Sin consenso en torno al futuro de Bashar el Asad

Los ministros de Exteriores de Turquía, Feridun Sinirloglu, EE UU, John Kerry; Arabia Saudí, Adel al Juberi y Rusia, Serguéi Lavrov durante el encuentro en Viena del pasado 23 de octubre.

Los ministros de Exteriores de Turquía, Feridun Sinirloglu, EE UU, John Kerry; Arabia Saudí, Adel al Juberi y Rusia, Serguéi Lavrov durante el encuentro en Viena del pasado 23 de octubre.

AFP/East News
El pasado viernes se celebraron en Viena varios encuentros entre ministros de Asuntos Exteriores para tratar la cuestión de la regulación del conflicto sirio. Según los expertos, se ha dado un primer paso hacia la formación de una amplia coalición contra el Estado Islámico, aunque no hay acuerdos sobre el futuro del presidente sirio.

La búsqueda de una salida al conflicto sirio y la creación de una amplia coalición contra el Estado Islámico fueron los temas más destacados del encuentro del entre el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, y su homólogo estadounidense, John Kerry. La reunión se celebró a puerta cerrada el pasado 23 de octubre en Viena y también se unieron los ministros de Exteriores de Arabia Saudí y Turquía.

A partir de las declaraciones de Lavrov se deduce que no existe ningún consenso acerca de la dimisión del presidente sirio, Bashar al Asad. Tampoco lo hay en torno al formato de las negociaciones en el futuro. Rusia espera que al debate se unan al menos Irán y Egipto, y en un futuro Catar, Emiratos Árabes Unidos, Jordania y el resto de países clave de la región.

De hecho, ese mismo día Serguéi Lavrov tuvo tiempo de reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores de Jordania para pactar la coordinación de sus acciones militares en Amán. El ministro ruso volvía a subrayar que es necesario organizar unas negociaciones a gran escala entre Bashar al Asad y todo el espectro de la oposición, “tanto interna como externa y con el apoyo de todos los participantes internacionales”.

Algunos expertos rusos consideran un progreso considerable el hecho de que se lograra incluir en las negociaciones a varias de las partes implicadas. “Estaba claro que en una sola reunión no se iba a llegar a ninguna solución, pero las discrepancias son tan importantes que el propio hecho de que se reunieran ya es un paso hacia adelante. Las fuerzas internacionales tantean el modelo de una posible coalición internacional”, opina la directora del Centro de Asia y Oriente Próximo del Instituto Ruso de Estudios Estratégicos, Elena Supónina.

Que nadie quede en evidencia

Uno de los principales puntos de discrepancia sigue siendo el futuro político del presidente sirio. Lo más realista sería dejar por ahora este tema entre paréntesis y concentrarse en la lucha contra el terrorismo ya que “siempre que exista voluntad política, el problema de Asad tiene solución”, comenta Supónina.

Pero la cuestión es si Barack Obama tiene realmente esa voluntad política, ya que en EE UU la campaña electoral está a la vuelta de la esquina y cualquier compromiso con Rusia puede perjudicar los intereses de su partido.

Por su parte, las elecciones en Turquía se celebran el próximo 1 de noviembre. Recep Tayyip Erdoğan busca una mayoría parlamentaria. Dar marcha atrás en sus exigencias sobre la dimisión inmediata de Asad significaría asumir un papel de perdedor en política exterior. “No me imagino a Erdoğan, que tiene un estilo de gobierno tan autoritario, presentándose ante su propio electorado como un político débil”, opina el arabista y jefe del departamento de Politología General de la Escuela Superior de Economía Leonid Isáiev.

En otras palabras, en estos momentos la cuestión principal para muchos de los participantes en las negociaciones se mueve en el plano de la imagen. Ahora lo importante es encontrar una fórmula para que nadie quede en evidencia.

 

¿Quiere recibir la información más destacada sobre Rusia en su correo electrónico? Suscríbase a nuestros boletines semanales y reciba cada viernes el material más interesante.

Todos los derechos reservados por Rossíiskaia Gazeta.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies