¿Qué hacía un rompehielos soviético en Uruguay en plena Segunda Guerra Mundial?

El rompehielos “Mikoyán”

El rompehielos “Mikoyán”

Dmitry Debabov/RIA Novosti
‘Russia Beyond’ recuerda un episodio ocurrido en 1942, que hoy parece inverosímil.

El 12 de abril de 1942, en plena Guerra Mundial, los marinos soviéticos que acabaron de arribar a Montevideo, llevaron flores al monumento del fundador de Uruguay, José Artigas. Este episodio fue recordado por el periodista y vicedirector de la televisión estatal Rossía, Sergey Brilev, en su programa semanal Vesti v subbotu (“Las noticias del sábado”, en español). Sergey Brilev organizó una reconstrucción de aquella escena para recordar un episodio fascinante en la historia de Rusia y Uruguay.  

De la guerra civil española a Uruguay

Serguéi Serguéiev, un militar y marino soviético, que participó en la guerra civil española, fue nombrado el capitán del rompehielos Mikoyán en agosto de 1941. Serguéiev recibió una orden de Stalin para llevar el rompehielos desde Batumi hasta Vladivostok. Finalmente, fue decidido que el recorrido pasara por el océano Atlántico para evitar situaciones peligrosas que podría provocar Japón que ya había declarado la guerra a EE UU.

Al llegar a Montevideo (Uruguay interrumpió las relaciones diplomáticas con la URSS entre 1935 y 1943), los marinos rusos se encontraron ante la negativa de las autoridades uruguayas de dejarles entrar en el puerto. Fue Eugenio Gómez, secretario general del partido comunista de Uruguay y también jefe del sindicato de los obreros portuarios, quien amenazó a las autoridades del país con paralizar todo el puerto si no dejaban entrar al rompehielos soviético. Así fue resuelto el conflicto.

La historia de este trayecto se mantuvo en secreto hasta el año 1958. Los miembros de la tripulación firmaron una declaración en la que se comprometieron a no revelar los detalles de su recorrido.

LEE MÁS: Por qué Uruguay tiene una gran oportunidad con Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies