Exposición de Gaudí conquista Moscú

Palau Güell.

Palau Güell.

Diputació de Barcelona.
El Museo de Arte Moderno de Moscú (MMOMA) celebra la primera exposición del famoso arquitecto en Rusia.

¿Por qué decidió traer esta exposición a Moscú? 

Me pareció muy interesante la idea de presentar una exposición de Gaudí en Moscú pues sabía del gran interés del público moscovita y ruso en general por la obra del arquitecto catalán.
 
¿Podría decirnos un par de palabras sobre cómo está organizada la exposición?

Mediante planos, dibujos, maquetas, muebles, elementos arquitectónicos, cerámica, esculturas, fotografías de época y audiovisuales, la muestra acerca al visitante de forma didáctica a las principales obras del eminente arquitecto en la ciudad de Barcelona.

La exposición se articula en cinco apartados, uno biográfico y cuatro temáticos, en un recorrido que abarca desde el Colegio de las Teresianas hasta el templo de la Sagrada Familia, pasando por las obras realizadas por encargo de Eusebi Güell (Pabellones de la finca Güell, Palacio Güell, Park Güell y Iglesia de la Colonia Güell) y las casas urbanas Vicens, Batlló y Milà “La Pedrera”.

La comisaria Charo Sanjuán. Fuente: Servicio de prensa.La comisaria Charo Sanjuán. Fuente: Servicio de prensa.
 
En su opinión, ¿qué objetos expuestos en el museo tienen importancia especial y por qué?

Los materiales que forman la exposición están relacionados entre sí, de forma que todos son importantes.

Podemos señalar las maquetas de los diferentes edificios, que proporcionan la oportunidad de analizarlos con gran detalle. Las puertas, pomos y tiradores, cerámicas, rejas, piezas de mosaico hidráulico y de parquet, etc. que muestran al Gaudí diseñador y ponen demanifiesto la forma total y unitaria con que el arquitecto concebía sus proyectos que convertía en ejemplo paradigmático de integración de las artes, un principio característico del Modernisme catalán.

Las diversas piezas diseñadas para  el despacho de Pere Màrtir Calvet y para el comedor de la familia Batlló, muestran cómo Gaudí incorpora la adaptación del mobiliario al cuerpo humano, buscando funcionalidad y comodidad, sin renunciar a una intencionada expresividad que se manifiesta en sus formas orgánicas. Esto mismo observamos en los pomos y tiradores de las puertas de La Pedrera, diseñados para que se adapten a las manos, facilitando así su uso, sin olvidar la belleza de sus formas que los convierte en pequeñas esculturas.

Detalle de la Sagrada Familia. Fuente: Sagrada Familia.

¿Por qué, desde su punto de vista, el trabajo de Gaudí es tan valorado por todo el mundo, incluida Rusia?

Hemos de tener en cuenta que ya en su época, la obra de Gaudí causaba asombro, fascinación y también provocaba críticas y burlas que se evidencian en las revistas satíricas.

Creo que la originalidad de las formas, la ornamentación, el cromatismo, la riqueza de los símbolos, su inspiración en la naturaleza, son elementos que fascinan en una primera mirada. Pero luego, con una mirada más atenta y profundizando un poco, se descubren otros aspectos que subyacen en su trabajo y que nos evidencian al gran arquitecto; nos muestran que tras la forma está la racionalidad de su sistema constructivo, que su arquitectura es un prodigio de inventiva, soluciones constructivas e innovación, fruto de su propio genio personal e irrepetible, pero también del estudio y de un trabajo minucioso e ingente, al que dedicó toda su vida.   

Ignacio Ybáñez, embajador de España (a la izquierda) junto al escultor Zurab Tseriteli.  / Fuente: Servicio de prensa.Ignacio Ybáñez, embajador de España (a la izquierda) junto al escultor Zurab Tseriteli. / Fuente: Servicio de prensa.