El último gran blindado: cómo apareció en la URSS el tanque pesado T-10

ChrisO / Wikimedia.org
Por orden del Ministerio de Defensa de la URSS, el 15 de diciembre de 1953 entró en servicio el tanque T-10. Se trataba del tanque en serie soviético más avanzado de la generación de posguerra, que estuvo en servicio durante casi cuarenta años.

El concepto de este vehículo de combate se presentó en 1944. La base del armamento T-10 consistía en un nuevo cañón D-25TA de 122 milímetros. Gracias al equipo electromecánico, la velocidad de su disparo se incrementó de tres a cuatro por minuto, a diferencia de su predecesor con dos o tres disparos por minuto.

El tanque inicialmente tenía un gran potencial de modernización, por lo que se fabricaron varios modelos en el período de producción en serie de 1954 a 1966.

En total, se produjeron más de 1500 tanques T-10. Según muchos expertos, este vehículo de combate fue competitivo hasta finales de los años ochenta del siglo pasado, con la instalación de un nuevo sistema de control de incendios y protección dinámica.

Dejó de usarse definitivamente en 1993.

LEE MÁS: 5 tanques rusos legendarios

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies