Cómo responderá Rusia al ataque de EE UU contra la base aérea siria

Reuters
Según los expertos rusos, en respuesta al ataque estadounidense Moscú podría interrumpir su cooperación con EE UU en la lucha contra los terroristas del Estado Islámico.

EE UU ataca Siria con misiles de crucero 

Los destructores estadounidenses Ross y Porter atacaron con 59 misiles de crucero Tomahawk la base aérea Shairat, a las afueras de la ciudad de Homs. Washington explica sus acciones alegando que estas eran una “respuesta proporcionada” al ataque químico contra los habitantes de la provincia de Idlib cometido presuntamente por las tropas de Asad.

Según informa a RBTH el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa, los buques estadounidenses han destruido instalaciones militares de gran importancia para las Fuerzas Aéreas de Siria en esta región: pistas de despegue y aterrizaje, estaciones de servicio y aviones MiG-23 que se encontraban en los hangares de la base aérea. Después del ataque de misiles, los guerrilleros del Estado Islámico y del Frente al-Nusra pasaron al ataque contra las posiciones del ejército sirio.

Ígor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia. Fuente: RIA NovostiÍgor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia. Fuente: RIA Novosti

Sin embargo, según el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, el Pentágono había informado previamente al Ministerio de Defensa de la Federación Rusa sobre el ataque que estaba preparando. Gracias a ello, los sistemas rusos de defensa antiaérea como los sistemas S-400 permanecieron inactivos cuando los misiles de crucero Tomahawk pasaron volando junto a ellos.

“Estábamos informados del ataque. Además, entre Moscú y Damasco existe un acuerdo sobre la división de funciones en Siria y los sistemas rusos de defensa antiaérea se encargan de proteger únicamente a los soldados y la técnica de Rusia. De la protección de las bases sirias responden únicamente las tropas locales de defensa antiaérea” –comenta a RBTH el investigador del instituto de Estados Unidos y Canadá de la Academia Rusa de Ciencias Serguéi Rógov.

La reacción del Kremlin

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, opina que el ataque de EE UU es una agresión contra un Estado soberano que va contra las bases del derecho internacional con un pretexto falso, según informaba a los medios de comunicación rusos el secretario de prensa del presidente, Dmitri Peskov.

Peskov subraya que el ejército sirio no tiene armas químicas, ya que todas ellas fueron destruidas en 2016 con la supervisión de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) de la ONU.

“Según Putin, el hecho de que se ignore completamente que son los terroristas quienes utilizan armas químicas solo empeora aún más la situación” –señalaba Peskov.

Los destructores estadounidenses atacaron con 59 misiles de crucero Tomahawk la base aérea Shairat. Fuente: ReutersLos destructores estadounidenses atacaron con 59 misiles de crucero Tomahawk la base aérea Shairat. Fuente: Reuters

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha declarado que el ataque contra la base siria dañará unas relaciones ya de por sí complicadas entre Rusia y EE UU. En respuesta a ello, Moscú interrumpirá la vigencia del acuerdo bilateral para evitar conflictos entre militares rusos y estadounidenses en Siria.  

Según los expertos, el Kremlin exigirá una asamblea urgente del Consejo de Seguridad de la ONU como respuesta a las acciones de EE UU, pero no emprenderá ninguna medida de agresión militar.

Qué sucederá ahora 

Los analistas rusos opinan que el ataque de la Armada de EE UU es una medida puntual: hace unos años, el actual jefe de la Casa Blanca criticó la política agresiva de su país en Siria declarando que esta actitud solo provocaría consecuencias negativas para Washington.

“De nuevo, me dirijo a nuestro loco líder: no ataques Siria - Si lo haces, ocurrirán muchas cosas malas y de esta lucha, Estados Unidos no obtendrá nada” –escribía Donald Trump en Twitter dirigiéndose a Barack Obama.

Según Rógov, la decisión del presidente de EE UU de emprender el ataque de misiles parece una reacción impulsiva del empresario, y no un acto político. “Trump suele improvisar. Este acto pone de manifiesto la capacidad de decisión del presidente de EE UU y mostrará a toda la sociedad estadounidense que Trump no mantiene ni se plantea iniciar ninguna relación amistosa con Rusia”-añade el investigador de la Academia Rusa de Ciencias.

El ataque de EE UU contra la base aérea siria. Fuente: Mikhail Voskresensky/RIA NovostiEl ataque de EE UU contra la base aérea siria. Fuente: Mikhail Voskresensky/RIA Novosti

Además, la presencia de la aviación rusa en Siria no permitirá a EE UU repetir el “escenario de Libia”.

“La introducción de una zona de exclusión aérea limitaría las acciones del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa y provocará un grave conflicto con Rusia. Washington no asumirá un riesgo tan algo, de modo que esta posibilidad está descartada, así como una operación terrestre de las tropas estadounidenses” –opina el profesor del departamento de relaciones internacionales de la Escuela Superior de Economía, Timoféi Bordachov.

El experto añade que los estadounidenses esperarán la reacción de Rusia antes de emprender nuevos ataques. “Nuestra respuesta será bastante contenida, condenaremos los actos del Pentágono y convocaremos una asamblea urgente del Consejo de Seguridad de la ONU, pero no llevaremos a cabo ninguna medida de agresión militar” –declara Bordachov.