El primer museo privado de Rusia, base de la Biblioteca Estatal, abrió sus puertas hace 186 años

Casa Pashkov en el siglo XIX.

Casa Pashkov en el siglo XIX.

Biblioteca de Congreso
La colección de Rumiántsev estuvo en un primer momento en San Petersburgo, pero a principios de la década de 1860 se mudó a Moscú.

El conde Nikolái Rumiántsev era excepcional: estadista -ministro de Exteriores durante la guerra contra Napoleón-, patrón de las artes y coleccionista de libros, monedas y manuscritos antiguos. A lo largo de toda su vida coleccionó e investigó objetos históricos y, tras su muerte, su hermano pidió permiso al zar Nicolás I para crear un museo basado en su colección.

El 23 de noviembre de 1831, abrió sus puertas al público el primer museo de propiedad privada en la mansión Rumiántsev, situado en el embarcadero Anglískaia en San Petersburgo. Se hizo muy popular. En 1861 el museo se mudó a Moscú porque en San Petersburgo ya había numerosas bibliotecas y colecciones que se actualizaban constantemente y Moscú carecía de una institución similar.

En Moscú el Museo Rumiántsev encontró un lugar en la Casa Pashkov, junto al Kremlin, y poco tiempo después se abrió allí la biblioteca pública Rumiántsev. En 1924 esta colección fue la base para la Librería Estatal Soviética Lenin o Leninka, como se conocía popularmente.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies