Shilinsky, el cómico ruso que revolucionó el cine mexicano

El dúo Shilinsky (izquierda) y Manolín.

El dúo Shilinsky (izquierda) y Manolín.

Dominio público
Amigo y pariente de Cantinflas, el comediante de origen ruso se quedaba en la sombra de Mario Moreno, hasta que formó parte del dúo “Manolín y Shilinsky”, que entró en la historia del cine mexicano.

La historia del éxito de Estanislao Shilinsky, nacido en el Imperio ruso en 1911, empieza en el México de los años 1920. Shilinsky llegó a la tierra de los mayas formando parte del circo ruso y  decidió quedarse.

En México conoció a otro inmigrante ruso, Grigori Ivanov, quien fuera fundador de “Carpa Valentina”. A pesar de que era un teatro callejero muy humilde (solo contaba con un pequeño escenario y unas sillas que formaban un par de filas), cosechó un éxito impresionante. Los teatros callejeros en aquella época fueron una diversión muy barata y, por lo tanto, muy popular. Shilinsky se unió al grupo de Ivanov y más tarde se casó con una de sus hijas, Olga.

Pariente de Cantiflas

En 1929 la “Carpa Valentina” recibió a otro joven llamado Mario Moreno. En aquel entonces nadie conocía el nombre de este comediante que décadas más tarde se convirtió en una de las figuras más conocidas de México y recibió el Globo de Oro y el reconocimiento de Hollywood.

Mario Moreno se integró en la “Carpa Valentina” para perfeccionar su estilo de comediante. La leyenda dice que un día, cuando salió al escenario, le entró el pánico. Su monólogo se hizo incoherente y caótico, lo que provocó risas en la sala. “¡Cuánto inflas!”, gritó alguien del público. Dicen que fue así como al joven comediante se le ocurrió adoptar el nombre de Cantinflas. La otra leyenda dice que fue el inmigrante ruso quien ayudó a Cantinflas a dar los primeros pasos en el cine y a quien realmente se debe el éxito de su personaje.

Cantinflas (Mario Moreno). Fuente: Kinopoisk.ruCantinflas (Mario Moreno). Fuente: Kinopoisk.ru

Las vidas de Cantinflas y Shilinsky se entrelazaron desde principio. Más tarde, al interés profesional que les unía se sumó también el vínculo familiar, cuando Mario Moreno se casó con otra hija de Grigori Ivanov, Valentina.

Mario Moreno debutó en cine en 1936, un año después protagonizó la película ¡Así es mi tierra!, donde Shilinsky también interpretó un papel de reparto. Curiosamente, esta película fue dirigida por otro inmigrante ruso, Arkadi Boytler, que huyó de su país después de la Revolución de 1917.

El éxito de Manolín y Shilinsky

Mientras Cantiflas cosechaba éxito, Shilinsky tenía que conformarse con los papeles secundarios durante varios años, hasta que a finales de la década de 1940 se cruzó con Manuel Palacios, conocido como Manolín.

El dúo Manolín y Shilinsky formado por estos dos cómicos entre 1945 y 1977, entró en la historia del cine mexicano. Manolín representaba a un tonto, mientras que Shilinsky hacía el papel de listo que se veía obligado a aguantar las bobadas de su amigo. La frase favorita de Manolín “fíjate qué suave” más tarde dio nombre a una película protagonizada por el dúo. Shilinsky fue un buen cantante, tocaba muy bien la guitarra y el violín. El dúo grabó decenas de canciones y protagonizó varias películas con música original que les daba un toque especial, inalcanzable para otros cómicos mexicanos.

Estanislao Shilinsky falleció en México en 1985.