Kamaz corre hacia América Latina

camiones kamaz

camiones kamaz

El legendario fabricante de vehículos de carga Kamaz busca nuevas posibilidades de crecimiento para la compañía. En el programa de su desarrollo estratégico hasta 2020, Kamaz menciona como una de sus prioridades el espacio latinoamericano, donde conocen bien la marca.La buena fama en los países latinoamericanos se debe a los vehículos de carga y maquinaria especial y, sobre todo, a la participación de estos vehículos en el Rally Dakar.

En 13 ocasiones consecutivas el equipo de camiones Kamaz ha salido vencedor en este exigente rally, famoso por sus extensiones de arena casi insalvables, relieve impredecible y calor extenuante. Este hecho habla por sí solo y demuestra que los Kamaz están especialmente fabricados para poder desenvolverse en las condiciones climáticas de América del Sur.

Además de sus famosos camiones, fiables y sin grandes complicaciones de mantenimiento, Kamaz tiene mucho más que ofrecer a los países de América Latina. La compañía cuenta con su propia producción de autobuses, desde vehículos de clase turista hasta otros de capacidad media y baja para transportes urbanos, que ya han demostrado su buen funcionamiento en América Latina.

En 2012, Kamaz inició la fabricación de autobuses en Colombia bajo su propia marca, convirtiéndose en el primer suministrador de autobuses con transmisión automática en este país. Los vehículos se fabrican a partir de un chasis desarrollado especialmente por los diseñadores de Kamaz para las condiciones locales. Sobre esta base, en la fábrica Busscar del departamento Risaralda, se lleva a cabo el ensamblaje final. También hace varios años que se suministran chasis de Kamaz a Venezuela.

Según el director general de la compañía, Sergéi Kogogin, a finales de 2014 se iniciaron negociaciones activas con Argentina sobre la construcción de una planta para la fabricación en cadena de vehículos.

En septiembre de 2014, Kamaz puso en marcha una empresa conjunta en Perú para la fabricación de autobuses turísticos basados en los chasis de los vehículos de carga Kamaz 4308.

Durante la visita oficial a Perú en mayo de este año, el presidente de la república de Tartarstán, Rustam Minnijánov, propuso estudiar las posibilidades para la fabricación de autobuses basados en el chasis de Kamaz y otro tipo de maquinaria, incluyendo vehículos que utilizan gas natural como combustible, algo especialmente relevante para el transporte público.

Además, en los años 70 y 80, se suministraban activamente desde la URSS a Bolivia para ser utilizados en los yacimientos mineros. Desde entonces han pasado casi 40 años, pero en las webs bolivianas hasta ahora se pueden encontrar anuncios como: “vendo camión Kamaz. En buen funcionamiento”.

Un motor mucho más ecológico

La filial Nefaz cuenta en su línea de producción con autobuses urbanos de piso semi-bajo y gran capacidad, con un nuevo motor Mercedes-Benz de estándar ecológico Euro-5 que funciona con gas natural comprimido. En calidad de autobuses urbanos de clase media, Nefaz ha desarrollado dos autobuses basados en el autobús urbano de piso bajo NEFAZ-52994. El primero es una modificación 40-51 con un nuevo motor Mercedes-Benz Euro-5, y el segundo, la modificación 40-42, tiene un motor Cummins de clase Euro-4.

En 2011, Nefaz y la empresa brasileña Marcopolo crearon la producción conjunta de autobuses urbanos de clase menor “Bravis”, que funcionan con combustible de gas (metano).  Los “Bravis” ya circulan por las carreteras rusas. Antes de 2020, la mitad del transporte público de Rusia debe de ser de combustible de gas, que tiene muchas más ventajas que el diésel.

El gas natural como combustible para motor es ecológico. Según datos del grupo empresarial Metan Energiya las emisiones de monóxido de carbono en comparación con las normativas del estándar Euro-4 se reducen 200 veces, los óxidos de nitrógeno, entre una y media y dos veces, y los hidrocarburos, entre dos y tres.

El metano prolonga la vida útil del motor, ya que no se ve afectado por las bajas temperaturas y no elimina la cobertura de aceite de los pistones del motor.

Además, en calidad de combustible, es mucho más barato que la gasolina: el coste de un recorrido de 100 km para un autobús a gas natural comprimido es casi 2,3 veces menor que para un autobús que use combustible diésel. Por ello, el paso del transporte público al gas natural hará más barato el transporte de pasajeros.

 

 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Pincha en  y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies