Cazas rusos MiG-35 en el cielo mexicano, ¿sueño o realidad?

Mig-35.

Mig-35.

migavia.ru
¿Es posible que dentro de unos cinco años los cazas rusos vuelen en el cielo mexicano?

Hace dos años las Fuerzas Armadas de México celebraron su centenario, pero el festejo de esta gran fecha fue entristecido por los datos que fueron anunciados. Según el Comandante de la Fuerza Aérea Mexicana, el general Carlos Antonio Rodríguez Munguia, dos de cada diez aviones deben ser reemplazados, ya que cuentan con más de 30 años de servicio.

La situación con los cazas-bombarderos de reacción es todavía más triste. De los 12 cazas F-5 II Tiger que fueron adquiridos a EE UU en 1982, solo se vieron tres durante el último desfile del Día de la Independencia de México.

Durante seis años del mandato de Felipe Calderón (2006-2012), cuando el presidente declaró la guerra a narcotraficantes, la aviación de las Fuerzas Armadas de México trabajaron con mayor intensidad, loque incluyó a los cazas F-5. Los “Tigres” interceptaban los aviones de narcotraficantes que pretendían cruzar la frontera de México desde Guatemala.

Hoy las autoridades de México reconocen que hay que sustituir los “Tigres”. El presidente Enrique Peña Nieto anunció la modernización a gran escala de las Fuerzas Armadas de México que se realizará para 2030. La modernización contará con tres etapas. Durante la última, que tendrá lugar entre 2025 y 2030, las Fuerzas Armadas de México adquirirán 24 aviones de caza para el control y la protección de los territorios fronterizos. Sin embargo, no se indica qué tipo de aviones sustituirán los cazas F-5 y, en realidad, si México convoca un concurso para la compra de cazas ligeros supersónicos, el ruso MIG-35 tendrá la oportunidad de luchar por volar en el cielo mexicano.

Los pros y contras

Mig-35. Fuente: Oleg V. Belyakov/AirTeamImagesMig-35. Fuente: Oleg V. Belyakov/AirTeamImages

Según los diseñadores del caza ruso, MiG-35 es más seguro, eficaz y barato que su “antecesor”, MiG-29. El coste del nuevo caza equivale a la mitad del coste de su “predecesor”. Es más, MiG-35 gana a sus rivales, al francés Rafale, al sueco Gripen y al americano F-16 en relación calidad-precio.

Sin embargo, a pesar de sus ventajas, no le resultará fácil entrar en el mercado mexicano. “Habrá que esforzarse mucho para conseguirlo. Hay varios factores que jugarán en contra de Moscú: la dependencia de México de EE UU, la falta de experiencia en la explotación de aviones rusos, las dificultades vinculadas con el entrenamiento de los pilotos y el personal técnico y además, el mantenimiento de aviones.

Por ejemplo, cuando los peruanos adquirieron los MiG-29 en 1990, tuvieron que enfrentarse a muchos problemas relacionados con el mantenimiento y el funcionamiento de los aviones. Rusia tiene que hacer una oferta especial para que los mexicanos elijan sus aviones”, comenta a RBTH el especialista del Centro de estudios de la sociedad en situaciones de crisis, Alexéi Krivopálov.

Según informó el director general de Mikoyán, Iliá Tarasenko, a la revista mexicana Forbes, la compañía rusa tiene como objetivo ampliar su presencia en el mercado latinoamericano y fomentar su relación con los países de la región.

MiG planea ir más allá de los suministros de la técnica militar y está dispuesto a ofrecer a México un generoso acuerdo offset que incluya no solo el mantenimiento de los aviones y el entrenamiento de los pilotos e ingenieros, sino también la producción del MIG-35 en el suelo mexicano.

En caso de que Rusia proponga a México iniciar la producción del caza en su territorio, las posibilidades de que el acuerdo se firme, serán mucho más altas, pero solo si la política no interfiere en el asunto.

“Las posibilidades del MIG son escasas. México depende demasiado de EE UU y no tiene enemigos potenciales. Su necesidad en cazas se limita a dos decenas de aviones. Es poco probable que el país que siempre compró tecnología norteamericana elija un avión ruso, que de momento no ha empezado la producción en serie. Es improbable que la idea de llevar el MiG a México funcione”, comenta a RBTH el editor jefe del portal “Paridad Militar”, Adrián Nikoláyev. 

A finales de enero la compañía rusa Mikoyán presentó al público su nueva creación: el MiG-35, un caza polivalente de generación 4++. Su fabulosa presentación tuvo lugar en la fábrica de Mikoyán y atrajo la atención de numerosos medios. Los jefes de la compañía anunciaron que hay interés por parte de varios países en adquirir el nuevo caza.

Lea más:

Mig-35: un caza aventajado en los combates aéreos

Rusia dispuesta a vender a Perú cazas de cuarta generación

El ejército ruso contará con cazas de quinta generación en 2018