Moscú y Washington dialogan de nuevo

Fuente: AP

Fuente: AP

Una serie de visitas de altos diplomáticos norteamericanos a Rusia demuestra que se están buscando puntos de acercamiento. Sin embargo, aunque los expertos rusos no se apresuran a hablar de regeneración, sí se muestran esperanzados en que los estadounidenses ayudarán a persuadir a Kiev para que recupere la paz.

La visita de Victoria Nuland a Moscú no condujo al esperado acercamiento entre los puntos de vista de EEUU y Rusia, según comenta el periódico ruso Kommersant.

La subsecretaria de Estado de EE UU, Victoria Nuland, realizó una visita oficial a la capital rusa los pasados 17 y 18 de mayo. Es su segunda visita en los últimos días: primero estuvo en Sochi con John Kerry, después viajó a Ucrania y, finalmente, aterrizó en Moscú para hablar con sus homólogos del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Grigori Karasin y Serguéi Riabkov.

El aumento de la actividad diplomática ha llevado a varios politólogos rusos a mostrar esperanza en que Estados Unidos cambiará su enfoque con respecto a Rusia. “A principios de mayo, se formó en torno a Kerry un grupo de representantes del Partido Demócrata dispuestos a intentar que su país tome en consideración los esfuerzos de muchos países europeos por no agravar más la relación con Rusia. Todo esto desembocó en una visita de Kerry a Sochi”, aclara al corresponsal de RBTH el profesor de la MGIMO y experto del Club Valdái, Oleg Barabánov.

“Al mismo tiempo, Kerry ha elegido una nueva estrategia para EE UU: no ignorar el proceso de Minsk, sino incorporarse al mismo para tomar la iniciativa y alcanzar una solución para la crisis de Ucrania”, opina el experto.

El vicedirector del Centro de Estudios Integrales y Europeos de la Escuela Superior de Economía de Moscú, Dmitri Suslov, tiene una opinión diferente. “No se puede hablar de ningún deshielo ni de concesiones por parte de Washington. EE UU solo está intentando tomar medidas para evitar una mayor escalada de tensión en Ucrania y un deterioro de la relación ruso-estadounidense durante el periodo de campaña preelectoral”, comenta el experto.

“Los pragmáticos de la Administración Obama no están interesados en una escalada, ya que la Casa Blanca impulsaría el apoyo militar a Ucrania y nosotros podemos adoptar rápidamente una perspectiva de enfrentamiento entre Rusia y la OTAN”.

Por el momento, Ucrania sigue siendo el principal motivo de discrepancia entre los dos países. El principal tema de las negociaciones entre Nuland y los diplomáticos rusos han sido los acuerdos de Minsk, en los que se definen los parámetros del proceso de regulación parar la crisis en Ucrania. En particular, las negociaciones entre Rusia y Estados Unidos celebradas en Moscú han revelado que las partes tienen una concepción diferente sobre cómo debería ser la descentralización y la reforma constitucional en Ucrania.

En la comunidad de expertos rusos no hay consenso sobre si a Rusia le conviene la participación directa de EE UU en el proceso. “Nuland no es la interlocutora más adecuada para Rusia; además, hace todo lo posible para impedir una resolución de la crisis bajo las condiciones de Moscú”, comenta Dmitri Suslov.

“Está claro que ahora a Rusia no le conviene la entrada de los norteamericanos en el formato de Minsk, ya que su objetivo principal es el restablecimiento del diálogo con Alemania”, opina Oleg Barabanov.

Por otro lado, según Dmitri Suslov, la revitalización de la diplomacia norteamericana tiene también sus momentos positivos: “Hasta hace poco, EE UU representaba el punto de vista de Kíev. Ahora Washington podría convertirse en un figurante más interesado en una regulación política del conflicto que en una escalada bélica. Sí, es cierto que su idea de normalización se diferencia de la rusa, pero al menos no se está hablando de solucionar la cuestión del Donbass por la vía militar”.

La incorporación de EE UU es muy importante para Rusia, ya que con ello se estrecha el margen de maniobra para los ucranianos. “Kiev solo escucha a quienes les regalan el oído, por eso las autoridades ucranianas siempre se buscan los socios que les resultan más cómodos. Pero cuando todos los socios dicen lo mismo, esto se convierte en un argumento muy fuerte”, comenta el socio gerente de la agencia de estudios analíticos Política Exterior, Andréi Sushenkov.

Lea más:

Rusia, preparada para la guerra híbrida con Occidente>>>

¿Se normalizarán las relaciones entre Rusia y EE UU tras el encuentro de Putin y Kerry?>>>

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.