La URSS de los años 30 a través de la lente de una mujer estadounidense

Margaret Bourke-White/ MAMM/MDF
La legendaria Margaret Bourke-White fue la primera fotógrafa estadounidense en visitar la URSS en los años 30. Occidente conoció el nuevo país a través de sus imágenes, que incluían no solo grandes monstruos industriales, sino también escenas de la vida cotidiana. El resultado fue un retrato vívido y voluminoso de las primeras décadas de la URSS.

Naturalmente, Margaret comenzó su odisea en la capital, Moscú. Allí, fotografió la vida bajo los bolcheviques, y echó un vistazo entre bastidores del Teatro Bolshói.

Hospital infantil en Moscú. Esperando en la fila.
Guardería para los hijos de los funcionarios bolcheviques. La planta de automóviles AMO (Sociedad Automovilística de Moscú, la futura ZIL)
Conductor de tranvía en Moscú
Escuela de ballet en Moscú
Marina Semiónova, prima ballerina del Teatro Bolshói

Margaret también estaba interesada en la vida de los pueblos y sacó una serie de tomas del interior de la Unión Soviética.

La fotógrafa también visitó la tierra natal de Stalin, Georgia, y tomó algunos retratos únicos de su madre y su abuela.

Mtskheta, la antigua capital de Georgia
Ekaterina Dzhugashvili, madre de Iósif Stalin
La tía abuela de Stalin
En el confín de Asia. Pueblo de Magnitnaya

También fue a las fábricas, observó la construcción de la central hidroeléctrica de Dnieper, y visitó los Urales, haciendo algunas tomas increíbles de la industrialización soviética. Las fotos de Margaret de fábricas y obras de construcción y sus retratos de trabajadores le dieron en EE UU.

Construcción de un alto horno en la siderúrgica de Magnitogorsk en los Urales
Capataz de la brigada
Camarada Mijaíl, albañil siberiano
Planta de tractores en Stalingrado (ahora Volgogrado)
Hugh Cooper, ingeniero estadounidense, consultor jefe para la construcción de la central hidroeléctrica de Dnieper.

LEE MÁS: “Solo en la URSS”, 15 fotos para la historia que hoy serían virales

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies