Un mes de Donald Trump de presidente, ¿hay mejoras para Moscú?

Donald Trump en una rueda de prensa en Washington, el 16 de febrero de 2017.
Donald Trump en una rueda de prensa en Washington, el 16 de febrero de 2017. / Reuters
Este 20 de febrero se cumple de un mes después de que Trump haya tomado el puesto de presidente de los Estados Unidos. En lo que va desde ese momento, el nuevo presidente sigue sin derogar las sanciones antirrusas ni tampoco ha cambiado de parecer con respecto a Crimea.

1. ¿Ha habido contacto entre Putin y Trump? ¿Cuándo se reunirán?

Hasta el momento ambos han mantenido una conversación telefónica. Según información de Reuters, el pasado 28 de enero estuvieron hablando durante 45 minutos. Trump calificó dicha conversación como “muy amable”.

El Kremlin no se mostró tan emocional en su valoración y afirmó que “la charla había sido positiva y profesional”. Los dos líderes hablaron sobre los problemas mundiales más candentes: desde la situación de Ucrania hasta el programa nuclear de Corea del Norte. Asimismo, trataron la cuestión de una “coordinación real de acciones entre EE UU y Rusia para terminar con la coalición del Estado Islámico en Siria”.

Putin y Trump acordaron que encargarían a sus subordinados designar un lugar y un fecha para reunirse en persona. El secretario de prensa del presidente ruso, Dmitri Peskov, comunicó el pasado 13 de febrero que se encontrarían en julio, durante la cumbre del G-20 en Alemania. Hasta el momento no hay información sobre un posible encuentro más temprano.

2. ¿Qué está pasando con las sanciones contra Rusia?

Se desconocen los detalles sobre lo que significa “reestablecimiento de las relaciones comerciales y económicas”, que dijeron Trump y Putin. Lo que es evidente es que es imposible que se dé sin derogar las sanciones que EE UU ha impuesto a Rusia en el marco de la crisis ucraniana.

Lo único que de momento se ha hecho respecto a las sanciones proviene por parte del Ministerio de Finanzas de EE UU , que ha levantado la prohibición de que las compañías norteamericanas contacten con el Servicio de Seguridad Ruso para obtener permisos de exportación productos electrónicos. Según los medios rusos, las sanciones contra el Servicio de Seguridad dificultan el abastecimiento de este tipo de productos ya que el departamento de intereses de seguridad controla la importación de todos los dispositivos de encriptación.

Con anterioridad, Trump había vinculado la derogación de las sanciones antirrusas con la firma de acuerdos con Moscú sobre la futura reducción de armamento nuclear. De momento este ofrecimiento continúa estancado.

3. ¿Ha cambiado la visión de Trump sobre la pertenencia de Crimea?

Trump y su equipo han empezado a abordar el tema desde otra perspectiva. Antes, durante la precampaña electoral, el candidato republicano anunció que la reunificación de Crimea a Rusia es el resultado de la elección de los propios crimeos, que habían optado por formar parte de Rusia. Además, como anunció el candidato a la presidencia, los intentos de devolver la península a Ucrania podrían suponer una Tercer Guerra Mundial, una afirmación que asustó al pueblo norteamericano.

Hace unos días, la Casa Blanca se pronunció de manera diferente sobre Crimea. El secretario de prensa, Sean Spicer, anunció que el presidente “espera que Rusia colabore en la distensión de la situación de Ucrania y devuelva Crimea”. Poco después Trump escribió en Twitter: “Crimea fue arrebatada por Rusia durante el mandato de Obama. ¿Fue Obama demasiado indulgente con Rusia?”. Esta fue su primera declaración sobre Crimea después de ostentar el cargo, si bien, más que al asunto de Crimea, este tuit va dirigido a Obama y a las inculpaciones de Trump por mostrar simpatía hacia Moscú.

4. ¿Ha cambiado la visión que Trump tiene de la OTAN?

La nueva administración también ha experimentado transformaciones en cuanto a su relación con la Alianza del Atlántico Norte. En una entrevista a las revistas Bild y Times, publicadas el pasado 16 de enero, Trump calificó a la OTAN como una organización anticuada y recalcó su juicio sobre la cantidad de problemas que esta alberga. Al mismo tiempo, añadió que la Alianza es “muy importante”.

Durante la precampaña electoral, Trump puso en duda el principio fundamental de la organización y el artículo 5 sobre la necesidad de defensa colectiva en caso de ataque contra uno de los miembros de la Alianza. Declaró que posición de Estados Unidos sobre esta obligación podría revisarse si los estados miembro no aumentan los pagos al presupuesto de la Alianza.  

Al mismo tiempo, en el encuentro que tuvo lugar en Bruselas entre los miembros de defensa de los países de la OTAN, el nuevo jefe del Pentágono, James Mattis, anunció “la Alianza sigue siendo un pilar básico para EE UU y toda la comunidad transatlántica”.

Sin embargo, al igual que en las afirmaciones de Trump sobre la OTAN, durante su discurso el general hizo hincapié en la exigencia de aumentar el presupuesto de la Alianza. Alejándose de la retórica reconciliadora que caracterizaba la concepción de Trump sobre Moscú durante su precampaña electoral, el jefe del Pentágono se refirió a Rusia afirmando que Estados Unidos tiene la intención de dialogar “desde una posición de poder”.

5. ¿Es posible una colaboración entre Estados Unidos y Rusia en Siria?

A pesar de Putin y Trump coinciden en la necesidad de luchar conjuntamente contra el Estado Islámico, el nuevo jefe del Pentágono ha descartado un acuerdo militar con Rusia.

No obstante, el Ministerio de Defensa ruso comunicó que las fuerzas rusas y norteamericanas de Siria habían empezado a intercambiarse información, y que el 22 de enero recibieron información sobre coordenadas de objetivos de ataque pertenecientes al EI. Sin embargo, al día siguiente Washington desmintió dicha información.

Paralelamente, el pasado jueves 16 de febrero se reunieron en Bakú (Azerbaiyán) el jefe del Estado Mayor de Rusia, Valeri Guerasimov, y su homólogo norteamericano, Joseph Dunford. Se trata de la primera reunión de este nivel desde 2014, cuando comenzó el declive de las relaciones entre ambos países debido al conflicto ucraniano. No sin dificultad ambas partes pudieron dejar de lado la situación en Siria. Sin embargo, todavía no hay datos sobre los resultados de las conversaciones entre los dos generales.

6. ¿Qué se sabe sobre las conversaciones con Moscú que le costaron el cargo al exconsejero de Trump?

La Casa Blanca ha comunicado que el consejero de Trump sobre seguridad nacional, Michael Flynn, ha presentado su dimisión debido a la información falsa que transmitió al vicepresidente sobre el contenido de sus conversaciones con el cónsul de Rusia en Washington.

Anteriormente, fuentes desconocidas habían estado emitiendo información falsa sobre dichas conversaciones en los medios de comunicación. En EE UU se está discutiendo si Flynn habría podido prometerle al diplomático ruso su colaboración en la derogación de las sanciones. No obstante, en su discurso de dimisión, Flynn lo ha negado. Durante una entrevista afirmó que había hecho nada que no debiera. Según un columnista de Bloomberg que ha citado el nombre del exconsejero, en las conversaciones no hubo nada impropio ni ilegal.

Durante una conferencia de prensa este jueves, Trump declaró que Flynn no había informado al vicepresidente de sus conversaciones “de manera apropiada”, aunque subrayó que durante el transcurso de las mismas su consejero “cumplió con su trabajo”. Por otra parte, ha negado que la dimisión de Flynn esté relacionada con cualquier intento secreto de acordar algo con Moscú. Trump hizo especial hincapié en la ilegalidad emitir información falsa sobre conversaciones secretas de ambos personajes. Asimismo, el presidente reiteró que ni ha tenido ni tiene ninguna conexión con Rusia, y que le gustaría mejorar la relación con Moscú.