Hinchas mexicanos disfrutan en Rusia la Copa Confederaciones

“La Copa de Confederaciónes es un buen entrenamiento para el Mundial 2018”

“La Copa de Confederaciónes es un buen entrenamiento para el Mundial 2018”

Entrevistamos a aficionados mexicanos al fútbol que están en Rusia para asisitir a la Copa Confederaciones. Hablan del partido México-Rusia, de la organización del evento y de sus impresiones de Moscú y Kazán.

El partido México-Rusia

Los hinchas mexicanos esperan con interés al partido entre México y Rusia, que se celebra el 24 de junio. Piensan que va a ser un partido muy “competido y cerrado”. “Veo el partido muy complicado para México, aunque tiene un gran equipo. Creo que va a ser un buen partido de fútbol”, comenta Javier Calero, abogado de la capital de México.

“Rusia tiene un buen equipo. Va a ser un partido con mucho ambiente”, añade Juan Ramón Monoy, su colega aficionado al fútbol.

La Copa Confederaciones

“Es un buen entrenamiento para prepararse para el Mundial 2018”, dice Juan. Añade que los estadios son muy grandes y modernos. Además son muy “seguros y accesibles”, aunque carecen de toda la señalización y faltan voluntarios.

Javier Calero y Juan Ramón Monoy durante el partido Rusia-Portugal en el estadio del Spartak, Moscú.Javier Calero y Juan Ramón Monoy durante el partido Rusia-Portugal en el estadio del Spartak, Moscú.

Nos explicaron también que gracias a su acreditación como espectadores de la Copa Confederaciones cuentan con un pase gratuito en el metro de Moscú y en los trenes entre las ciudades donde se celebran los partidos de la Copa: Moscú, Sochi y Kazán.

La gente rusa

Ven a los rusos como personas “frías y secas” a primera vista. Pero a la vez creen que son gente “amable” y que “siempre están buscando la forma de ayudar”.

“Los rusos  a primera vista me parecieron un poco enojados, pero en el momento que les llegas a conocer más, te das cuenta de que en realidad son alegres y parcipativos”, señala Juan.

“Tienen una cultura y un pasado muy interesante”, añade Javier.

También las mujeres rusas les parecen muy “ hermosas e inteligentes”.

Cocina rusa

A estos mexicanos les gusta mucho la diversa comida rusa. “Extraordinaria comida. No me la imaginaba así ”, comenta Javier.

“Se come muy bien y a precios accesibles”, subraya Juan. “Sobre todo me gustó la ujá, la sopa tradicional rusa”.

A Javier le agrada el caviar.

Moscú

A los chicos les impresionó muchísimo la capital rusa. Les parece una ciudad “imponente”, grande y muy limpia. “He tenido la fortuna de conocer muchas partes del mudo y creo que es una de las ciudades más limpias donde he estado”, comparte sus impresiones Javier. 

Javier Calero y Juan Ramón Monoy durante el paseo por el río, Moscú.Javier Calero y Juan Ramón Monoy durante el paseo por el río, Moscú.

“Tiene una infraestructura increíble. Los contrastes que hay entre las basílicas, las catedrales y otros edificios... Es como si se mantuviera una estructura antigua junto a los edificios nuevos, como la zona financiera. ”

Además de ser una ciudad llena de cultura y muy linda, Moscú les pareció muy segura.

“Su red de transporte parece muy adecuada”, cometa Juan sobre la infraestructura de Moscú. “Para ser una ciudad tan grande el transporte público funciona bien.”

Javier Calero y Juan Ramón Monoy en el corazón de Moscú.Javier Calero y Juan Ramón Monoy en el corazón de Moscú.

“Una ciudad que me parece que tiene ambiente, pero al ser tan grande no parecía que fuera a ser así”, destaca Javier.  

“Una vez que te metes en las callecitas te das cuenta de que es una ciudad muy alegre.”

Kazán

Kazán es una ciudad más pequeña y menos urbanizada que Moscú, pero a los hinchas mexicanos les pareció que también contaba con mucha alegría además de bonitas y agradables vistas.

Javier Calero, Memo Chávez y Juan Ramón Monoy delante de la mezquita, Kazán.Javier Calero, Memo Chávez y Juan Ramón Monoy delante de la mezquita, Kazán.

Les impresionó la multiculturalidad de Kazán. Les encantó la cultura y la arquitectura de la ciudad, entre la que destacan el kremlin y la mezquita.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.