5 lugares escalofriantes de San Petersburgo

yulenochekk/Getty Images
Estos lugares de la capital del norte te darán escalofríos.

1. La mansión Brusnitsin

Esta antigua mansión situada en las afueras de San Petersburgo pertenecía a una rica familia de comerciantes que poseía una fábrica y ganó millones produciendo productos de cuero antes de que estallara la Revolución de 1917.

Los propietarios de la mansión invirtieron mucho dinero en su decoración. Una exquisita lámpara de araña, una gigantesca chimenea, paredes de seda natural y un trabajo de estuco que a veces parece siniestro adornan los numerosos salones de la mansión.

Una leyenda de la ciudad cuenta que el jefe de la familia encargó un espejo a Italia para decorar un amplio salón de baile dentro de la mansión. Supuestamente, se trataba del mismo espejo que había colgado en el castillo del Conde Drácula. 

A pesar de que Drácula es un personaje de ficción, numerosas personas contaron extraños incidentes relacionados con quienes se miraban en el espejo. Al parecer, enfermaban, morían o incluso desaparecían sin dejar rastro.

No se sabe qué ocurrió con el espejo maldito después de que los bolcheviques expropiaran la mansión. Una versión de la leyenda dice que el espejo estaba escondido en una cámara secreta dentro de la mansión y que podría resurgir.

2. Cementerio de Novodévichi

Este cementerio de San Petersburgo se conoce a veces como el Père Lachaise (famoso cementerio de París) ruso por la abundancia de criptas inusuales que han sobrevivido de los siglos pasados. Muchos científicos, artistas y estadistas notables encontraron aquí su lugar de descanso final.

Tras la Revolución de 1917, algunas de estas criptas fueron profanadas por ladrones de tumbas, que se llevaron los objetos de valor con los que fueron enterrados muchos de los difuntos notables. Las tumbas irregulares entre majestuosas lápidas y criptas envejecidas pueden asustar fácilmente a un visitante susceptible.

3. Kunstkámera

Pedro el Grande creó el primer museo de Rusia al exponer un montón de cosas raras que poseía. Desde su puesta en marcha en 1727, la Kunstkamera -que significa Gabinete de Curiosidades- creció considerablemente. 

Quizá el museo sea más famoso por su colección de rarezas repulsivas, como el esqueleto de un niño bicéfalo, gemelos siameses, un ternero bicéfalo, etc., todo ello conservado en frascos de cristal.

4. La casa Rotunda

Este edificio se hizo popular entre varios movimientos culturales underground de la juventud soviética en las décadas de 1970 y 1980. También es famosa por su acústica única: la gente dice que incluso los sonidos más silenciosos no pasan desapercibidos en su interior a pesar de, curiosamente, la ausencia total de eco.

Esta casa se cita con frecuencia como uno de los lugares más misteriosos de la capital del norte de Rusia, ya que, al parecer, era el lugar donde los masones celebraban sus elaboradas ceremonias secretas en el siglo XVIII. Hoy en día, los habitantes de la ciudad atribuyen a la rotonda cualidades místicas propias. Una leyenda de la ciudad cuenta que hubo una persona que entró por una puerta que desapareció, que se reveló por un breve momento y regresó como un frágil anciano a pesar de estar ausente sólo unos minutos.

5. El campamento abandonado de la Golondrina

En la época soviética, cuando aún no estaba abandonado, había un bloque que era el menos popular entre los pioneros que se alojaban en el campo. La razón por la que nadie quería una habitación allí era que cerca había una casa de bombas.

Cuenta la leyenda que, durante la Segunda Guerra Mundial, los soldados nazis mataron a una joven dentro de la casa de bombas, donde habían erigido una horca. Cuando terminó la guerra y los pioneros inundaron el campo, que se creía el lugar del terrible crimen, los visitantes informaron de que habían visto la bomba de agua abandonada iluminada por la noche. También se oían extrañas y siniestras voces entre los que se quedaban despiertos hasta altas horas de la noche.

Tras el colapso de la Unión Soviética, el campo de la Golondrina (Lástochka) quedó abandonado y, al parecer, el territorio se vendió a promotores inmobiliarios. Tal vez los propietarios de los nuevos apartamentos que podrían construirse en el espeluznante lugar también informen de que ocurren cosas extrañas en los alrededores. Solo el tiempo lo dirá.

LEE MÁS: Los 7 lugares más escalofriantes de Rusia en fotos

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies