Rusia desea convertirse en un destino turístico de vacunación contra el Covid-19

Alexánder Zemlianíchenko Jr/Xinhua/Global Look Press

Mientras las campañas de vacunación avanzan a distintos ritmos en todo el mundo, Rusia pretende establecerse en el sector del turismo de vacunas. Tanto los expertos económicos como las más altas autoridades apuntan en este sentido, informa la agencia de prensa Interfax

De hecho, a comienzos de junio, el propio Vladímir Putin, en el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo, pidió al gobierno que estudiara la cuestión de organizar el turismo de vacunas en el país.

“La industria farmacéutica nacional está dispuesta a seguir aumentando la producción de vacunas. No solo satisfacemos plenamente nuestras propias necesidades, sino que también podemos ofrecer a los extranjeros que vengan a Rusia y se vacunen aquí”, dijo. Además, se ha generalizado la práctica de que personas de distintos países, incluidos empresarios, ejecutivos de grandes empresas europeas y otras compañías, vengan específicamente a Rusia para vacunarse contra el coronavirus.

Según Víktor Tolpokaráiev, director general del touroperador Intourist, este invierno comenzó a acumularse una amplia cartera de pedidos de socios extranjeros que deseaban beneficiarse de este nuevo tipo de viajes.

“Empezamos a tratar la posibilidad de organizar viajes de vacunación con nuestros socios extranjeros a principios de año, porque vimos una demanda. Hoy en día, Intourist tiene una gran cartera de pedidos, y la geografía abarca casi todo el mundo: se trata de la India, Irán, los países del sudeste asiático, y un gran número de solicitudes de países del mundo árabe y países europeos, que también tienen sus propias vacunas. Esto demuestra que la vacuna rusa tiene cierta credibilidad. Si hablamos de vacunas, la principal demanda es la del Sputnik V: es la vacuna más conocida, las estadísticas de su aplicación son las más consistentes”, aseguró.

Irina Tiúrina, portavoz de la Unión Rusa de la Industria del Turismo, compartió la estimación realizada por los profesionales del sector de que a finales de año hasta 50.000 personas podrían cruzar la frontera del país para vacunarse, pero solo si se levantan las restricciones por la pandemia.

“Los precios de los viajes comenzarán entre 700 y 1.500 dólares, sin incluir los vuelos, dependiendo del formato y los complementos. Si la persona vendrá dos veces para la inyección de cada una de las dos dosis o directamente una vez durante tres semanas, si se comprará un programa de excursiones, etc.”, añadió.

LEE MÁS: “Soy extranjero y me he vacunado con Sputnik en Rusia” 

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies