Mosaicos comunistas en las calles de Rusia

La propaganda soviética trató de construir un hombre nuevo y los mosaicos y los eslóganes era un medio para acercar el mensaje al pueblo. Todavía quedan muchos en las calles de Rusia.

Angarsk.

En los años 70 y 80 los nuevos edificios se decoraban a menudo con mosaicos. En las escuelas había mosaicos con pioneros; en los centros deportivos, medallistas olímpicos y en las fábricas alegres trabajadores. Los mosaicos de los bloques de viviendas a menudo estaban dedicados a la historia del comunismo y Lenin.

Angarsk.

"La madre patria llama" era la principal imagen de la propaganda soviética durante la Segunda Guerra Mundial y tras el conflicto se transformó en una enorme estatua que conmemoraba la batalla de Stalingrado. En la imagen hay una cita de Lenin: "Todo el poder a los sóviets, la tierra para los campesinos, la paz para la gente y pan para los hambrientos".

Soldados del Ejército Rojo, una trabajadora, un doctor en una estación de tren en Ivánovo.

Los murales eran de grandes dimensiones. En ocasiones de edificios de hasta ocho pisos.

"Construimos el comunismo", un mosaico en un edificio del centro de Moscú.

En el metro de Moscú hay gran cantidad de mosaicos. En la estación de Kíevskaia (en la imagen) hay numerosos mosaicos de gente con banderas soviéticas, pioneros y una paloma que simboliza la paz. También hay mosaicos en las estaciones de Maiakóvskaia, Belarússkaia y Chéjovskaia.

En San Petersburgo, en las paredes de la estación Electrosila (en la fotografía) hay una cita de Lenin: "El comunismo es el poder soviético más la electrificación de todo el país". 

Mosaico en la facultad de agricultura de Novosínkovo.

En los mosaicos se glorificaba a los trabajadores, científicos, mineros y, posteriormente, a los cosmonautas.

Luimoso y enorme mosaico que une los símbolos de la ciencia y el conocimiento en el hall de la Universidad Estatal de Moscú. Aquí se celebran las ceremonias de graduación de los mejores estudiantes y se dan recepciones a los huéspedes importantes, como, en este caso Hillary Clinton.

En muchas ciudades hay todavía cines de la época soviética, que a menudo se llaman "Oktiabr" (octubre, en español). El cine de Bor (en la imagen) está decorado con un gran mosaico que muestra a Lenin, a soldados del Ejército Rojo y a un grupo de trabajadores que se dirigen hacia el "luminoso futuro del comunismo".

Interior del del Museo Central de las Fuerzas Armadas en Moscú, mantiene fuertes lazos con el pasado soviético.

Mosaico de Lenin en Sochi.

Mosaico de un trabajador luchando por el comunismo con una bandera roja en Penza.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más