“Moskvich”: el triunfo y triste final de una famosa fábrica de automóviles de Moscú (Fotos)

Foto de archivo
La famosa fábrica de coches cambió de nombre varias veces y pasado por distintas etapas antes de su desafortunada desaparición. Esta es la historia de la 'AZLK' a través de una galería de fotos.

La planta de la ‘Moskovski Avtosborochni Zavod imeni Kommunisticheskogo Internatsionala Molodezhi’ (“Fábrica de Automóviles de Moscú n. a. Internacional de la Juventud Comunista"), fue también conocida como 'KIM'. Comenzó a funcionar en 1930. El objetivo de la KIM era proporcionar al pueblo soviético coches baratos pero funcionales. La fábrica había ocupado un área bastante grande a lo largo de la autopista Ostapovskoe (ahora conocida como Avenida Volgogradski) en el sudeste de Moscú.

Uno de los primeros coches Ford 'Modelo A' que salieron de la KIM. Al principio, esta factoría no diseñó sus propios coches, porque los ingenieros soviéticos no tenían suficiente conocimiento ni experiencia. La planta comenzó a armar autos del tipo faeton. Los componentes eran entregados por los EE UU, bajo licencia. También se construía otro modelo: el 'Ford AA', un modelo de carga. En 1933, la planta pasó a formar parte de la fábrica de Gorkovski, situada en Gorki (ahora conocida como Nizhni Nóvgorod, a 400 km al noreste de Moscú) donde se realizaba todo el ciclo productivo.

En 1940, llegaría una nueva era. Después de convertirse en una organización autodependiente 5 años antes, la KIM había pasado por una reconstrucción a gran escala y comenzó a fabricar sus propios modelos de coches. Así que, en 1940, se produjo el primer “KIM 10-50” (en la foto). Era más ligero que los modelos de Ford con una velocidad máxima de 90 km/h. Este coche era un tipo de sedán inspirado en el Ford británico “Prefect 1938”. Luego, se creó un “KIM 10-51” del tipo faetón, pero ambos modelos nunca se convirtieron en un vehículo para las grandes masas, ya que ninguno de ellos era lo suficientemente barato. Y en 1941, la planta fue reestructurada para producir equipo de guerra.

Kim-10-50, 1940.

Después de la Gran Guerra Patria, la planta cambió su nombre por el de “Moskovski Zavod Malolitrazhnikh Avtomobilei" (“Fábrica de coches pequeños de Moscú”), también conocida como “MZMA” y comenzó a producir un nuevo coche: el “Moskvich-400”. Fue bautizado así en honor al 800 aniversario de la fundación de Moscú, celebrado en 1947. Una vez más, este coche no fue un invento de ingenieros soviéticos: el coche alemán Opel “Kadett 1938” se utilizó como base. El “Moskvich-400” estaba bien equipado. Todavía era bastante caro, pero este coche se consideró el primer modelo asequible para el pueblo soviético. A sus dueños les gustaba, así que en 1954, la planta creó una versión actualizada llamada ‘Moskvich-401’. Tenía un motor de mayor capacidad y era más cómodo. Ambos modelos se fabricaron incluso para su exportación. Más tarde, aparecieron otros modelos.

Moskvich-400, 1946-1954.

En 1957, los ingenieros de la MZMA elaboraron un modelo furgona llamado “Moskvich-423”. Era un nuevo tipo de coche para la URSS. Este finalmente se inspiró en una experiencia soviética. El 'Moskvitch-423' se basaba en una de las modificaciones del ‘Moskvich-400’. Por supuesto, hubo que hacer algunos cambios en la forma de construcción para las necesidades de este tipo de auto. Por ejemplo, tenía una suspensión telescópica especial. La ventanilla del maletero se abría hacia la izquierda, a diferencia de los modelos que tenemos hoy en día. Los anuncios decían que este vehículo podía soportar 250 kg de peso.

Moskvich-423, 1958-1959.

El “Moskvitch-407” se convirtió en un verdadero éxito para la MZMA. Se produjo entre 1958 y 1963. Estaba equipado con un potente motor. El coche podía alcanzar una velocidad máxima de 115 km/h, lo que se consideraba un buen rendimiento en aquel entonces. Además, el ‘Moskvich-407’ era un modelo muy cómodo y con un diseño elegante. Al mismo tiempo, la fábrica había logrado bajar el precio de este coche considerablemente, por lo que era asequible para muchos soviéticos. Este modelo también fue muy popular en el extranjero: muchos coches fueron exportados a otros países socialistas e incluso a Europa Occidental. El modelo ganó el Gran Premio de la Expo 58 en Bruselas en 1958, como parte de la exposición soviética.

Moskvich-407.

El ‘Moskvich-408’ se convirtió en el siguiente modelo de éxito. Primero fue presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Gran Bretaña en 1964, y al año siguiente se inició la producción en masa. El coche era potente y fiable, y su moderno diseño lo hacía aún más atractivo. El ‘Moskvich-408’ podía competir fácilmente con modelos extranjeros como el ‘Kapitan A’ de Opel. Por eso fue muy popular, no sólo en la URSS, sino también en los países europeos.

MZMA no era sólo una planta que fabricaba coches para las necesidades diarias, también diseño varios modelos de carreras. El “Moskvich G-4” (en la foto) es un interesante ejemplo. Fue creado en 1965. Como no era un modelo de producción en cadena, sólo se produjeron tres coches. La construcción de este coche de carreras se basó en el ‘Moskvich-407’ como el anterior, el ‘Moskvich G-3’. Pero el “Moskvich G-4” tenía menos detalles, para reducir el ancho y el peso total del auto. Los constructores escribieron que el coche por si solo, sin gasolina y sin conductor, pesaba 512 kg y tenía sólo 710 mm de ancho.

En 1968, MZMA había cambiado su nombre por el de ‘Avtomobilni Zavod imeni Leninskogo Komsomola’ (“Fábrica de automóviles Lenin Komsomol”), también conocida como ‘AZLK’, que ahora es recordado como el mejor. Bajo esta nueva denominación, siguió diseñando y produciendo nuevos modelos hasta que en 1986 se diseñó el ‘Mosckvich-2141’, también conocido como ‘AZLK-2141’ y ‘Aleko’. Fue el último coche de éxito fabricado por AZLK y el primer coche de tracción delantera de la URSS. Existían diferentes modelos de este coche, pero ninguna de ellas tenía un motor hecho por AZLK. Estaban equipados, por ejemplo, con motores fabricados por VAZ (“Fábrica de automóviles Volzhski”, situada en Toliati, a 800 km al sudeste de Moscú).

Moskvich-2141, 1989.

Valentínn Kolomnikov fue el director más duradero, primero de MZMA y luego de AZLK, desde 1953 hasta 1992. Fue el jefe de la planta durante los tiempos en que producía sus mejores coches. Muchos trabajadores de AZLK lo consideraban un líder extremadamente estricto, pero cuando murió en 1992, les pareció que se habían quedado huérfanos. En 2015, una de las calles a lo largo los antiguos terrenos de AZLK fue nombrada en su honor.

Valentínn Kolomnikov, el director de AZLK

La muerte de Kolomnikov coincidió con las dificultades a las que se enfrentó todo el país tras la desaparición de la URSS. En 1992, AZLK cambió su nombre por última vez: se convirtió en OAO “Moskvich” (Sociedad Anónima “Moskvich”). Ya antes de la desintegración de la URSS habían aparecido distintos problemas: era demasiado difícil para AZLK competir con otras plantas como VAZ. En la década de los 90 del año pasado, ‘Moskvich’ siguió funcionando pese a la disminución de la demanda, y en la segunda parte de la década, la producción se redujo. Los trabajadores fueron incluso pagados con piezas de automóviles en lugar de un salario.

Pero al final, nada ayudó a “Moskvich” a resolver sus problemas, así que en 1998, la planta cambió radicalmente su concepto: dejó de fabricar coches pequeños y baratos y los ingenieros crearon en su lugar un modelo de clase superior llamado “Iván Kalita” (en honor a un famoso Gran Duque de Moscú, que vivió en el siglo XIV). Este coche estaba basado en el “Moskvich-2141”. Su producción se canceló en 2001, porque se consideró que la calidad del vehículo no era lo suficientemente alta para la clase premium y a los compradores no les gustaba. Dos años después, la planta comenzó un procedimiento de quiebra. Terminó en 2006, y en 2010, “Moskvich” fue cerrada oficialmente.

El museo AZLK (desde 1992 el museo ‘Moskvich’) fue abierto en 1980. Este edificio en forma de OVNI se convirtió en un lugar de exhibición para modelos de autos descatalogados. Muchos empleados también contribuyeron a la colección del museo. Encontraron autos viejos, los repararon y los pusieron en exhibición. Esto ayudó a preservar la historia de AZLK. Cuando la planta quebró en 2006, el museo también fue cerrado. Los coches fueron trasladados a otros espacios de exposición. El propio edificio del museo está ahora a cargo de otra organización.

Curiosamente, el nombre de la planta sólo se retiró de la parte superior de su edificio de oficinas en 2014. Entonces, una parte del territorio de “Moskvich” fue tomada por una planta de Renault. Algunos edificios quedaron abandonados. Además, el gobierno de Moscú había decidido reorganizar las zonas industriales de la ciudad, por lo que se abrió una tecnópolis llamada “Moskvá” en los antiguos edificios de AZLK. Las secciones no utilizadas fueron gradualmente demolidas.

La otra parte del territorio de AZLK se está transformando en una zona residencial con un centro comercial. También hay varias ferreterías y centros de servicio de automóviles. Aún queda una pequeña sección de la planta abandonada, pero ya ha sido parcialmente desmantelada. El legado de AZLK ha llegado a su fin.

LEE MÁS: Estos automóviles soviéticos son mejores que un Ferrari o Lamborghini (bueno, casi…)

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies