¿Qué no hubo negros en Chernóbil? ¡Error! Hubo uno

Ígor Jiriak
Era un soldado estacionado en unidad que recibió la orden de ayudar a evacuar a la gente de las áreas cercanas a la planta nuclear accidentada en 1986.

Una guionista británica, Karla Marie, se ha quejó hace unos en Twitter de que no veía “PoC” (people of colour o gente de color) en la serie de televisión de HBO Chernobil, que es ahora mismo un tema candente en Internet.

El tweet fue recibido con sarcasmo en Rusia. La gente trató de convencer a Marie de que es casi imposible que hubiera gente de color en aquella provincia soviética, y menos que se ocupara de una planta nuclear secreta.
Sin embargo, el sitio web ucraniano theBabel ha ‘encontrado’ a un hombre negro que fue realmente un liquidador de las terribles consecuencias del desastre nuclear de Chernóbil.

Su nombre es Ígor Jiriak. Según la web, Ígor fue movilizado para el servicio militar obligatorio a la edad de 18 años y se unió a una brigada de construcción de pontones y puentes en Kiev en 1985. A los soldados de esta unidad del ejército se les ordenó finalmente que ayudaran a contener el desastre de Chernóbil.

En 1986, su unidad construyó un puente sobre el río Prípiat para ayudar a evacuar a los ciudadanos de la ciudad.

El relato de Ígor en la página rusa de medios sociales VK incluye muchas fotos de su estancia en Chernóbil, que la web dice que subió en 2016 para conmemorar el 30º aniversario de la tragedia. También aparece escaneado un Certificado de Agradecimiento honorífico que Ígor recibió por su servicio a la Patria, firmado por el comandante de su unidad militar.

Sin embargo, algunos comentarios en línea dudan de la autenticidad del documento, mientras que otros no creen que sus fotos hayan sido tomadas en Chernóbil (hay fotos con carteles de Prípiat y Chernóbil, pero Igor no aparece en ellas, sólo aparece en fotos con sus compañeros soldados). Pero muchos dicen que reconocen los puentes y otros lugares de Chernóbil en las fotos y creen que son auténticas.

Ígor vive ahora en Rusia, en la ciudad noroccidental de Cherepovéts, en la región de Vólogda. Desafortunadamente, Ígor no es un usuario frecuente de las redes sociales. Todavía no ha respondido a las peticiones de decenas de periodistas para que conceda una entrevista (incluida la nuestra). Y no está claro si ha visto la serie de HBO y lo que piensa de esta. O si está al tanto de su repentina fama.

Si alguna vez te has preguntado por qué las autoridades soviéticas callaron tras el accidente de Chernóbil, pincha aquí.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies