Estas son las actrices más lindas y elegantes de la URSS (Fotos)

O. A. Mertsedin/rgakfd.ru
Durante la edad de oro de la URSS no se oían conceptos como “estrella del mundo del espectáculo” o “sex symbol”, pero eso no significa que no hubiera bellas actrices. Aquí te mostramos algunas de ellas, que no son tan conocidas en Europa o América Latina.

Anastasía Vertínskaia

Debido a que no se trata de una lista democrática, en realidad el primer puesto (y el resto) es elección tuya. Nosotros comenzamos por la Greta Garbo de la URSS –Anastasía Vertínskaia– una mujer extraordinariamente bella y muy inteligente. La actriz soviética tuvo un papel protagonista en gran cantidad de adaptaciones de los clásicos. Se hizo famosa a los 15 años, con su actuación en la película Velas escarlatas. Le seguirían Anna Karénina, Guerra y paz y El maestro y Margarita, así como papeles destacados en dos de los teatros más importantes de Rusia. El momento de mayor apogeo fue objeto de mucha envidia a lo largo y ancho de toda la URSS.

Natalia Varléi

Natalia Varlei es única. La menuda morena de la película de culto, La prisionera del Cáucaso (1967), con su peculiar corte de pelo no solo era una actriz (que sigue en activo) sino que también era trapecista en el Circo de Moscú. Los ancestros familiares por parte paterna se remontan a un jinete de cerreras galés del siglo XIX, que fue invitado a Rusia a gestionar una granja de caballos. Por parte de la madre cuenta con orígenes franceses y alemanes. Esta mujer de belleza etérea es también una pariente lejana del escritor Alexéi Tolstói. Cuando era adolescente tuvo un problema cardíaco y no podía hacer deporte, pero lo arriesgó todo, antes de pasar a la pantalla en 1965, cuando su compañía del circo estaba de gira por Odessa, en la Ucrania soviética, y descubrieron su inimitable talento encima del escenario.

Victoria Fiódorova

En la historia del cine soviético hay pocas historias más trágicas que la de Victoria Fiódorova. Esta gran artista nació en 1946 y fue hija del almirante estadounidense Jackson Tate y de la actriz rusa Zoia Fiódorova. La policía secreta soviética hizo saber al entonces agregado del Departamento de Estado de EE UU que tenía que acabar su romance. Cuando la historia llegó a oídos de Stalin, Jackson Tate fue declarado persona non grata, mientras enviaron a la madre de Fiódorova ocho años a Siberia. Solo pudo librarse tras la muerte de Stalin. Por su parte, Victoria (nombra en honor de la victoria en la Segunda Guerra Mundial) no conoció a su padre hasta que un profesor de la Universidad de Connecticut supo la historia y lo contactó, tras lo cual dirigieron una campaña para que el Gobierno soviético permitiera que su hija fuera a EE UU. Ella fue y se casó en junio de 1975, pocos días antes de terminar su visado. Entre sus películas se encuentra una adaptación al cine de Crimen y castigo con la que consiguió muchos elogios. Murió de cáncer de pulmón en 2012, en Greenwich Township, Pennsylvania.

Natalia Andréichenko

El equivalente soviético de Mary Poppins fue un icono del cine soviético tardío, cuando el sexo se hizo un lugar común en las pantallas. Su primer papel protagonista fue en la épica Siberiada (1979) hizo que recibiera numerosos elogios y, a partir de ahí, todo fue mejorando. Su capacidad para hacer un cambio total de apariencia fue llamativa, de una belleza dura a convertirse casi en una especia de británica con aire de Mary Poppins, antes de hacer Lady Macbeth de Mtsensk, adaptación de la novela del mismo nombre y que es casi pornográfica. Andréichenko todavía tiene un gran aspecto a sus 62 años, lo suponemos por la dieta que lleva y todo el yoga que practica, pero no nos cites en esto...

Natalia Negoda

Otra Natalia en nuestra lista, pero con la pequeña diferencia de que esta fue una de las primeras exportaciones soviéticas a Playboy. Negoda presenció en fin de la URSS y sacó partido de ello, entre otras cosas tomó algunos papeles muy arriesgados, como en La pequeña Vera, lo que le dio mucha fama por ser la primera soviética en desnudarse completamente en una producción nacional. La película sigue siendo un ejemplo escandaloso de cine soviético.

Irina Alfiórova

Una de las mujeres más bellas del cine soviético, Irina Alfiórova, alcanzó la fama en el papel de  Constance de Bonacieux en Los tres mosqueteros. Suele decirse a menudo que marcó la belleza rusa en los años 70. A los 17 años llegó a Moscú procedente de Novosibirsk y se matriculo en una escuela de teatro, en la que sus compañeros la apodaron “la chica con ojazos”. Desgraciadamente, “labios, ojos y nada más”, es lo que se rumorea que pensaban algunos directores. Sin embargo eso no impidió en que se convirtiera en toda una leyenda en la URSS.

Liubov Polishchuk

Una de las cosas más especiales de Liubov Polishchuk es su extraña (y muy poco rusa) habilidad para parecer ignorar su propia belleza. A Polishchuk nunca le dio vergüenza parecer un poco tonta en la pantalla. Esta actriz de teatro nacida en Omsk continuó en activo hasta su muerte por cáncer en 2007, cuando tan solo tenía 57 años. Siempre estará en el corazón de los rusos por su papel en la adaptación de la novela Las doce sillas y otros muchos clásicos.

Liubov Orlova

Liubov Orlova fue considerada durante décadas la personificación de la belleza, el estilo y la gracia. Orlova contaba con esa rara cualidad aristocrática con la que nacen algunas personas. Obtuvo el galardón de Artista del pueblo de la URSS y el Premio Stalin pero su camino al estrellato fue espinoso. Esta niña pobre quiso graduarse en el Conservatorio de Moscú, pero no lo consiguió. Tuvo un encuentro casual con el director Grigori Alexándrov, con quien se casó mientras su marido estaba en el GULAG. Películas como Una masa alegre, Circo y Volga, Volga (1934, 1936 y 1938, respectivamente) estarán unidas para siempre a la conciencia colectiva soviética, con Orlova como joya de la corona. Falleció en 1975 tras una batalla contra el cáncer de estómago.

Aquí te mostramos una galería de fotos de las mujeres más lindas de la URSS.

¿Quieres recibir la información más destacada sobre Rusia en tu correo electrónico? Pincha aquí y recibe cada viernes el material más interesante.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Lea más
Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.