Obama plantea más rompehielos de EE.UU. en el Ártico para competir con Rusia

El presidente de EE.UU., Barack Obama, propondrá hoy acelerar la adquisición o construcción de rompehielos para la Guardia Costera en el Ártico, donde el país está perdiendo terreno frente a Rusia, y prevé escalar un glaciar en peligro por el cambio climático en su segundo día en Alaska.

"El cambio climático está transformando el Ártico de manera profunda", explicó la Casa Blanca en un comunicado al adelantar las propuestas que detallará hoy Obama desde la Península de Kenai, donde realizará una excursión en barco por el Parque Nacional de los Fiordos para ver los efectos del calentamiento global.

A medida que el hielo marino retrocede en el Ártico a causa del cambio climático, se espera que el tráfico aumente en la zona, vinculado tanto a la pesca y exploración como al turismo.

"Los ecosistemas árticos se encuentran entre los más impolutos y poco estudiados del mundo, lo que significa que una mayor actividad comercial implica riesgos significativos para el medioambiente", apuntó la Casa Blanca.

Por ello, Obama anunciará hoy medidas para "acelerar" la adquisición de rompehielos adicionales que permitan a EE.UU. operar durante todo el año en el océano Ártico, así como esfuerzos para mejorar los estudios científicos de la región.

La Casa Blanca precisó que, después de la Segunda Guerra Mundial, la Guardia Costera de EE.UU. tenía una flota de siete rompehielos y hoy únicamente cuenta con dos "completamente funcionales", de los que solo uno es "de alta resistencia".

En comparación, Rusia dispone actualmente de 40 rompehielos y tiene otros 11 proyectados o en construcción.

Obama planteará hoy adelantar a 2020 la adquisición de un reemplazo para el rompehielos de alta resistencia, prevista originalmente para 2022, así como comenzar a planificar la construcción de más buques de ese tipo y pedir al Congreso fondos para financiar estas "inversiones cruciales".

Además, el presidente anunciará una iniciativa conjunta de la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, en inglés) y la Guardia Costera para cartografiar los mares de Bering, Chukchi y Beaufort, ya que los mapas de estas zonas "no existen o están obsoletos", de acuerdo con la Casa Blanca.

Asimismo, la NOAA prevé instalar "en un futuro próximo" instrumentos adicionales en la costa ártica para observar los efectos del cambio climático y la subida del nivel de los mares.

Junto con la excursión por el Parque Nacional de los Fiordos, Obama también escalará hoy un glaciar que se está derritiendo a causa del calentamiento global.

El presidente participará, además, en un episodio del programa de la NBC "Running Wild with Bear Grylls", en el que recibirá "un curso intensivo en técnicas de supervivencia", según la cadena televisiva.

"Esta es una de esas raras oportunidades en la que no solamente voy a estar atrapado en alguna sala de conferencias todo el tiempo", comentó Obama en un vídeo producido por la Casa Blanca sobre su viaje a Alaska, que comenzó este lunes en Anchorage, la ciudad más grande del estado.

Lea más

Rusia realiza pruebas militares en el Ártico >>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.