Operación Diamante: así robó Israel a Irak un caza soviético MiG-21 hace 55 años

Dominio público

El 15 de agosto de 1966, secuestraron en Irka el último avión de combate soviético MiG-21. Lo hizo Israel, que quería estudiar el modelo de alto secreto. Fue una historia de éxito y un acontecimiento importante para el Mossad, los servicios secretos israelíes, informa Rossíiskaia Gazeta.

En abril de 1965 el general Ezer Weizman, comandante de las fuerzas aéreas israelíes, se dirigió al jefe del Mossad, Meir Amit, con la propuesta de robar aviones MiG-21.

El hecho es que la Unión Soviética estaba suministrando MiG-21 a los países árabes. En 1963 las fuerzas aéreas de varios países contaban con estos cazas y por eso Israel estaba interesado en obtener información sobre el avión secreto.

Los dos primeros intentos de secuestro acabaron en fracaso. Uno de los pilotos entregó al agente y el segundo pilotó otro avión.

Entonces decidieron apostar por un piloto no musulmán. En París, un judío iraquí, Joseph Maxour, se puso en contacto con la embajada israelí. Era un sirviente de la familia asiria cristiana Redfa. Uno de los miembros de la familia, Munir Redfa, de 32 años, era uno de los mejores pilotos de la fuerza aérea iraquí y pilotaba el MiG-21. Cuando comenzó la persecución de los cristianos en Irak, la familia Redfa planeó marcharse. Esa fue la razón por la que Munir Redf secuestró el avión.

Se le prometió una gran recompensa y la seguridad de su familia. Redfa aceptó, y se arreglaron todos los detalles de la operación. En la correspondencia entre el piloto y el Mossad, el avión llevaba el nombre en clave de “Diamante” y por eso la operación recibió ese nombre.

El 15 de agosto de 1966, otras fuentes mencionan el 16 de agosto, Munir Redfa voló el MiG-21 de Irak a Israel. Así es como los aviones de alto secreto entraron en el país hebreo. Se realizaron pruebas de vuelo y luego fue trasladado a EE UU, donde lo examinaron.

Despuésel MiG-21 fue devuelto a Israel. Ahora se exhibe en el museo de las Fuerzas Aéreas. El conocimiento de las características tácticas y del vuelo del avión enemigo ayudó a Israel en la a Guerra de los Seis Días de 1967.

El piloto recibió 500.000 libras esterlinas. Después pilotó aviones para una compañía petrolera. Tres años más tarde se marchó a uno de los países de Europa Occidental y falleció en 1998.

LEE MÁS: MiG-21, el caza soviético que puede volar 100 años

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies