‘¡Vuela con Aeroflot!’: así atraía pasajeros la mayor aerolínea del mundo (Imágenes)

Foto de archivo
Aeroflot es una de las compañías soviéticas más conocidas (ahora rusa). Así se anunciaba en tiempos de la URSS.

Aeroflot, el regalo del tiempo.

Aeroflot fue fundada poco después del fin de la guerra civil en Rusia, en 1923. Al principio, se llamaba de otra manera: Dobroliot, que significa “buen vuelo”. Fue a principios de la década de 1930, cuando la compañía recibió su nombre actual.

En las alas de Aeroflot, cruzando la patria.

Una de las primeras rutas internacionales de la aerolínea soviética fue a la entonces alemana Königsberg (ahora rusa Kaliningrado), y los primeros vuelos internos regulares fueron a Nizhni Nóvgorod (400 km al sudeste de Moscú). Los pilotos soviéticos pilotaban aviones Junkers F-13 alemanes en aquel entonces.

Sin embargo, a partir de principios de la década de 1930, los primeros aviones de fabricación soviética ANT-9 y K-5 ya estaban operativos. El primer aeropuerto de pasajeros se inauguró en Moscú. Era uno de los más grandes del mundo y estaba situado cerca de la actual estación de metro Aeroport.

Aeroflot provee beneficios.

La primera azafata apareció en Aeroflot en 1939, aunque no fue llamada así: se la conocía como “señora de la comida”. En aquel entonces, los requisitos para las azafatas eran muy estrictos: se suponía que no debía medir más de 162 centímetros ni pesar más de 52 kilos.

Aeroflot. ¡Vuela en aviones!

Aeroflot comenzó a crecer rápidamente después de la Segunda Guerra Mundial. Su aeropuerto de Vnúkovo en Moscú se convirtió en el mayor centro de operaciones aeronáuticas de la URSS en aquel momento. En 1956, la aerolínea soviética fue la primera en el mundo en poner en servicio un avión a reacción de pasajeros: el Tu-104.

A finales de los años 50, Aeroflot estableció otro récord cuando empezó a usar el Tu-114, el avión de pasajeros más grande del mundo. Más tarde, fue reemplazado por otra aeronave de la aviación soviética: el Il-62.

El tiempo es mi beneficio: un día en tren, una hora en avión.

En 1960 se creó la Oficina de Publicidad e Información de Aeroflot. En esa época se creó un eslogan muy popular: “¡Vuela con Aeroflot!”. Se hicieron muchas bromas al respecto, ya que no había otras aerolíneas en la URSS y uno no podía volar con otra compañía, aunque desease mucho hacerlo. Sin embargo, lo que se intentaba lograr con este mensaje era convencer a los pasajeros de que utilizaran más aviones que trenes, ya que estos eran considerados el principal competidor de Aeroflot.

La Aeroflot soviética tuvo a su disposición un enorme número de aviones (más de 2.000) desde el Antónov An-2 agroforestal hasta el supersónico Tu-144 (el primer avión de pasajeros supersónico del mundo). Uno de sus principales aviones durante el último período de existencia de la URSS fue el Tu-154.

En 1980, Aeroflot fue transportista oficial en los Juegos Olímpicos de verano de Moscú. Aeroflot apareció en varias películas internacionales, incluyendo el clásico de Hollywood 2001: Una odisea en el espacio y la coproducción soviética-italiana Las increíbles aventuras de unos italianos en Rusia.

En los años 80 Aeroflot sobrevolaba todos los continentes y transportaba 120 millones de pasajeros al año. Este récord, que se ganó su lugar en El Libro Guinness de los récords sigue sin ser batido. Era la aerolínea más grande del mundo.

Aeroflot era la compañía que volaba la ruta más larga del mundo, que se extendía a lo largo de 18.000 km a través de Moscú-Rabat-La Habana-Lima-Santiago.

Pincha aquí para saber más sobre la historia de Aeroflot.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies