¿Cuántas vidas se llevó por delante el Terror Rojo?

En los sótanos de la Cheka de Petrogrado, 1918.

En los sótanos de la Cheka de Petrogrado, 1918.

Iván Vladímirov
La guerra civil rusa fue un sangriento enfrentamiento entre los rojos y los blancos. Hace exactamente un siglo, los bolcheviques recurrieron al terror, de manera oficial, para ganar este conflicto.

1. ¿Qué fue el Terror Rojo?

En el contexto ruso, el Terror Rojo hace referencia a las políticas represivas de los bolcheviques dirigidas contra sus oponentes políticos, así como a los “enemigos de clase”. Se declaró oficialmente el 5 de septiembre de 1918, en una resolución especial adoptada por la dirección bolchevique, que estipulaba que “todas las personas que tuvieran algo que ver con las organizaciones, conspiraciones y motines de los blancos debían ser fusiladas”.

La inscripción en el banner dice: ‘¡Muerte a la burguesía y sus secuaces! ¡Larga vida al Terror Rojo!’

La campaña terminó de manera oficial dos meses después, aunque en general el término Terror Rojo se utiliza para referirse a la represión política del Gobierno soviético durante la guerra civil rusa, desde octubre de 1917 hasta 1922, es decir, desde el momento en el que los bolcheviques derrocaron al Gobierno Provisional, hasta que derrotaron a todos sus enemigos.

2. ¿Cuáles fueron las razones para el Terror Rojo?

En ocasiones se dice que inmediatamente después de la toma de poder, los bolcheviques no fueron muy severos. Liberaron a una serie de oponentes que muy pronto se convirtieron en sus enemigos acérrimos. Condenaron a penas leves a algunos que habían conspirado contra ellos. Sin embargo, todo cambió cuando la lucha se intensificó.

Después de un atentado contra Lenin, que se produjo el 30 de agosto, los bolcheviques declararon el Terror Rojo. Después de pronunciar un discurso ante los trabajadores de una fábrica de Moscú, el líder revolucionario recibió tres disparos y una bala le provocó una grave herida.

Atentado contra la vida de Vladímir Lenin, 1957.

Además, a continuación asesinaron e intentaron acabar con la vida de algunos altos funcionarios. Así, solamente en julio de 1918, mientras la guerra civil iba recrudeciéndose, mataron a 4.110 funcionarios soviéticos. Los bolcheviques consideraban el Terror Rojo como una respuesta legítima a los ataques de sus enemigos.

3. ¿Cómo empezó?

Inmediatamente después del fallido intento de asesinato de Lenin y Uritski, los bolcheviques tomaron como rehenes y ejecutaron en Petrogrado a 512 miembros de la burguesía y de las clases altas. En la segunda quincena de septiembre, asesinaron a 300 personas más.

En Moscú, el 5 de septiembre ajusticiaron públicamente a 80 personas. Entre los muertos a tiros había dos exministros del Interior y el último presidente de la Cámara Alta del parlamento imperial, Iván Shcheglovítov. “Aquí está el exministro del zar, que durante toda su vida derramó sangre de obreros y campesinos”, exclamaron los soldados de un pelotón de fusilamiento, antes de la ejecución.

Iván Shcheglovítov fue el último presidente de la Cámara Alta del parlamento imperial.

Según los historiadores, en otoño mataron entre 1.600 y 8.000 personas en todo el país.

4. ¿Apoyaron todos los bolcheviques el Terror Rojo?

No había unidad entre los dirigentes bolcheviques respecto a la escala del terror. En una fecha tan temprana como octubre, muchos altos funcionarios del Partido Comunista, entre ellos un ministro del Interior, exigieron el fin de las políticas represivas. El 6 de noviembre la campaña terminó oficialmente y se declaró una amnistía.

Al mismo tiempo, a medida que se acercaba la guerra civil, parecía que la ola de violencia no hacía más que aumentar. Numerosos líderes bolcheviques abogaban por el uso generalizado del terror. “Tenemos que exterminar a las clases inútiles. … No hay que buscar pruebas, como un hecho o una palabra, de que un acusado haya actuado contra los soviéticos. La primera pregunta es a qué clase pertenece, cuáles son sus orígenes, cuáles son su formación, su educación y su profesión. Estas preguntas definirán el destino del acusado. Este es el sentido y la esencia del Terror Rojo”, afirmaba Martin Latsis, un influyente funcionario de la Cheka. 

La detención de los generales zaristas, 1926.

El propio Lenin respondió a las palabras de Latsis y dijo que eran un “sinsentido”. El revolucionario añadió que la tarea no era exterminar físicamente a toda la burguesía, sino eliminar las condiciones sociales que habían creado esa clase.

5. ¿Cuánta gente murió durante el Terror Rojo?

Las cifras varían mucho. Según el historiador Serguéi Vólkov, entre 1917 y 1922 los bolcheviques acabaron con la vida de hasta dos millones de personas. Por otro lado, los historiadores que toman como referencia los materiales de archivo de los cuerpos responsables de las políticas represivas, afirman que en esos años el terror organizado se cobró 50.000 vidas. Algunos de ellos duplican esta cifra porque incluyen a las víctimas de las revueltas campesinas contra el régimen soviético.

Cuerpos de las víctimas del Terror Rojo en Crimea, 1918.

100.000 personas es un número impresionante, pero desafortunadamente es solo una pequeña fracción de todas las víctimas de la guerra civil, que se estima entre diez y doce millones de personas.

6. ¿Hubo también un Terror Blanco?

Oficialmente, una de las principales razones para el surgimiento de la represión bolchevique fue precisamente la existencia del Terror Blanco. Cuando aumentó la escala de la lucha antibolchevique, a mediados de 1918, fue cuando cobró intensidad la respuesta de los comunistas.

El número de víctimas de la represión de los blancos no tiene una respuesta clara. Resulta mucho más difícil calcularlos ya que, a diferencia de los rojos, los blancos carecían de una estructura estatal organizada, en realidad eran un conglomerado de fuerzas luchando contra el bolchevismo.

La gente liberada del cautiverio de los blancos, 1918
.

No proclamaron ninguna campaña oficial de terror y por eso los hechos cometidos por los blancos llamaron menos la atención. Sin embargo, según muchos historiadores, reprimieron tanto o más que  sus enemigos comunistas. Tal y como afirma el autor de un reciente estudio, en manos de los blancos cayeron no menos de 500.000 personas, aunque habitualmente las estimaciones de los investigadores suelen ser menores.

¿Cómo serían las víctimas de Stalin si vivieran entre nosotros? Pincha aquí.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies