“La pérdida del mar es una pérdida de utopías”

El músico Boris Romer Yakovenko canta desde Bolivia

El músico Boris Romer Yakovenko canta desde Bolivia

servicio de prensa
El pasado 23 de marzo, Día del Mar en Bolivia, en varios canales importantes de televisión se lanzó el video Háblame del mar marinero. Fue una grata sorpresa para el gran público por el retorno de Zulma Yugar, la calidad del trabajo y por el hecho de que en los 10 años de la presidencia de Evo Morales el tema del mar ha ganado un importante lugar mediático. Lo curioso es que uno de los protagonistas del vídeo (y el autor de las letras del rap) es un boliviano de origen soviético, Boris Romero Yakovenko. En una entrevista exclusiva con RBTH el artista cuenta cómo surgió la idea del vídeo y por qué él decidió participar en esta aventura.

Boris Romero Yakovenko nació en 1976 en Járkov (que en aquel entonces formaba parte de la Unión Soviética). Llegó a Bolivia en 1990 donde reside actualmente. Desde 1997 publica cuentos y poesía. Se considera un precursor del rap boliviano en castellano y quechua. Es miembro del grupo musical ARdúo ConTexto. 


— Esta idea, ¿es un tributo al mainstream político o un impulso personal?

— Este trabajo que Ardúo ConTexto comparte con Zulma Yugar tiene un caractér más bien personal. Una visión muy nuestra del asunto del mar. En realidad la iniciativa es de Zulma Yugar, quien retorna tras cinco años de pausa en su carrera artística, con un álbum que incluye una reedición, un tanto fuera de los esquemas establecidos por la mezcla novedosa de folklore y rap, de la canción Háblame del mar marinero en la que participamos Martin Arias y yo, como Ardúo ConTexto.

— Usted canta el sueño boliviano, pero ¿se considera a sí mismo boliviano?

— ¡Cómo no! Mi padre era boliviano. ¡Yo también soy boliviano! Si bien nací en la República Socialista Soviética de Ucrania, lo que me otorga mi origen natural soviético. Desde 1990 año en el que arribo a mis catorce años a Bolivia, aprendo el español, idioma del que yo me enamoro, idioma con el que yo emito mi mensaje… El mismo idioma además, que despierta en mi una suerte de conciencia latinoamericana.

— En el continente latinoamericano existen muchos conflictos limítrofes, ¿cree que el tema del mar entre Bolivia y Chile tiene características peculiares?

— Por supuesto, es por eso que caló tan fuerte en las fibras más intimas de cada boliviano, puesto que la pérdida del mar está asociada, yo diría en un nivel hasta subconsciente, a la pérdida de utopías. Utopías tan necesarias y propias de toda juventud.

El tema marítimo es el tema que ejerce la mayor cohesión entre el pueblo boliviano. Pero a la vez considero que el enfoque interno con el que se ha manejado el mismo no es el más adecuado. Me refiero a que desde temprana edad en Bolivia se inocula una suerte de odio al pueblo chileno como respuesta al resultado de una guerra desproporcionada e injusta, donde Bolivia pierde su costa.

En ese sentido tu pregunta es acertada, porque dadas las peculiaridades del problema, pretendo dar un giro enfatizando que las guerras siempre son un producto de intereses ajenos a los intereses de los pueblos. Que podemos resolver cualquier problema elevando este sentimiento genuino de hermandad de los pueblos latinoamericanos hasta convertirlo en política de Estado.

— ¿Cuál es su papel como artista en este video? ¿Ha sido coordinado su lanzamiento con las autoridades bolivianas?

— El tema del mar está en el sentir de cada boliviano, solo que quizá el momento de hoy sea más oportuno, dado que el mundo esta atento a lo que suceda con nuestra demanda jurídica internacional. Se ha generado un escenario internacional donde nosotros, los artistas, no podemos ser indiferentes, pienso yo, y desde el escenario debemos emitir nuestro criterio a travéz de la musica. En cuanto a las autoridades, hasta ahora no hemos recibido ninguna opinión, ni se produjo ningún acercamiento por parte de ellas.

— ¿Por que eligió el rap para su mensaje? ¿Pretendía subir el tono?

— En principio, existe un prejuicio contra el rap que a menudo se asocia con la agresividad. Pero literamente rap significa rhythm and poetry (ritmo y poesía). En este sentido, la intención fue acercar a la juventud a esta causa de la reivindicación marítima y darle a este tema un enfoque nuevo.

Qué mejor hacerlo además desde el folclore, que cada vez atrae a más jóvenes. Descontando que siempre es mejor hacer una canción con alguien que sabe cantar (se ríe). Además la voz de Zulma, una de las embajadoras más trascendentes del folclore boliviano, en esta su adaptación del bellísimo poema de Alberti, se puede con mucha facilidad combinar con un mensaje conciliador de los raperos.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies