Qué ropa es necesaria para sobrevivir al invierno ruso

Russia Beyond (Legion Media)
Todo el mundo sabe que el invierno ruso es frío, pero la cuestión de qué ropa se necesita para afrontarlo con eficacia sigue abierta al debate.

Viví en Rusia dos años cuando era niña y he vuelto de visita muchas veces desde entonces y ahora vivo aquí como estudiante. Me gustaría aprovechar esta oportunidad para ofrecer mi opinión (como extranjera) sobre la combinación de ropa que realmente resiste las temperaturas que pueden llegar a ser inferiores a -25ºC.

Evidentemente, actividades distintas exigen una vestimenta diferente; las actividades físicas como el trineo o el patinaje sobre hielo exigen menos capas y algo de secado rápido. Sin embargo, para planes menos activos, como un paseo por el parque, hay que abrigarse bien. Esta lista debería ayudarte (al menos) a vestirte para un punto intermedio, una actividad de intensidad media, ¡no para entrar y salir de los ventisqueros, ni para sentarte inmóvil en el suelo!

Capa 1: térmica

Las capas térmicas tienen muchas formas, grosores y materiales. Los térmicos estándar son finos, pero extremadamente aislantes, suaves y flexibles y cubren la totalidad de las cuatro extremidades. Su función es evitar que el aire frío entre en contacto con la piel desnuda y crear una capa de calor entre ellos y la piel: son realmente muy eficaces. Los niños los llevan como capa de base y, cuando están en el interior, suelen quitarse todas las capas adicionales hasta llegar a la parte superior e inferior de las prendas térmicas. Los adultos, sin embargo, tenemos que llevar ropa “normal” debajo de nuestro equipo de invierno, para poder realizar las actividades interiores del día con ropa que no parezca un pijama de los años 40.

¿La solución? Elegir prendas normales que actúen igual que las térmicas, como camisetas de manga larga de algodón de buena calidad y vaqueros o pantalones ajustados. Estas prendas deben ser cálidas, pero transpirables, y deben garantizar el movimiento, incluso cuando se añadan otras capas de ropa por encima.

Capa 2: lana

La capa más sencilla, pero quizás la más fácil de equivocarse, es la capa que actúa como la última defensa contra el frío. Puede ser muy tentador optar por la estética en lugar de la calidez y elegir una elegante chaqueta de punto o un jersey de cuello en V que encaje bien con el resto de tu ropa. Pero, ¡advertencia! Si haces esto, necesitarás un abrigo tan increíblemente grueso para compensar que te costará entrar en los portales.

En su lugar, elige un forro polar o un jersey grueso y duradero, preferiblemente de lana o similar, que llegue hasta la barbilla: un cuello alto o un forro polar con cremallera funcionan especialmente bien. Si el viento puede colarse por el cuello, la prenda elegida será mucho menos eficaz.

Capa 3: Шуба, también conocida como capa de “piel”

Esta capa se llama así porque, al menos entre las mujeres rusas, no hay nada menos aceptable. Y tienen razón. El шуба (pronunciado “shu-ba”) es el abrigo de piel ruso, que suele estar hecho de una serie de pieles de animales, tanto genuinas como artificiales. Los precios dependen del tipo de piel que se elija, siendo la de visón la que más cuesta, mientras que la de conejo es una opción más asequible. Estos abrigos, además de tener un aspecto glamuroso, son realmente muy cálidos. Tienen la ventaja añadida de que llegan hasta la mitad de las espinillas o los tobillos, lo que combate totalmente el frío del viento, que es lo que finalmente hace que el aire se sienta tan frío. Si optas por una chaqueta normal hasta la cintura, entonces puedes considerar unos calzones largos o algo similar para las piernas.

Si una шуба no es para ti, o prefieres algo más práctico, entonces opta por un abrigo similar al que se usaría para esquiar. Debe ser impermeable y muy cálido, quizás con redes de ventilación bajo los brazos, que se puedan desabrochar mientras se está en el interior.

Accesorios

Gorro: Debe tener orejeras o al menos cubrir las orejas, o se congelarán y dolerán mucho.

Bufanda: No debe ser demasiado lanosa o gruesa, o tu aliento la humedecerá y se congelará. Prueba con una bufanda más fina y transpirable.

Guantes: En mi opinión, la pieza más importante de la ropa de invierno, sin la cual tus manos están simplemente inmóviles. Yo suelo elegir dos pares: una capa fina de algodón o poliéster, con la que puedo utilizar el teléfono o el cajero automático, y un par de manoplas más gruesas encima (asegúrate de que son impermeables si piensas lanzar bolas de nieve).

Calcetines: Elige dos pares: Un par de calcetines finos normales que actúen como capa térmica y un buen par de calcetines gruesos de esquí o de senderismo que funcionen bien por encima; eso sí, asegúrate de no cortar la circulación.

Calzado: Es prácticamente imposible caminar por Moscú en invierno sin tener que pisar o atravesar la nieve. Por esta razón, recomiendo encarecidamente que te hagas con un par de botas para la nieve; son cálidas, duraderas, impermeables, a prueba de nieve y pueden resultar bastante elegantes si eliges las adecuadas.

LEE MÁS: Así se prepara el transporte público de Moscú para el invierno ruso

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies