La inundación de Moscú de 1908, que convirtió la capital rusa en Venecia (Fotos)

Fotógrafo desconocido /МАММ / MDF
Moscú no sufría tantas inundaciones como San Petersburgo, y ninguna de ellas era devastadora. Sin embargo hubo una que dejó algunas imágenes inolvidables, de las calles de la capital cubiertas de agua.

A mediados de abril de 1908, en vísperas de la Pascua ortodoxa, Moscú sufrió una de las mayores inundaciones de su historia, y la peor en el siglo XX.

“El desbordamiento del río Moscova, ha sido muy tarde este año y tomó proporciones monstruosas que superaron todas las expectativas... Cinco barrios de la orilla derecha del río se vieron particularmente afectados: el segundo Jamovnichesky (Dorogomilovo), ambos tramos del distrito de Piatnitskaia y las dos partes de Yákimanskaya. La inundación de este año cubrió una quinta parte de la ciudad”.

El periódico Birzhevie Védomosti escribió: “Resulta difícil calcular los daños. No hubo tiempo para ello durante las vacaciones. Hasta ahora, sólo se sabe que más de 1.500 casas fueron dañadas por la inundación. Sólo en el distrito de Zamoskvoretski se inundó un área de aproximadamente 4 millones de brazas cuadradas [casi 2.000 hectáreas]”. Más tarde se supo que, de hecho, unos 25.000 edificios fueron dañados y el área inundada fue de 16 kilómetros cuadrados.

El periódico Rússkoye Slovo ofreció una visión bastante poética de la inundación: “Cada minuto llegaban barcos con pasajeros que volvían de las iglesias con velas encendidas. Como en el Gran Canal de Venecia. Excepto que no había serenatas”. La gente que no podía valerse por sí misma era rescatada por los barqueros y más tarde aparecieron en muchas postales.

“La vista del río entre los puentes de Moskvoretski y Kámenni era particularmente impresionante. Por un lado, los muros del Kremlin, iluminados por las lámparas eléctricas de ambos puentes, se encontraban inmersos en el agua, y por el otro, las hermosas casas y mansiones del malecón de Sofiyskaya se reflejaban en él”, informó el Rússkoye Slovo.

Los comerciantes ricos establecieron rápidamente un fondo para ayudar a las víctimas de las inundaciones y organizaron una colecta de donaciones. Como era Pascua, la gente donaba dinero voluntariamente y había muchos fieles en los servicios de la iglesia, así que el dinero se recogía muy rápidamente.

Otra tarjeta postal emitida después de la inundación mostraba a los residentes de la calle Ushakovski (en el actual distrito de Khamovniki) reunidos en un tejado durante la inundación y celebrando allí la Pascua.

Testigos oculares informaron de que el agua del río Moscova se había vuelto amarilla debido a la inundación de una planta química y a la disolución de grandes cantidades de pintura amarilla en el agua. Los cimientos de algunos edificios permanecieron amarillos cuando el agua se desplomó.

Más de 100 km de calles se inundaron. La foto de arriba muestra una calle del distrito Zamoskvoretski de Moscú. Las pérdidas causadas por la inundación fueron enormes. Por ejemplo, la fábrica de azúcar de Gepner sufrió daños y más de 5.000 toneladas de azúcar terminaron en el río Moscova.

En algunos lugares el agua subió más de nueve metros. Un lugar popular para fiestas al aire libre, Vorobiovi Gori (las Colinas de los gorriones), también se inundó. Como pueden ver en esta foto, las casas de madera se inundaron hasta el techo. Esta foto se tomó desde el lado del convento de Novodévichi.

“El primer día de Pascua Moscú se sumió en la oscuridad. Se había inundado una central eléctrica y hasta el segundo día de las festividades no se trajo un cable desde la estación de la ciudad y se restableció la iluminación en la calle Tverskaia y en tres teatros -el Teatro Korsh, el Internacional y el Novi-, aunque las matinés del segundo día todavía tenían que ser canceladas”, informó el periódico Russkoye Slovo. 

Esta vista de la calle Bolshaya Dorogomilovskaya apareció en una tarjeta postal de la serie “Moscú Histórico". Historias de la vida en Moscú”.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies