Tulipán, el mayor mortero del mundo

Russian Federation Armed Forces serviceman by a self-propelled 240 mm mortar Tyulpan during the exercise of missile and artillery units of the fifth army of Eastern Military District in Primorski Krai.

Russian Federation Armed Forces serviceman by a self-propelled 240 mm mortar Tyulpan during the exercise of missile and artillery units of the fifth army of Eastern Military District in Primorski Krai.

Sergey Orlov/RIA Novosti
Dispara proyectiles de 134 kg y es capaz de destruir edificios fortificados situados a 20 km.

Diseñado en 1975, el cañón autopropulsado 2S4 Tiulpán (Tulipán en ruso) se usó activamente en los conflictos de Afganistán y Chechenia y actualmente es el mortero más pesado del mundo.

Se requieren cinco miembros de la tripulación para que el mortero entre en posición de disparo. Entre las cualidades de Tulipán se encuentra la posibilidad de cambiar de ubicación fácilmente tras lanzar un ataque contra el enemigo.

El mortero, con un calibre 240 mm, es capaz de destruir edificios fortificados y vehículos blindados a una distancia de 20 km.

El 2S4 puede disparar proyectiles de 134 kg de los sistemas Smelchak guiadas por láser.

Por ahora el ejército ruso cuenta con más de 400 unidades del mortero 2S4 Tulipán que poco a poco están volviendo a utilizarse. Al mismo tiempo, el ejército sirio utiliza decenas de morteros en la guerra civil del país árabe.