¿Pueden Rusia y Uruguay incrementar el intercambio comercial?

shutterstock
El año pasado Uruguay se convirtió en el segundo exportador de carne bovina a China, si valoramos la cantidad de toneladas de carne exportada. En un futuro próximo los productores uruguayos pueden cosechar el mismo éxito en el mercado ruso.

Rusia está dispuesta a aumentar las importaciones de carne bovina, leche, fruta y verdura de Uruguay. Así lo anunció el Ministerio de Agricultura de Rusia en febrero de este año.

Esta decisión se hizo pública tras el encuentro del viceministro de Agricultura, Serguéi Levin, con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre Lombardo. Según Levin, “la parte rusa también pretende ampliar las importaciones de aquellos productos agrícolas (principalmente fruta y verdura) en cuya producción Uruguay cuenta con ciertas ventajas climatológicas”.

Sin embargo, el mercado chino resulta por ahora más atractivo para los productores uruguayos. El año pasado las importaciones de carne al gigante asiático se multiplicaron por dos, mientras que el país eslavo compra más queso que carne a Uruguay.

Cuánto exporta Uruguay a Rusia

Durante la ronda de negocios “Rusia-América Latina” celebrada en Montevideo el  pasado marzo, el jefe del Servicio Federal para el Control Veterinario y Fitosanitario de Rusia, Serguéi Dánkvert, admitió que la compra de carne de vaca a los países latinoamericanos se prolongará al menos durante los próximos diez años; hasta que el país euroasiático consiga desarrollar la producción nacional.

Según Dánkvert, los países latinoamericanos han sabido provechar la oportunidad que se les ha presentado tras el embargo de Rusia a los productos procedentes de Europa y EE UU, y han ampliado las exportaciones de productos lácteos y sobre todo, quesos.

“Argentina y Uruguay, a diferencia de Nueva Zelanda, por ejemplo, han ocupado un nicho importante en este sector”, explicó el político ruso. Sin embargo, según datos del Servicio Federal para el Control Veterinario y Fitosanitario de Rusia, Uruguay suministró a Rusia 7.000 toneladas de queso en 2015, una  cantidad cuatro veces inferior a las exportaciones de queso desde Argentina.

Por su parte, el director general del Centro Ruso de Exportación, Piotr Fradkov, afirmó en una entrevista a RBTH que “en los últimos años las relaciones entre Rusia y los países latinoamericanos, como Argentina, Brasil, Cuba y Uruguay se desarrolla de forma muy intensa”.

Los expertos del Instituto Bering-Bellingshausen para las Américas fundado en Montevideo, destacaron que Uruguay es el país con más potencial y posibilidades para convertirse en un “puente comercial” entre América Latina y Rusia.

Según datos del Ministerio de Industria y Comercio de Rusia, el país eslavo exporta a Uruguay fertilizantes (el 43,9% del total de las exportaciones), productos químicos (17%), sal y azufre (14,4%).

Al mismo tiempo, Rusia compra a Uruguay productos lácteos (el 49,5% del total de las importaciones del país), carne (33,8%), fruta y nueces (6,6%). Los expertos de la empresa “Exportadores de Rusia” señalan que en la primera mitad del año 2015 el intercambio comercial fue de 59 millones de dólares. El volumen ha bajado en un 64% en comparación con el mismo período del año anterior.

El 2013 fue el año de mayor intercambio comercial. Moscú adquirió productos uruguayos por un valor de 423 millones de dólares y las exportaciones constituyeron 201 millones de dólares. La tendencia general es que Rusia compre más a Uruguay.

Principales obstáculos

Según los datos del Ministerio de Industria y Comercio de Rusia, las exportaciones de carne de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay (los cuatro países latinoamericanos que representan la mayor parte de las exportaciones cárnicas a Rusia) han disminuido en 264.000 toneladas en los primeros diez meses del 2015  con respecto a 2014.

Así, Uruguay exportó a Rusia 2.300 toneladas de carne bovina en 2015, mientras que un año antes las exportaciones constituyeron 66.500 toneladas. Los expertos creen que la volatilidad del rublo y la reorientación de los productores uruguayos hacia el mercado chino son las causas principales de esta rebaja.

En este momento, China compra un 40% de toda la carne que se produce en Uruguay. En 2009 Brasil fue uno de los principales exportadores de carne bovina a China, pero fueron detectadas sustancias peligrosas en la carne brasileña y los productores de Australia y Uruguay ocuparon este nicho. En 2015 la cuota de Uruguay en el mercado chino de la carne bovina importada sustituyó un 26%. De esta forma, Uruguay se convirtió en el segundo exportador de carne a China, solo por detrás de Australia. Sus exportaciones cárnicas constituyeron más de 123.000 toneladas.

Por otro lado, los países de la UE son otro competidor para Rusia en el mercado uruguayo. En abril anunció que está dispuesta a ofrecer a algunos países de América Latina cuotas para las importaciones de los productos agrícolas.

El crecimiento de las exportaciones de Uruguay a Rusia depende, en gran medida, de los ingresos de los consumidores rusos que, a su vez, dependen del precio de petróleo.

En marzo de este año el ministro Tabaré Aguerre Lombardo afirmó que si el precio del barril vuelve a 60 o 70 dólares, Rusia se convertirá en uno de los seis principales socios comerciales de Uruguay. “En 2011 y 2012 Rusia fue nuestro principal comprador de carne. Hoy esas cifras han bajado notablemente, pero en los últimos meses hemos avanzado en cuestiones que tienen que ver con el permiso de suministro de carne de alta calidad”, dijo el ministro durante la ronda de negocios “Rusia-América Latina” celebrada en Montevideo.

Al mismo tiempo, los expertos uruguayos señalan el crecimiento de las exportaciones de quesos curados a Rusia.

En este momento, la cuota de importación de carne uruguaya a Rusia es de 3.000 toneladas. Sin embargo, a principios de este año las partes acordaron mantener los aranceles en el mismo nivel, en un 15%, incluso en caso de que los productores uruguayos superen la cuota. Para los demás es del 50%, lo que aumenta el precio de la carne.

Las relaciones ruso-uruguayas no se limitan al suministro de productos agrícolas. En abril de este año ambos países acordaron firmar un acuerdo de cooperación militar, lo que probablemente ocurra en septiembre. Así lo anunció el Subsecretario de Defensa Nacional de Uruguay, Jorge Menéndez. Además, el contenido de este acuerdo, según el subsecretario uruguayo, ya fue analizado y acordado entre las partes. En el Ministerio de Defensa de Rusia señalan que ambos países están interesados en desarrollar sistemas de seguridad global y local. Sin embargo, todavía no está claro si Rusia suministrará la técnica militar en el marco de este acuerdo.

El texto fue elaborado especialmente para la revista Mercadeo (Uruguay).

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies