¿Por qué las mujeres rusas no pueden ser maquinistas de tren? (Fotos)

V. Belokolódov/Sputnik
Hay muchas que trabajan en el metro o en los ferrocarriles, pero muy pocas son conductoras. Aquí te contamos su historia.

En Rusia el trabajo de maquinista siempre se ha considerado un empleo exclusivamente masculino, debido a que las condiciones de trabajo son demasiado difíciles y peligrosas. Sin embargo, hay mujeres que han desempeñado este trabajo.

En la Unión Soviética existía una lista de trabajos prohibidos para las mujeres porque estaban asociados con un alto riesgo para la salud. Maquinista de tren entraba en esa lista. Aunque se eliminó de ahí en 1938 y entonces aparecieron las primeras mujeres conductoras de trenes. Una de ellas fue Elena Chujniuk, que fue operaria de una locomotora pesada desde 1938. En 1941, obtuvo el título de Trabajadora Ferroviaria Honoraria. Tenía 26 años cuando lo consiguió. Durante la guerra llevó al frente, cerca de Stalingrado y Kursk, trenes con municiones, equipamiento militar y carbón.

Elena Chujniuk.

Otra joven, Basharat Mirbabáieva, se convirtió en la primera mujer maquinista de trenes en Uzbekistán, en 1939. Después de la guerra continuó pilotando una locomotora diésel. En 1951, salió en la portada de la revista Ogoniok (también fue la primera mujer en Uzbekistán en realizar un salto en paracaídas).

Basharat Mirbabáieva.

En el metro de Moscú las mujeres comenzaron a trabajar como maquinistas durante la Segunda Guerra Mundial, cuando muchos hombres estaban en el frente. Conducir un tren de metro no se consideraba menos difícil que conducir una locomotora, ya que los conductores tenían que pasar el tiempo de su turno bajo tierra, con ruido y vibración constantes.

Metro de Moscú, 1949.

El primer tren femenino apareció en el metro de Moscú el 8 de marzo de 1942. Después de la guerra, muchas mujeres continuaron trabajando como maquinistas.

Metro de Moscú, el 1 de marzo de 1959.

Por cierto, el Tren de las Mujeres del 8 de marzo también se convirtió en el primer tren temático del metro de Moscú. Funcionó en la línea Sokólniki hasta 1975, cuando se retiró para su modernización. Hoy en día este tren no es necesariamente conducido por mujeres.

Tren de las Mujeres del 8 de marzo.

En 1955, el metro de Leningrado estableció su único equipo femenino de cuatro maquinistas. Una de ellas, la conductora de clase 1, Natalia Donskaia, trabajó en el metro durante 32 años, jubilándose en 1987. “El horario es difícil y hay muchas situaciones estresantes. A menudo hay que celebrar las fiestas en la cabina del tren. Se necesita tener muy buena salud, reaccionar rápidamente y ser robusto emocional y mentalmente. Durante sus turnos los maquinistas no pueden tomar un descanso para tomar té, café o charlar. Hay que pensárselo bien antes de convertirse en maquinista. Después de todo, este trabajo implica una gran responsabilidad en la vida de los pasajeros. Si hay un incendio o un pasajero cae en las vías, nadie te hará concesiones porque eres una mujer”.

Metro de Leningrado, el 8 de octubre de 1979.

Hubo muchas mujeres jóvenes que no tenían miedo de estas condiciones.

Maquinista del metro de Moscú, A. Necháieva (a la drcha), el 26 de marzo de 1971.

En la década de 1980, el trabajo de un conductor de tren de metro volvió a ser exclusivamente masculino, sin embargo, la dirección del suburbano moscovita decidió no despedir a las mujeres con una larga experiencia laboral. También continuaron trabajando después de la caída de la Unión Soviética.

Maquinista del metro de Moscú, Tamara Aranchi, el 8 de junio de 1989.

La última mujer que siguió conduciendo trenes en el metro de Moscú fue Natalia Kornienko. Solía decir que “hay más peligro y estrés en las calles” que en el trabajo clandestino. Durante más de 30 años, condujo trenes en la línea Sokólniki y no se jubiló hasta 2014.

Maquinista del metro de Moscú, Natalia Kornienko.

En Rusia no se prohíbe a las mujeres la formación de maquinistas, pero les resultará prácticamente imposible encontrar un empleo. La única mujer que trabaja hoy como maquinista de tren es Yulia Yúrova, una asistente en un tren de Aeroexpress, que une los aeropuertos con el centro de Moscú.

Maquinista de Aeroexpress, Yulia Yúrova.

A mediados de 2019, el Ministerio de Trabajo dictaminó que, dado que conducir trenes modernos es mucho más fácil que antes, ya no debería prohibirse a las mujeres trabajar como maquinistas. El metro de Moscú promete empezar a contratar a mujeres conductoras de trenes a partir de 2021.

Así es el tren más lujoso de Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies