Bachelet espera reforzar sus relaciones bilaterales con Rusia

Fuente: Konstantín Zavrazhin / Rossiyskaya Gazeta

Fuente: Konstantín Zavrazhin / Rossiyskaya Gazeta

El pasado domingo 9 de noviembre se celebró en Pekín una reunión entre los presidentes de Rusia y Chile, que acudían a la capital china para participar en la cumbre de APEC. Michelle Bachelet ha sido una de los primeros líderes con los que se ha reunido Vladímir Putin en la cumbre.

“Siempre hemos mantenido unas buenas relaciones de cooperación con Chile, - declaraba Putin al inicio de la reunión. – Este año, muy pronto, se cumplen 70 años del inicio de las relaciones diplomáticas entre nuestros estados”.

Bachelet corrigió a Putin: “Usted ha mencionado que el 11 de diciembre se cumplen 70 años del día del inicio de las relaciones diplomáticas, aunque de hecho estas relaciones son algo más antiguas, porque en 1909 un emisario ruso presentó sus cartas credenciales a nuestro país, de modo que nuestras relaciones tienen más de 70 años”.

Durante este periodo, entre Rusia y Chile se ha establecido un intenso diálogo político. Entre ambos países opera un Comisión Intergubernamental para la Colaboración y un consejo comercial. No obstante, según opina Putin, “las relaciones deben reforzarse con vínculos económicos más ramificados de acuerdo con nuestras posibilidades”.

En estos momentos se dan las condiciones más favorables para ello. Tras la introducción por parte de Rusia de su respuesta a las sanciones en forma del embargo alimentario a Estados Unidos y los países de la UE,  las relaciones comerciales bilaterales de Rusia y Chile han alcanzado un nuevo nivel. No en vano el director de relaciones de comercio exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, Andrés Rebolledo, contempla la situación actual como “una ventana de oportunidades para reforzar las posiciones en el mercado ruso”.

“En estos momentos, Rusia es el sexto mercado más importante para Chile. Le otorgamos la mayor relevancia a este mercado. Nuestra postura en política exterior está clara”, declaraba Rebolledo a la prensa latinoamericana.

“El comercio bilateral entre Rusia y Chile crece constantemente, - declara a RBTH Liudmila Símonova, directora del Centro de Investigaciones Económicas del Instituto de Latinoamérica de la Academia Rusa de Ciencias. – Si en 2004 la importación desde Chile se encontraba en el nivel de los 96 millones de dólares, diez años después se ha incrementado hasta los 654 millones. Los productos principales de la importación chilena son el pescado congelado (43,9%), la uva (10,9%), el vino (7,7%), la carne de cerdo (7,6%), las manzanas, las peras, el membrillo (5%) y otros tipos de fruta fresca (4,8%). En total, el volumen del comercio bilateral en 2014 debería superar los 1.000 millones de dólares. En la actualidad en Rusia operan más de cien compañías de Chile, y esta cifra no hace más que crecer”.

Dmitri Peskov, secretario de prensa del presidente ruso, confirmó el domingo que ambos países planean estimular la cooperación en el suministro de alimentos y producción agrícola. “Rusia ha propuesto que los productores agrícolas chilenos ofrezcan unos precios más competitivos”, aclaraba Peskov.

Chile, que ocupa la segunda posición mundial cuanto a volúmenes de producción de salmón, se ha declarado en condiciones de triplicar el volumen de exportación a Rusia. Sobre esto informaba el periódico Diario Financiero citando al director general de la compañía Camanchaca, Ricardo García. “Chile suministra a Rusia mensualmente hasta 2.500-3.000 toneladas de salmón y podemos incrementar el suministro hasta las 7.000-8.000 toneladas”, señalaba García.

Otras 12 compañías chilenas suministrarán marisco y pescado a Rusia. El Servicio de Inspección Agropecuaria de Rusia (Rosseljoznadzor), las ha autorizado porque su producción cumple totalmente con las normas fitosanitarias de la Unión Aduanera, de la que forman parten Rusia, Bielorrusia y Kazajistán.

Además, Chile está interesado en colaborar con los países de la Unión Aduanera en el marco de la zona de libre comercio. Sobre ello informó Bachelet a Putin: “Contamos con su apoyo en el marco de la Unión Económica Euroasiática”, informando que a finales de noviembre visitará Santiago la ministra de Integración y Macroeconomía de la UEE, Tatiana Valóvaya.

Además, Chile espera firmar con Rusia acuerdos de colaboración en el ámbito de la educación, la energía y el intercambio de información estadística en la lucha contra el crimen organizado. “En el ámbito cultural y de defensa también esperamos ampliar nuestra colaboración con Rusia y profundizar en ella, - añadía Bachelet. – Reconocemos las posiciones líderes de la Federación de Rusia en el ámbito científico y tecnológico y nos gustaría que nuestras relaciones mutuas en estas cuestiones fueran más concretas y profundas”.

Según el secretario de prensa del presidente de la Federación de Rusia, en la reunión mantenida por Putin y Bachelet también se trató la estimulación del trabajo conjunto en la investigación en la Antártida, donde existen bases rusas y chilenas. Hace dos años, durante la cumbre de APEC en Vladivostok, el expresidente de Chile, Sebastián Piñera, propuso a Putin una visita a la Antártida. Próximamente esta visita podría llevarse a cabo.

Lea más: El acercamiento de Rusia a América Latina se plasma en la Asamblea General de la ONU>>>