No, las aeromozas de la URSS no llevaban este uniforme (Fotos)

¡Gracias a Dios, las azafatas vestían de forma mucho más elegantes en aquel entonces!

A los rusos les ha encantado la nueva serie de Netflix Gambito de dama (la base de datos de películas Kinopoisk le da una calificación de 8.6 basada en más de 5 mil votos de usuarios). Uno de los pocos momentos que chirrió a los espectadores fue la escena en un avión donde una aeromoza soviética aparece portando una bandeja.

Su aspecto es absolutamente espectacular: Como sombrero, lleva una extraña mezcla de burka y gorro lateral verdoso de las fuerzas armadas soviéticas; su delantal verde caqui está metido debajo de charreteras mal colocadas bajo una camisa azul, decorada con un alfiler de Aeroflot. ¡Agh!

Para que todos los potenciales espectadores aprecien lo absurdo de su vestimenta y la creatividad de los diseñadores de vestuario la serie, sólo tenemos que mostrarles un análogo de la vida real.

Al principio, no había un uniforme estándar que las primeras azafatas tuvieran que llevar. El 5 de mayo de 1939, una joven moscovita de 20 años llamada Elsa Gorodétskaia se convirtió oficialmente en la primera azafata de la Unión Soviética, sirviendo en un vuelo de Moscú a Ashgabat (la capital de Turkmenistán, que formaba parte de la URSS en aquel entonces).

Gorodétskaia no sólo no tenía su propio uniforme, sino que su trabajo ni siquiera estaba registrado oficialmente en Aeroflot. Como todavía no había azafatas, la mujer estaba registrada como almacenera y se la conocía como camarera mientras estaba a bordo. Tenía que proveer a los aviones con vajilla y comida, limpiar la cabina del avión antes de su salida y ayudar a los pasajeros.

El puesto de azafata se introdujo oficialmente unos meses más tarde ese mismo año, pero la Segunda Guerra Mundial interrumpió entonces los vuelos comerciales en toda la URSS, antes de que se reanudaran en 1946.

Sin embargo, todavía no había un uniforme estandarizado para las azafatas soviéticas. Sólo había una recomendación general de que las azafatas observaran la regla general de “blanco arriba y negro abajo”.

El primer uniforme estandarizado no se adoptó hasta 1954 y sólo se aplicó a los vuelos internacionales. El nuevo uniforme estaba hecho de tela de lana azul de alta calidad e incluía una blusa, falda, chaqueta ajustada, impermeable, abrigo, sombrero, zapatos, guantes y gorra.

Un nuevo y elegante uniforme gris apareció en 1962, sólo para ser sustituido por otro en 1967 que se creó para los nuevos vuelos regulares que conectaban la URSS con Japón y los EE.UU.

Uniforme de 1962.

Si Beth Harmon hubiese sido una persona real volando de los EE UU a Moscú en 1969, su asistente de vuelo habría vestido de esta forma:

En los años 70, el uniforme se volvió carmesí, pero el sombrero siguió siendo azul.

Auxiliar de vuelo Nadezhda Tkach.

El primer uniforme de aeromoza hecho exclusivamente para la estación cálida de verano se implantó en 1971. Las mangas cortas eran la característica principal del nuevo uniforme de verano.

En 1975 se empezó a usar otro nuevo uniforme que fue quizás el más llamativo de todos. Un vestido azul con rayas blancas fue complementado con un sombrero que se parece remotamente al que se vio en Gambito de dama (haz click aquí para ver la foto)

¡…o se parece lo mismo que un huevo a una castaña!

A finales de los 70, se cambió por otro uniforme menos llamativo.

Justo antes de los Juegos Olímpicos se celebrasen en la URSS en 1980, las azafatas soviéticas recibieron un uniforme renovado que se parecía al vistoso de 1975.

En la década de los 80 también apareció un uniforme de verano renovado.

1986 fue el año en que el uniforme de las azafatas soviéticas fue actualizado por última vez. El vestido azul venía con bufanda y sombrero rojo, mientras que el uniforme de verano consistía en un vestido azul y elegantes guantes blancos.

LEE MÁS: Estos son los uniformes de azafata de las principales aerolíneas rusas

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies