una misión rutinaria".

El analista militar y miembro del consejo de expertos de la Comisión Industrial Militar, jefe de redacción de la revista Arsenal de la Patria, Víctor Murajovski, esta actividad es planificada, y en tiempos cercanos podrían esperarse otra serie de maniobras en la región europea.

La OTAN mantiene en Europa cuatro destructores de la clase Arleigh Burke con el sistema Aegis, el USPorter, el Donald Cook, el Ross y Carney.

En estos buques pueden ser emplazados hasta 56 misiles de crucero Tomahawk.

"Respecto a la interceptación, este sistema hasta el momento funciona contra misiles de alcance corto y medio, determinados por el Tratado INF, pero hasta el momento no son muy efectivos digamos contra misiles intercontinentales; hay que tener en cuenta que interceptan objetivos bastante simples, de los que conocen la hora de lanzamiento y su trayectoria", explicó Murajovski.

EL KALIBR "SIRIO" NO TIENE RELACIÓN CON ESTAS PRUEBAS

Los expertos consultados por RIA Novosti prefirieron no relacionar estas maniobras norteamericanas con los lanzamientos de misiles de crucero realizados por los buques de la Flotilla del Caspio contra objetivos del Estado Islámico (EI) en Siria.

Ellos consideran que se trata más bien de una coincidencia, ya que el sistema probado por los norteamericanos no está previsto contra misiles de crucero sino contra balísticos.

“Se trata más bien de una demostración, junto a las demás maniobras que realiza actualmente EEUU y la OTAN, de que la Alianza está dispuesta a enfrentarse a Rusia por medios armados en caso de necesidad”, supuso Sivkov.

Según el experto, para enfrentarse a los misiles de crucero existen diversos complejos de defensa antiaérea naval, que disparan contra objetivos aéreos pequeños y lentos.

“Estos misiles del tipo Kalibr no pueden ser interceptados por los sistemas DAM, incluyendo el sistema naval Aegis, ya que vuelan a alturas muy bajas y no pueden ser detectados por los radares; solo pueden ser identificados por los cazas interceptores y la defensa antiaérea a determinadas distancias”, subrayó Murajovski.

Por su parte el jefe de redacción de la revista Defensa Nacional, Ígor Korótchenko, afirmó que la primera prueba práctica del componente naval de la DAM europea de EEUU “demuestra fehacientemente” que el proceso de creación del sistema global de DAM de esta nación va a plena marcha.

“Se trata del primer experimento a escala cuyo objetivo consiste en desarrollar medios de ataque contra objetivos balísticos con el uso del sistema naval multifuncional militar de información y control Aegis; está claro que los componentes del sistema DAM ubicados en Polonia y Rumanía funcionarán en el marco de un circuito único con el componente naval”, sentenció.

Korótchenko subrayó que las acciones activas de despliegue del sistema global DAM de EEUU exigen una reacción adecuada por parte de Rusia.

HABRÁ UNA RESPUESTA

Rusia no debe temer a este tipo de acciones por parte de EEUU, pero debe tenerlas en cuenta y tomar medidas asimétricas, que sean más baratas y efectivas, considera el experto en armas Murajovski.

“Es necesario, por ejemplo, incrementar la cantidad de misiles de crucero y perfeccionarlos", afirmó Murajovski.

Destacó que ya en la URSS se desarrollaban y funcionaban con un sistema de navegación basado en la inercia, "ahora los misiles actuales Kalibr (versión naval) y Kh-55 (misil de crucero estratégico de aviación y alcance de 4.500 km) tienen la posibilidad de cotejar sus coordenadas y ruta con el sistema de navegación satelital, ya que hemos desarrollado GLONASS en toda su magnitud”.

El experto recordó que en la actualidad solo dos países disponen de navegación satelital, EEUU y Rusia.

Según Murajovski, los misiles de crucero rusos podrán “variar alrededor de 15 veces su trayectoria y realizar virajes durante su vuelo”, y sus trayectorias por lo general se trazan evitando los sistemas antiaéreos y antimisiles.

“O sea, que pueden salir por un costado, por atrás, por cualquier lado, no los atraparás o resultará muy difícil”, describió Murajovski las ventajas de los medios de ataque rusos.

Con el objetivo de superar el sistema DAM norteamericano, Rusia dispone también de otros medios, incluyendo las fuerzas nucleares estratégicas, que son los misiles intercontinentales balísticos “con trayectorias impredecibles” y objetivos falsos que aparecen en las pantallas de los radares, pero resulta imposible distinguir si se trata de una ojiva verdadera o de una falsa.

“También está prevista una serie de otras medidas, incluyendo los complejos móviles de misiles terrestres, que pueden realizar un lanzamiento desde un punto imprevisible, por lo cual nuestras fuerzas estratégicas nucleares hasta ahora no deben temer los sistemas DAM desplegados por los norteamericanos”, añadió.

Lea más: Rusia toma la iniciativa en Siria>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.