“Rusia es nuestro aliado para el desarrollo integral de Bolivia”

Dr. Silverio Chávez, director de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear.

Dr. Silverio Chávez, director de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear.

DPA/Vostock-Photo
RBTH habla con el Dr. Silverio Chávez, director de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN).

— En su opinión, ¿qué importancia tiene la construcción del Centro de Investigación Nuclear de El Alto para Bolivia? ¿En qué campos puede ser útil la energía atómica?

— En 2013 el presidente Evo Morales reunió a todos los científicos bolivianos y anunció su intención de utilizar la energía nuclear con fines pacíficos. El Centro de El Alto responde a las necesidades del pueblo boliviano. Habrá proyectos de investigación para los enfermos de cáncer. Actualmente las personas que tienen dinero pueden ir a tratarse a países vecinos como Brasil, Perú, Chile o Argentina, pero el resto no, porque en Bolivia carecemos de un ciclotrón que detecte tumores cancerígenos.

Gracias a la instalación en El Alto contaremos con el mejor detector de tumores cancerígenos en pequeñas dimensiones. No es simplemente un equipo para realizar investigaciones sino que también tendrá una aplicación médica.

— ¿Qué productos agrícolas se beneficiarán de la construcción del Centro?

— Habrá un irradiador de alimentos multipropósito que permitirá prolongar el tiempo de maduración de frutas y cereales. Esto facilitará la exportación porque se trata de un procedimiento inocuo que libra de insectos y parásitos a los alimentos, tal y como exige la Organización Mundial de la Salud.

Así, los plátanos, naranjas, mandarinas o nuestro grano de oro, la quinua, llegarán con más facilidad a otros mercados internacionales.

El proyecto se va a instalar en Bolivia gracias a la voluntad y la cooperación del gobierno ruso. Será un Centro de Investigaciones Nucleares novedoso para Latinoamérica.

— ¿Cree que la construcción del Centro en El Alto puede favorecer el acercamiento entre Bolivia y Rusia?

— Por supuesto. Rusia es un país solidario con otro que está en vías de desarrollo y la población boliviana así lo entiende. Es un país que está cooperando fuertemente, como decimos nosotros, es nuestro aliado para el desarrollo integral de Bolivia.

Además del Centro de Investigación Nuclear tenemos que impulsar la formación. En nuestras universidades no se forman todavía médicos, físicos o agrónomos especializados en el ámbito nuclear. Hay un programa boliviano que contempla la construcción de un reactor escuela, dedicado exclusivamente a la investigación. La construcción también estará a cargo de la empresa Rosatom.

— ¿Cómo valoran en Bolivia los avances tecnológicos de Rusia?

— Es un país con gran desarrollo científico, famoso por sus investigaciones y escuelas así como por el apoyo de la industria. Cada vez se crean más centros de investigación y se crean productos que tienen una aplicación beneficiosa.

— Sabemos que Rusia ha ofrecido a Bolivia su ayuda para formación de personal. ¿Tienen interés los jóvenes bolivianos en ir a Rusia para formarse en materia nuclear?

— Nuestros nuevos profesionales quieren responder a las necesidades del mundo globalizado del siglo XXI. Es decir, el mundo de las nuevas tecnologías. Nuestras universidades carecen de posgrados que puedan responder a estas necesidades y Rusia nos apoya para superar esto. Para el próximo año queremos que vayan a estudiar a Rusia profesionales y que se especialicen en el ámbito nuclear.  En Bolivia no hay radiobiólogos, es decir, biólogos que utilizan radiaciones en sus investigaciones. Tampoco hay físicos nucleares capaces de hacer uso de esta energía con fines diferentes, ni médicos que hagan tratamientos oncológicos, en un momento en el que estamos creando hospitales oncológicos en nuestro país.