Cómo la fotografía se convirtió en el hobby de los Romanov

A principios del siglo XX se produjo una revolución global en fotografía, y la familia real rusa no quedó inmune a esta nueva tendencia. Una serie de imágenes realizadas entre 1915 y 1916 muestran la vida diaria y el carácter de los Romanov y su círculo más cercano.

El zar Nicolás II. Fuente: Getty ImagesEl zar Nicolás II. Fuente: Getty Images

La familia real rusa se interesaba por la fotografía que se hizo popular a principios del siglo XX en Europa y EE UU. El avance tecnológico hizo que la fotografía fuese accesible para un público amplio y el emperador ruso participó personalmente en esta actividad. 

Los hijos del zar Nicolás II. Fuente: Getty ImagesLos hijos del zar Nicolás II. Fuente: Getty Images

La familia Romanov contaba con la mejor cámara de aquella época, que era una Kodak fabricada en EE UU. Con ella sacaba fotos de su círculo más cercano y posaba para las fotos en grupo.

Esta terrible imagen muestra a la bromista Anastasia, la hija pequeña del zar Nicolás II. La niña hacía muecas con una dentadura artificial delante de la cámara. Fuente: Getty ImagesEsta terrible imagen muestra a la bromista Anastasia, la hija pequeña del zar Nicolás II. La niña hacía muecas con una dentadura artificial delante de la cámara. Fuente: Getty Images

A la emperatriz Alexandra también le gustaba mucho la fotografía. Pidió que le trajeran el equipamiento necesario desde Gran Bretaña y pagó a los fotógrafos profesionales que capturaron gran parte de los recuerdos familiares.

El zar Nicolás II y sus hijos: (de izquierda a derecha) María (nacida en 1899), Olga (nacida en 1895), Alexéi (nacido en 1904), una mujer desconocida y Tatiana (nacida en 1897). Fuente: Getty ImagesEl zar Nicolás II y sus hijos: (de izquierda a derecha) María (nacida en 1899), Olga (nacida en 1895), Alexéi (nacido en 1904), una mujer desconocida y Tatiana (nacida en 1897). Fuente: Getty Images

Cuando toda la familia Romanov se aficionó a la fotografía, se creó un taller de fotos en Tsárskoye Seló, la residencia imperial situada en las afueras de San Petersburgo.

Olga en su dormitorio. Fuente: Getty ImagesOlga en su dormitorio. Fuente: Getty Images

En el taller se hacían unas 2.000 fotos a diario.

Olga, Tatiana, Alexéi, el zar Nicolás II y una mujer desconocida en 1915 en Ropsha, retiro favorito de la familia real (a 20 kilómetros al sur de Peterhof), donde los Románov solían pescar y cazar. Fuente: Getty ImagesOlga, Tatiana, Alexéi, el zar Nicolás II y una mujer desconocida en 1915 en Ropsha, retiro favorito de la familia real (a 20 kilómetros al sur de Peterhof), donde los Romanov solían pescar y cazar. Fuente: Getty Images

Nicolás II también tenía una cámara especial que Kodak creó para él exclusivamente. La cámara le permitía fotografiar vistas panorámicas.

Las hijas del zar Nicolás II: María, Olga y Tatiana. Fuente: Getty ImagesLas hijas del zar Nicolás II: María, Olga y Tatiana. Fuente: Getty Images

Las fotos realizadas por los miembros de la familia real y sus amigos fueron transformadas más tarde en una especie del “diario fotográfico” que mostraba su vida diaria, su aspecto y el carácter.

 Una mujer desconocida y Olga. Fuente: Getty Images Una mujer desconocida y Olga. Fuente: Getty Images

Según los diarios publicados de Nicolás II, la familia real pasó muchas tardes trabajando con el álbum de fotos.

El zar Nicolás II y su hijo Alexéi. Fuente: Getty ImagesEl zar Nicolás II y su hijo Alexéi. Fuente: Getty Images

Habitualmente el zar y sus hijas preparaban el archivo personalmente, poniendo la fecha correcta y el lugar donde fue tomada la foto.

La familia del zar Nicolás II. Fuente: Getty ImagesLa familia del zar Nicolás II. Fuente: Getty Images

María y Anastasía decoraron el álbum de fotos con flores y colorearon algunas imágenes.

Tatiana y un hombre desconocido. Fuente: Getty ImagesTatiana y un hombre desconocido. Fuente: Getty Images

El hobby favorito del zar que le hacía sentirse unido a su familia, permite observar cómo fue su carácter.

Anastasía y María visitan a los soldados heridos en un hospital durante la Primera Guerra Mundial. Fuente: Getty ImagesAnastasía y María visitan a los soldados heridos en un hospital durante la Primera Guerra Mundial. Fuente: Getty Images

El álbum de fotos real contiene imágenes de los hijos del zar, su mujer y la gente más cercana a ellos.

Familia real. Fuente: Getty ImagesFamilia real. Fuente: Getty Images

Rara vez se mostraban las reuniones y ceremonias oficiales.

El zar Nicolás II con sus hijas: María, Anastasía, Olga y Tatiana. Fuente: Getty ImagesEl zar Nicolás II con sus hijas: María, Anastasía, Olga y Tatiana. Fuente: Getty Images

La cámara del zar capturó solo los momentos felices de la vida de una familia normal y armónica.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.