Pincha aquí para ver impactantes imágenes reales de los ‘liquidadores’ de Chernóbil (Vídeo)

Ígor Kostin/Sputnik
Durante las tareas previas a la construcción del gran sarcófago que debía cubrir el reactor nuclear accidentado, se detectó que sobre su tejado había restos esparcidos de barras de grafito y restos de combustible. Estos materiales radioactivos tuvieron que ser arrojados por operarios humanos al interior de lo que en su momento fue el núcleo del reactor.

Denominados como “biorobots”, estos operarios se turnaron para pasar cortos periodos de tiempo eliminando los desechos radioactivos, dado que ningún robot de los que se probaron para llevar a cabo la tarea resistió la fuerte radiación presente. En periodos máximos de dos minutos más de 3.000 personas, sobre todo soldados, realizaron la mortal tarea.

El valor de estas personas, así como su labor, fue posteriormente reconocida por el Gobierno de la Unión Soviética, siendo condecorados con una medalla, en agradecimiento a su sacrificio.

¿Quién era Valeri Legásov, el científico soviético que salvó al mundo de Chernóbil? Pincha aquí para saberlo. 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies