Siria centra las negociaciones entre Rusia y EE UU

Reuters
El problema sirio ha sido el centro de la reciente reunión entre Serguéi Lavrov y John Kerry. No ha habido avance en las negociaciones, pero la continuación del diálogo ruso-estadounidense da esperanzas para una posible regulación política del conflicto.

“No hemos logrado batir el récord de duración de las negociaciones”, comentaba con ironía el ministro Serguéi Lavrov, durante la rueda de prensa posterior a su encuentro con el su homólogo estadounidense, John Kerry,  celebrado en Ginebra el pasado viernes. Las negociaciones duraron 12 horas, una hora menos de lo que duró su encuentro en Moscú el pasado mes de julio. John Kerry ha calificado el encuentro de “prolongado y constructivo”.

En 12 horas Lavrov y Kerry tuvieron tiempo de tratar también la cuestión ucraniana y las relaciones bilaterales. Ambas partes han acordado iniciar un proceso para sacar el cumplimiento de los acuerdos de Minsk del callejón sin salida en el que se encuentran, y Lavrov ha señalado que tanto Rusia como EE UU están interesados en recuperar sus relaciones.

No obstante, Siria se llevó la mayor parte de la atención durante las negociaciones. Además de los ministros, al encuentro asistió el representante especial del secretario general de la ONU para los asuntos de Siria, Staffan de Mistura.

La distinción entre oposición y terroristas

Según Serguéi Lavrov, EE UU ha entregado a Rusia el listado de organizaciones de la oposición moderada siria que se han adherido al régimen del alto el fuego. Muchos representantes del gobierno ruso han criticado en numerosas ocasiones a Washington por su incapacidad para distinguir entre “oposición moderada” y terroristas.

“El hecho de que los estadounidenses nos hayan entregado sus listas demuestra que ellos también son conscientes de la necesidad de separar a las agrupaciones moderadas de las terroristas, una distinción que nunca se ha hecho a lo largo de este conflicto”, opina el politólogo Fiódor Lukiánov. La entrega de las listas es un primer paso muy importante sin el cual la regulación política del conflicto sería imposible y lo principal en estos momentos es dar forma a un enemigo común, según Lukiánov.

“Es un proceso complicado” — señala el arabista Leonid Isáyev, profesor de la Escuela Superior de Economía -. El Frente al-Nusra cambia de nombre y se mimetiza con otras agrupaciones moderadas que colaboran con él”. Serguéi Lavrov también reconoce durante la rueda de prensa que la tarea es compleja, pero al mismo tiempo subraya que hay que resolverla lo antes posible, y que Rusia intenta ayudar a EE UU para conseguirlo.

¿Apuesta por Turquía y no por los kurdos?

APAP

En sus declaraciones, los diplomáticos trataron también el problema kurdo. Lavrov declaró que es improcedente utilizar a los kurdos (que quieren crear su propio Estado) para separar Siria, y Kerry señaló que el trabajo de EE UU con las fuerzas kurdas es “muy limitado”.

Estas declaraciones  parecen una muestra de apoyo a Turquía en un momento en el que el país otomano se enfrenta tanto al Estado Islámico como a los kurdos, opinan los expertos consultados.

“Es evidente que tanto Rusia como EE UU se distanciarán de los kurdos tras los últimos cambios en sus relaciones con Turquía”, comenta Fiódor Lukiánov. Según el politólogo, para cooperar con Turquía en la cuestión siria las potencias están dispuestas a limitar su contacto con los kurdos.

Al mismo tiempo, Moscú y Washington no romperán del todo sus lazos con los kurdos. Leonid Isáyev opina que EE UU intentará intervenir como intermediario entre sus aliados regionales: los kurdos y Turquía. “Los estadounidenses le dicen a Erdogan lo que quiere oír para tranquilizarlo —opina el experto—. Pero esto no significa que vayan a rechazar su colaboración con los kurdos”. Rusia ocupa una postura similar.

Diálogo para el diálogo

Tras las negociaciones no se ha firmado ningún documento ni se ha anunciado la celebración de una nueva ronda de negociaciones en el marco del proceso de Ginebra (las últimas negociaciones en este formato, en el que estaban representadas todas las partes del conflicto en Siria, tuvieron lugar el pasado mes de abril). No obstante, el contacto permanente entre Lavrov y Kerry respecto a la cuestión siria es muy importante, según los expertos.

“Las relaciones bilaterales actuales entre Rusia y Estados Unidos son terribles —comenta Fiódor Lukiánov—. El hecho de que, pese a sus malas relaciones, Lavrov y Kerry sigan intentando resolver el problema sirio es una noticia muy positiva”. El politólogo asegura que si no se mantiene el contacto sobre el conflicto de Siria, la situación podría llegar a desencadenar una confrontación directa.

Lea más:

Qué ha conseguido Rusia en Siria durante los últimos tres meses

La dura batalla por el control de Alepo podría cambiar el curso definitivo de la guerra en Siria y ha sido el principal frente de batalla que ha apoyado el ejército ruso en Siria. Al mismo tiempo, el país eslavo ha acercado posturas con Irán y Turquía.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies