El servicio militar en Rusia, desde dentro

Fotogalería de los jóvenes cumpliendo con su obligación de servir en el Ejército.

Históricamente, en Rusia el Ejército ha sido un lugar para hacer carrera. Durante la época soviética tenía mucho prestigio.  

El servicio militar es obligatorio para todos los hombres de Rusia entre 18 y 27 años. Si se está estudiando en la universidad es posible solicitar una prórroga, aunque no todos los hombres están dispuestos a hacer el servicio militar. 

Actualmente hay otra opción que es cada vez más popular. En vez de alistarse es posible cumplir un servicio social sustitutorio de dos años en una organización estatal: un hospital, una oficina de correos o una bilblioteca, etc. Según cifras oficiales, solamente el 0,2 % de los llamados a filas se inclinan por esta opción.

Algunos evitan hacerlo cursando cursos de posgrado, otros ignoran la llamada a filas, pagan un soborno o lo justifican por razones médicas. Los profesores y padres de tres o más niños pueden no ir a filas. 

Hay dos fechas de reclutamiento: una en primavera y otra en otoño.

El servicio militar no es fácil. No es posible escoger el lugar y puede ser en cualquier parte del país. 

No hay vacaciones ni días libres. Los reclutas están activos durante un año completo. 

Tras la caída de la URSS hubo un significativo descenso de la moral entre las tropas así como un importante desabastecimiento material. 

Aunque en los últimos siete años, el Ejército ruso ha sido capaz de reinventarse y de convertirse en uno de los más eficientes del mundo. 

Este año Rusia ha desempeñado un activo papel en diferentes operaciones militares y han habido numerosos ejercicios de puesta a punto, así como una continuación de las reformas que comenzaron en 2008. 

En la URSS el servicio militar obligatorio duraba entre dos y tres años y era una obligación para todos los hombres del país.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies