Rusia lamenta acercamiento entre Ucrania y OTAN y advierte de contramedidas

El Kremlin lamentó ayer el acercamiento entre la OTAN y Ucrania, que se comprometieron en Kiev a reforzar su cooperación militar, y advirtió de que Rusia adoptará contramedidas.

"Esos planes no pueden despertar otra cosa sino pesar. Por supuesto, cualquier acercamiento de dicha organización hacia nuestras fronteras nos obliga a la adopción de contramedidas para garantizar nuestra propia seguridad", dijo Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.

Peskov subrayó que la Alianza Atlántica es incapaz de cambiar su "predestinación" y recordó que fue creada "durante una época de antagonismo", en referencia a la Guerra Fría.

"La OTAN no puede cambiar el sentido de su propia existencia", dijo a los medios locales.

A su vez, en referencia al gesto sin precedentes en el que el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, asistió a la reunión del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa en Kiev, Peskov se preguntó con sorna: "¿Stoltenberg asistió o presidió la sesión?".

La OTAN y Ucrania firmaron hoy una declaración conjunta en el que se comprometen a reforzar su cooperación militar con la vista puesta en Rusia, a la que Stoltenberg acusó de seguir armando a los separatistas en el este del país.

"En estos tiempos de dificultad, Ucrania puede contar con la OTAN. La Alianza Atlántica ofrece a Ucrania tanto apoyo político como práctico. Apoyamos vuestra independencia e integridad territorial", dijo el jefe aliado.

Además, la OTAN abrirá su propia misión diplomática en Kiev, donde ahora existe únicamente un centro de información aliado, tras la firma del correspondiente acuerdo entre la Alianza Atlántica y la Cancillería ucraniana.

Tras descartar ayer el pronto ingreso ucraniano en el bloque occidental, Stoltenberg ofreció a Kiev una alternativa: "Se puede no ser miembro de la OTAN, pero desarrollar exitosamente la cooperación y asociación".

En cuanto al ingreso en la Alianza, después de reconocer la víspera que Ucrania aún no está preparada, el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, adelantó que, en cuanto el país complete las reformas de sus Fuerzas Armadas, convocará un referéndum.

"Hace dos años un 16 por ciento de ucranianos apoyaba la integración euroatlántica. Ahora, el número de ucranianos que la apoyan supera el 60 por ciento. En cuanto se den las condiciones (...) convocaré un referéndum para poner de manifiesto la voluntad del pueblo ucraniano", señaló el líder ucraniano.

Kiev, que derogó a finales de 2014 el artículo de la Constitución que acuñaba la neutralidad y el no alineamiento en bloques militares, espera que los aliados tomen alguna decisión concreta al respecto en la cumbre de la OTAN del próximo año en Varsovia.

Lea más

Las razones de Rusia para oponerse al ingreso de Ucrania en la OTAN >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.