Expertos rusos analizan las elecciones francesas

En caso de que gane, Le Pen tendrá una actitud mucho más amistosa hacia Rusia, afirman los expertos.

En caso de que gane, Le Pen tendrá una actitud mucho más amistosa hacia Rusia, afirman los expertos.

Reuters
Expertos rusos consideran que Macron será más duro con Moscú que Hollande. Por su parte, reconocen que Macron tiene más opciones que Marine Le Pen pero no descartan una posible victoria de la candidata.

Aunque se presente a sí mismo como nuevo en el mundo de la política y que evita la división tradicional entre izquierda y derecha, Emmanuel Macron es el candidato del establishment francés, el candidato mainstream, declara a RBTH Yuri Rubinski, director del Centro de Investigaciones Francesas del Instituto Europa de la Academia Rusa de Ciencias. El experto explica que una muestra de ello es el apoyo que ha recibido Macron por parte del socialista Benoît Hamon y del conservador François Fillon tras la victoria en la primera vuelta.

Andréi Súzdaltsev, vicedecano de la facultad de Política Mundial de la Escuela Superior de Economía considera que es un candidato sintético, compuesto por diferentes facciones políticas. En este sentido le recuerda a una construcción de Lego. Combina elementos de los socialistas y del centro y como globalista, Macron se orienta hacia Washington y Berlín, como centros de poder.

Emmanuel Macron. Fuente: ReutersEmmanuel Macron. Fuente: Reuters

Este experto no duda de que Macron seguirá los pasos de la política exterior alemana y de que las relaciones entre Berlín y Moscú son ya bastante ásperas.

Por eso está bastante seguro de que Macron, si es presidente, será menos benévolo con Moscú que su antecesor, François Hollande. Al mismo tiempo, los expertos señalan que Macron es un tecnócrata y un pragmático, por lo que examinará las posibilidades y es poco probable que trate de dar un giro radical a las relaciones con Rusia.

Le Pen y el estatus de Francia como gran potencia

En cualquier caso, es obvio que las relaciones con el Kremlin no son una cuestión prioritaria para los políticos franceses. Tal y como señala Rubinski, la principal línea divisoria entre Macron y Le Pen se da entre “el globalismo y el patriotismo” y entre “el progresismo y el conservadurismo”.

Súzdaltsev apunta las diferencias de raíz entre los dos candidatos. Según su opinión, Le Pen ofrece a Francia la oportunidad de emerger “del embrollo en que está envuelta como gran potencia”. El experto cree que Francia desempeña cada vez un papel menos relevante en el ámbito internacional.

Las opciones de Le Pen para ganar las elecciones

Los expertos consideran que aunque Macron tenga muchas más opciones para ganar en la segunda vuelta no se puede descartar una victoria de la hasta ahora candidata del Frente Nacional. Todos recuerdan el inesperado éxito de Donald Trump en las elecciones estadounidenses de noviembre y como casi todos los analistas auguraban una victoria de Hillary Clinton.

En caso de que gane, Le Pen tendrá una actitud mucho más amistosa hacia Rusia, afirman los expertos. Recuerdan su reciente visita a Moscú y el encuentro que mantuvo con Vladímir Putin. Al mismo tiempo, apuntan que Le Pen no sería una proyección de la voluntad de Moscú sino que llevaría a cabo una política independiente.

Marine Le Pen. Fuente: ReutersMarine Le Pen. Fuente: Reuters

Los expertos señalan una serie de cuestiones sobre las opciones de Le Pen para conseguir la victoria. En opinión de Rubinski es importante que Jean Luc Melenchon, candidato de izquierda y líder de Francia Insumisa, que ha cosechado cerca del 20% de los votos, no haya pedido públicamente el voto para ninguno de los candidatos. La totalidad de sus votantes podrían apoyar a Le Pen, como candidata que está fuera del sistema. El experto cree también que Le Pen obtendrá una parte de los votos de los otros candidatos que participaron en la primera ronda, tanto de la derecha como de la izquierda. Sobre todo de las “capas populares”, que suelen ser de izquierda. “Una parte significativa de los más vulnerables socialmente, electores descontentos, votan al Frente Nacional como protesta”, señala el analista. 

Le Pen cuenta con una cierta reserva de posibles electores, afirma Súzdaltsev. Llama la atención sobre el 20% de los votantes que no fueron a las urnas el pasado domingo. Entre los que no participaron en la votación hay partidarios del Frente Nacional. Según el experto, muchos de ellos podrían movilizarse para la segunda ronda.

La peculiaridad de su comportamiento electoral se debe a que no anuncian sus simpatías políticas debido a la mala reputación política que actualmente tiene Le Pen en la sociedad francesa.

Sin embargo, en la segunda ronda, cuando se llega al apogeo de la pasión política, pueden ir a las urnas. Al mismo tiempo, Ígor Bunin, director del Centro de Tecnologías Políticas, cree que también juega a favor de Le Pen el hecho de que se abstengan de votar al centrista Macron los votantes de derecha y que ella gane por ese absentismo de la derecha.