Cómo la fotografía se convirtió en el hobby de los Romanov

A principios del siglo XX se produjo una revolución global en fotografía, y la familia real rusa no quedó inmune a esta nueva tendencia. Una serie de imágenes realizadas entre 1915 y 1916 muestran la vida diaria y el carácter de los Romanov y su círculo más cercano.

El zar Nicolás II. Fuente: Getty ImagesEl zar Nicolás II. Fuente: Getty Images

La familia real rusa se interesaba por la fotografía que se hizo popular a principios del siglo XX en Europa y EE UU. El avance tecnológico hizo que la fotografía fuese accesible para un público amplio y el emperador ruso participó personalmente en esta actividad. 

Los hijos del zar Nicolás II. Fuente: Getty ImagesLos hijos del zar Nicolás II. Fuente: Getty Images

La familia Romanov contaba con la mejor cámara de aquella época, que era una Kodak fabricada en EE UU. Con ella sacaba fotos de su círculo más cercano y posaba para las fotos en grupo.

Esta terrible imagen muestra a la bromista Anastasia, la hija pequeña del zar Nicolás II. La niña hacía muecas con una dentadura artificial delante de la cámara. Fuente: Getty ImagesEsta terrible imagen muestra a la bromista Anastasia, la hija pequeña del zar Nicolás II. La niña hacía muecas con una dentadura artificial delante de la cámara. Fuente: Getty Images

A la emperatriz Alexandra también le gustaba mucho la fotografía. Pidió que le trajeran el equipamiento necesario desde Gran Bretaña y pagó a los fotógrafos profesionales que capturaron gran parte de los recuerdos familiares.

El zar Nicolás II y sus hijos: (de izquierda a derecha) María (nacida en 1899), Olga (nacida en 1895), Alexéi (nacido en 1904), una mujer desconocida y Tatiana (nacida en 1897). Fuente: Getty ImagesEl zar Nicolás II y sus hijos: (de izquierda a derecha) María (nacida en 1899), Olga (nacida en 1895), Alexéi (nacido en 1904), una mujer desconocida y Tatiana (nacida en 1897). Fuente: Getty Images

Cuando toda la familia Romanov se aficionó a la fotografía, se creó un taller de fotos en Tsárskoye Seló, la residencia imperial situada en las afueras de San Petersburgo.

Olga en su dormitorio. Fuente: Getty ImagesOlga en su dormitorio. Fuente: Getty Images

En el taller se hacían unas 2.000 fotos a diario.

Olga, Tatiana, Alexéi, el zar Nicolás II y una mujer desconocida en 1915 en Ropsha, retiro favorito de la familia real (a 20 kilómetros al sur de Peterhof), donde los Románov solían pescar y cazar. Fuente: Getty ImagesOlga, Tatiana, Alexéi, el zar Nicolás II y una mujer desconocida en 1915 en Ropsha, retiro favorito de la familia real (a 20 kilómetros al sur de Peterhof), donde los Romanov solían pescar y cazar. Fuente: Getty Images

Nicolás II también tenía una cámara especial que Kodak creó para él exclusivamente. La cámara le permitía fotografiar vistas panorámicas.

Las hijas del zar Nicolás II: María, Olga y Tatiana. Fuente: Getty ImagesLas hijas del zar Nicolás II: María, Olga y Tatiana. Fuente: Getty Images

Las fotos realizadas por los miembros de la familia real y sus amigos fueron transformadas más tarde en una especie del “diario fotográfico” que mostraba su vida diaria, su aspecto y el carácter.

 Una mujer desconocida y Olga. Fuente: Getty Images Una mujer desconocida y Olga. Fuente: Getty Images

Según los diarios publicados de Nicolás II, la familia real pasó muchas tardes trabajando con el álbum de fotos.

El zar Nicolás II y su hijo Alexéi. Fuente: Getty ImagesEl zar Nicolás II y su hijo Alexéi. Fuente: Getty Images

Habitualmente el zar y sus hijas preparaban el archivo personalmente, poniendo la fecha correcta y el lugar donde fue tomada la foto.

La familia del zar Nicolás II. Fuente: Getty ImagesLa familia del zar Nicolás II. Fuente: Getty Images

María y Anastasía decoraron el álbum de fotos con flores y colorearon algunas imágenes.

Tatiana y un hombre desconocido. Fuente: Getty ImagesTatiana y un hombre desconocido. Fuente: Getty Images

El hobby favorito del zar que le hacía sentirse unido a su familia, permite observar cómo fue su carácter.

Anastasía y María visitan a los soldados heridos en un hospital durante la Primera Guerra Mundial. Fuente: Getty ImagesAnastasía y María visitan a los soldados heridos en un hospital durante la Primera Guerra Mundial. Fuente: Getty Images

El álbum de fotos real contiene imágenes de los hijos del zar, su mujer y la gente más cercana a ellos.

Familia real. Fuente: Getty ImagesFamilia real. Fuente: Getty Images

Rara vez se mostraban las reuniones y ceremonias oficiales.

El zar Nicolás II con sus hijas: María, Anastasía, Olga y Tatiana. Fuente: Getty ImagesEl zar Nicolás II con sus hijas: María, Anastasía, Olga y Tatiana. Fuente: Getty Images

La cámara del zar capturó solo los momentos felices de la vida de una familia normal y armónica.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies