¿Habrá tropas de paz en Donbass?

Alexander Hug (a la izda), jefe de la misión de la OSCE en Ucrania con militares ucranianos durante un registro del cumplimiento del alto el fuego en Avdiivka, este de Ucrania.

Alexander Hug (a la izda), jefe de la misión de la OSCE en Ucrania con militares ucranianos durante un registro del cumplimiento del alto el fuego en Avdiivka, este de Ucrania.

AP
Cada vez se habla más del envío de tropas de paz para resolver la crisis en el este de Ucrania. Tanto Vladímir Putin como Petró Poroshenko han hablado de esta posibilidad, aunque los dos mandatarios no se refieren a lo mismo a la hora de hablar una posible misión de la OSCE en la zona.

El presidente Petró Poroshenko declaró en una entrevista a la televisión ucraniana de la semana pasada, que existía la posibilidad de un despliegue de tropas de paz en Donbass. En sus palabras, “podría enviarse una misión de la OSCE con labores de policía a la región rebelde”.

Los miembros de esta misión tendrían el objetivo de garantizar un control efectivo de la línea que separa a los dos bandos. En los últimos meses, aunque no haya habido un fuertes enfrentamiento en Donbass, todavía se repiten las escaramuzas y hay gente que muere. Las partes se culpan entre sí.

Según Poroshenko, la OSCE será capaz de identificar quién ha violado la tregua. Los miembros de la misión también organizarán puestos de control en los lugares en los que se ha retirado el armamento pesado así como en las partes de la frontera ruso-ucraniana de Donbass, que según afirman los gobiernos de Ucrania y de los países occidentales, es por donde Moscú suministra armas a los rebeldes.

Aunque estos no serían los únicos objetivos de la misión. La OSCE también se implicaría en la resolución a nivel político. Serían responsables de que hubiera elecciones "justas y libres" en Donbass, así como del "traspaso de poder a los nuevos representantes del Donbass ucraniano".

¿Apoya Rusia el plan de Poroshenko?

El presidente ucraniano afirmó que tanto EE UU como los cuatro miembros del cuarteto de Normandía (Ucrania, Rusia, Francia y Alemania). Lo que significa que Rusia lo apoya.

De hecho, el pasado 14 de abril Vladímir Putin mostró su apoyo al "fortalecimiento de la presencia de la OSCE en Donbass, lo que incluye una presencia armada". Pero al mismo tiempo, poco después, el secretario de prensa del Kremlin, Dmitri Peskov, apuntó que estas fuerzas de la OSCE deberían abrir un "diálogo directo" con Donetsk y Lugansk y tener en cuenta la opinión de las autoproclamadas repúblicas.

Estas condiciones no son aceptables para Kiev, que desde el principio del conflicto ha evitado el diálogo directo con las regiones rebeldes. Aunque estas no son las únicas diferencias entre Moscú y Kiev en lo que respecta al despliegue de representantes armados de la OSCE en la zona.

Según Vladímir Mujin, experto militar del diario Nezavísimaia Gazeta, Putin y Poroshenko hablan de cosas completamente diferentes. El presidente ruso se refiere a que las tropas de la OSCE estén armadas por cuestiones de defensa propia, ya que últimamente los bombardeos se han intensificado. Mientras que el mandatario ucraniano habla de "fuerzas que podrían imponer la paz a los gobiernos de la República Popular de Donetsk y de la República Popular de Lugansk y sustituirlos".

Poroshenko tiene "una vaga idea del carácter de esta operación" y ha propuesto un esquema completamente incoherente", explica Alexéi Arbatov, miembro del Carnegie Center de Moscú. Según este experto es poco claro lo que Poroshenko tiene en mente: ¿se refiere a una serie de observadores de la OSCE con pequeñas armas que podría "protegerse de los bandidos" o a una fuerza con algún tipo de armamento pesado?

En su reciente artículo Arbatov proponía un plan para desplegar una fuerza de paz en Donbass. Según explicó a RBTH se trata, básicamente, de una expansión de la propuesta de Putin. La región necesita una operación de paz bajo el mandato de la ONU. Estas tropas deberían estar bien armadas, contar con vehículos armas, artillería y helicópteros y desplegarse en la línea que separa a ambas partes en conflicto y no en todo el territorio de Donbass, que es lo que ocurriría si tuvieran una misión de policía.

Una de las claves para que el plan tenga éxito, según Arbatov, es que haya miembros rusos entre las tropas de paz, algo que Poroshenko no mencionó. En caso contrario estas tropas de paz no serán aceptadas en las repúblicas autoproclamadas, que no confían en los representantes de otros países.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.