Cosas que no sabías de la infancia de Yuri Gagarin

TASS

El primer hombre en el espacio, Yuri Gagarin, nació en 1934 en el seno de una familia de carpinteros y peones, en el pueblo de Klúshino, en Smolensk. Su infancia fue bastante normal hasta 1941, cuando Yura acababa de empezar la escuela: estalló la guerra. Apenas un mes después, en octubre, la región de Smolensk fue ocupada por las fuerzas alemanas, lo que puso fin bruscamente a sus estudios.

El piloto-cosmonauta de la URSS, Héroe de la Unión Soviética, Yuri Gagarin, con su madre Anna Timoféievna y su padre Alexéi Ivánovich en su casa de Gzhatsk (ahora Gagarin). 17.06.1961

Los Gagarin, junto con otras familias, tuvieron que vivir en un refugio, ya que los nazis habían ocupado su casa, convirtiéndola en un taller. La calefacción se hacía con una estufa, mientras que, para la luz, utilizaban una antorcha. El padre de Gagarin, que no fue reclutado en el ejército, debido a su cojera, fue dejado en la retaguardia y obligado a trabajar en un molino; sólo ocasionalmente podía traer a casa una pequeña cantidad de harina. La familia subsistía a base de sopas de ortiga y acedera, hierbas recogidas por Yura y su hermano Borís.

Casa-museo de la infancia de Gagarin en el pueblo de Klúshino, región de Smolensk.

Los soldados y oficiales nazis se burlaban y degradaban incluso a los niños campesinos: Valentín, el hermano mayor de Yuri, fue obligado una vez a sostener botellas, que los soldados utilizaban para hacer prácticas de tiro; el menor Borís fue colgado una vez de un árbol, con su propia bufanda, por alguna transgresión menor. Yuri lo vio y corrió a casa para contárselo a su madre. A duras penas consiguieron reanimar a Borís.

En 1943, Valentín, de 17 años, y Zoya, de 15 (la hermana mayor de Yuri), fueron enviados a realizar trabajos forzados. Sólo volverían a casa cuando la guerra hubiera terminado. Después de que las fuerzas soviéticas liberaran Klúshino en 1943, el padre de Yuri se fue al frente durante dos años. Fue entonces cuando Yuri (que se había convertido en el hombre de la casa) mejoró en cuanto a voluntad y capacidad de liderazgo.

De izquierda a la derecha: Valentín Gagarin, Yuri Gagarin, Zoya Gagárina, Borís Gagarin.

Los juguetes y las experiencias en la vida de Yuri también fueron en gran medida producto de la realidad de la guerra. De niño, ya sabía montar y desmontar numerosos tipos de armas de fuego. Uno de los recuerdos más vividos de su infancia fue cuando él y sus amigos vieron aparecer a unos pilotos soviéticos en un campo. Uno de sus aviones había sido alcanzado, el piloto saltó y otro le siguió y aterrizó cerca. “Todos nosotros queríamos volar, ser tan valientes y hermosos como ellos”, recordaría más tarde Yuri Gagarin.

A pesar de ello, el cosmonauta soviético acabó ingresando en una academia de trabajo cualificado, seguida de una de técnica industrial. Pero nunca abandonó su sueño de volar. En 1955, fue reclutado por el ejército y enviado a estudiar a una escuela de aviación en Orenburgo: este sería su primer paso en el camino al espacio.

LEE MÁS: Curiosas fotos de la vida de Yuri Gagarin

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies