Rusia admite por primera vez que entrega armas a los kurdos de Irak

Miembros de la milicia peshmerga en Sinjar, Irak, donde combatieron contra el Estado Islámico.

Miembros de la milicia peshmerga en Sinjar, Irak, donde combatieron contra el Estado Islámico.

Reuters
El reconocimiento de la entrega de armas es otra muestra más del cambio de la política rusa en Oriente Próximo, explican los expertos consultados.

Llega a Irak la primera partida de armas rusas para los kurdos de las milicias peshmerga, que luchan contra el Estado Islámico en esa región. Altos diplomáticos rusos entregaron a las fuerzas de la resistencia cinco cañones antiaéreo Zu-23-2 de 23 mm.

"La partida de armas llegó el 14 de marzo y tal y como estaba previsto se entregaron a las milicias kurdas que luchan contra el Estado Islámico. Las armas se entregaron en presencia del embajador de Rusia en Irak y del cónsul general, y del representante de los jefes del peshmerga", declaró Artiom Grigorián, cónsul general en la ciudad iraquí de Erbil, informa la agencia RIA Novosti.

Según sus palabras, las partes ya están dialogando sobre la posibilidad de que haya más entregas de armamento. "Después de la entrega de esta partida, el embajador ruso declaró que espera que no sea la última partida de armamento. Además,explicó que Rusia confía en que con la ayuda de estas armas los peshmerga y las fuerzas armadas iraquíes sean capaces de vencer al Estado Islámico", dijo el diplomático ruso. 

Además, tal y como explicó, la entrega de armas al Kurdistán iraquí se realizó con el consentimiento de las autoridades de Bagdad.

"Rusia ha decidido cambiar su política en Oriente Próximo y lo declara abiertamente. Desde el punto de vista del mantenimiento de la cooperación, los servicios de inteligencia de los países europeos y de Oriente Próximo ya sabían, antes de este anuncio oficial, acerca de nuestra cooperación con los kurdos. No hay nada de que avergonzarse de la cooperación con fuerzas que luchan contra el Estado Islámico", declaró Fiódor Lukiánov, director de la revista Rusia en la política global, a RBTH.

Según apuntó, este paso muestra que Rusia tiene amplios contactos e intereses en Oriente Próximo. "Moscú también subraya que actualmente los kurdos son una parte significativa y activa de los procesos de Oriente Próximo y que hay que tener en cuenta", declara Lukiánov.

Para Vladímir Yevséiev, , director del departamento de Integración Euroasiática y Desarrollo del Instituto de la CEI, Rusia ha decido declarar abiertamente estas entregas a los kurdos tras la visita del vice primer ministro Dmitri Rogozin a Bagdad. Durante las negociaciones que se mantuvieron se abordó, entre otras cosas, la entrega de armas al peshmerga para luchar contra el Estado Islámico.

"Se sabe desde hace tiempo que hay estas entregas a los kurdos de Irak. Además de Rusia, EE UU, Alemania e Irán también realizan suministros y hay un acuerdo entre los países de lo que se puede entregar y de lo que no", ecxpliva Yevséiev.

Tal y como explicó, el transporte se lleva a cabo con el consentimiento de los dirigentes iraquíes. Entre las armas no solo hay cañones antiaéreos y lanzagranadas. "No suministramos a los kurdos, misiles antiaéreos portátiles o armas pesadas, lo que requiere una formación adicional. Es posible que comencemos el suministro de vehículos blindados ligeros", añadió el experto. 

Características del ZU-23-2

 

Cañón automático antiaéreo remolcado de fabricación soviética compuesto de dos ametralladoras.

 

Velocidad de disparo: 2.000 disparos por minuto

 

Peso: 950 kg

 

Peso del proyectil: 190 kg

 

Alcance efectivo: 2500 m (blancos aéreos)

                                2000 m (blancos terrestres)

 

Entrada en servcio: 22 de marzo de 1960.

 

Lea más

Por qué tiene sentido la orden de Putin de retirar las tropas de Siria

La decisión ha tomado por sorpresa a la mayoría

 

 

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies