Códigos QR para entrar en cafés y restaurantes y vacunación para migrantes en Moscú

Vitaly Belousov/Sputnik
Desde el pasado 28 de junio los cafés y restaurantes de Moscú solo sirven a los clientes que puedan presentar códigos QR especiales.

Esta medida forma parte de las nuevas restricciones desencadenadas por el aumento del número de casos de coronavirus. Además, Moscú ha empezado a ofrecer la vacuna Covid-19 a los trabajadores inmigrantes. Descubre cómo conseguir un código QR y apuntarte a la vacunación, y qué hacer si hay un fallo en el sistema.

¿Qué es un código QR y cómo conseguirlo?

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, promulgó un decreto por el que, a partir del 28 de junio, todos los establecimientos de restauración de la ciudad, incluidos cafés, restaurantes, bares y karaokes, deberán permitir la entrada únicamente a aquellos clientes que hayan sido vacunados, que hayan pasado el Covid-19 en los últimos seis meses o que hayan dado negativo en la prueba PCR realizada en los tres días anteriores. La restricción no se aplica a las terrazas de verano o en el servicio de comida para llevar.

Quienes hayan pasado el Covid-19 o estén vacunados con las dos dosis de Sputnik V, EpiVacCorona y CoviVac o una sola dosis de la vacuna Sputnik Light (las vacunas extranjeras no han sido reconocidas oficialmente en Rusia) pueden recibir un código QR individual, que deberán presentar, junto con su pasaporte, para que se les permita la entrada.

Los que no hayan tenido Covid-19 y no se hayan vacunado también pueden obtener un código QR. Para ello, tendrán que hacerse una prueba de PCR en uno de los laboratorios pertenecientes al sistema unificado de análisis de información médica UMIAS. (La lista de estos laboratorios en Moscú puede encontrarse en el mapa aquí).

Para obtener un código QR, los extranjeros tienen que rellenar un formulario especial en el portal mos.ru, facilitando su nombre completo, fecha de nacimiento, teléfono móvil, datos del pasaporte y el número de su permiso de trabajo en la Federación Rusa. Una vez enviado el cuestionario, el sistema emitirá un código QR. Para los que hayan pasado el Covid-19, el código será válido durante seis meses desde que se recuperaron; para los vacunados, durante un año a partir de la fecha de la segunda inyección; y para los que tengan una prueba de PCR negativa, durante 72 horas a partir del momento en que los resultados de la prueba se introdujeron en la base de datos del laboratorio.

Además, tras la segunda inyección, los extranjeros recibirán un certificado de vacunación con un código QR impreso que podrán utilizar para entrar en bares y restaurantes, informa Kommersant.

No puedo conseguir un código QR, ¿qué hago?

El periódico Kommersant informa de que algunos ciudadanos extranjeros, incluidos los diplomáticos, no pueden obtener un código QR porque muchos de ellos fueron vacunados en sus países de origen con vacunas extranjeras, que no están reconocidas en Rusia. Además, antes de recibir un pinchazo los extranjeros en las policlínicas estatales rusas debían presentar un número de cuenta del seguro individual (SNILS), que los ciudadanos extranjeros no tienen.

En invierno y primavera de este año, los extranjeros en Moscú podían vacunarse en los puntos de vacunación que había en los centros comerciales, pero ahora también se les puede exigir que presenten un pasaporte ruso o un SNILS.

Más información: “Soy extranjero y me he vacunado con Sputnik V en Rusia”

La única opción es hacerse una prueba de PCR antes de cada visita a un restaurante.

Hasta ahora no ha habido ningún comentario por parte del Ministerio de Sanidad ni del Ministerio de Asuntos Exteriores. El 24 de junio, la central de coronavirus de Moscú anunció que los extranjeros en Rusia podrían vacunarse pagando. Sin embargo, no dio un plazo, diciendo sólo que todo dependía de cuándo el gobierno aprobara la decisión.

¿Significa esto que los extranjeros no pueden vacunarse contra la Covid-19 en Rusia?

No del todo. Desde el 29 de junio, se han establecido dos puntos de vacunación para trabajadores inmigrantes en Moscú y la región circundante. Uno se encuentra en el Centro de Migración de Sajarovo (a 50 km de Moscú) y el otro, en el territorio del mercado de Sadovod.

El de Sajarovo está abierto de 9.00 a 21.00 horas y el de Sadovod, de 8.00 a 20.00 horas. Cada uno de estos lugares puede atender a más de 2.000 personas al día.

La única vacuna disponible en estos dos puntos es la monodosis Sputnik Light.

“En primer lugar, por supuesto, tenemos que suministrar a los rusos Sputnik V. En segundo lugar, los inmigrantes tienen un potencial bastante dinámico de desplazamiento a través de la frontera, entre diferentes equipos, regiones, etc., por lo que sería bastante difícil garantizar un ciclo de vacunación normal. Sputnik Light tiene un efecto inmediato, lo que permite vacunar con bastante rapidez a quienes deben ser vacunados”, dijo el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, al explicar la elección de una vacuna de dosis única para los trabajadores migrantes.

Según el alcalde, durante los primeros diez días, los puntos de vacunación para inmigrantes funcionarán en modo de prueba, administrando los pinchazos en las solicitudes de los empresarios. Cada inyección costará a los empresarios 1.300 rublos (unos 18 dólares).

“A medida que se pruebe y mejore el mecanismo, se ofrecerá la vacunación a otros grupos de ciudadanos extranjeros, incluidos los que trabajan por cuenta propia”, añadió el alcalde.

LEE MÁS: Los desarrolladores de la vacuna Sputnik V prometen una inyección contra la variante delta

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies