Diez sencillos y geniales trucos rusos para simplificar la vida en la cocina

Legion Media
Ahorra tiempo y esfuerzo gracias a los viejos secretos de la abuela y a sus útiles trucos, fruto de la creatividad y la experiencia. Los rusos tienen muchos...

1. Bicarbonato de sodio para limpiar una sartén vieja y sucia

El bicarbonato de sodio es uno de los productos imprescindibles en toda cocina rusa: elimina eficazmente la grasa y es útil para limpiar la vajilla y desengrasar las sartenes viejas. Basta con espolvorear un par de cucharadas de bicarbonato y otras tantas de vinagre sobre la superficie sucia. Dejar actuar durante una hora y luego frotar con una esponja.

Pero ten cuidado con las sartenes antiadherentes: en este caso, para no estropearlas, utiliza este truco solo por la parte exterior.

2. Limón para desengrasar

He aquí una forma ecológica de limpiar las baldosas grasientas o una tetera sucia. Simplemente frota la superficie con medio limón y dejarás que el jugo salga. Después de 10 minutos, lava las baldosas o la tetera con agua tibia y sécalas con un trozo de papel.

Además, el ácido cítrico es útil para la limpieza en general: diluye 15 ml de zumo de limón en 1 litro de agua y añade un poco de detergente. Esta sustancia es perfecta para limpiar los armarios de la cocina.

3. Cocinar trigo sarraceno... sin cocinar

Como ya informamos aquí, los rusos no pueden prescindir de la grechka (trigo sarraceno): lo toman en el desayuno, la comida y la cena. 

Según las instrucciones, el trigo sarraceno debe hervirse, pero no es imprescindible hacerlo. De hecho, existe un truco (llamado "zaparivanie", como la cocción al vapor) que utilizan los rusos: basta con coger el trigo sarraceno ya lavado, ponerlo en una olla con la misma cantidad de agua hirviendo y cubrirlo con una toalla; al cabo de 1 o 2 horas (según la cantidad) estará listo para ser consumido. Si la cantidad es abundante, se puede dejar en remojo toda la noche. Si quieres, puedes añadir especias. El resultado será como el trigo sarraceno hervido.

4. Agua para refrescar el pan

El pan ruso tradicional suele endurecerse en un par de días. Para que se ablande de nuevo, basta con un poco de agua: toma el pan, córtalo y rocíalo con un poco de agua; después, mételo en el microondas durante 30 segundos o déjalo en el horno precalentado a 150 °C durante 5 minutos. Como alternativa, algunas personas ponen el pan seco en remojo durante 5 minutos.

5. Periódicos para conservar la fruta y el calor

Un periódico común acelera la maduración de la fruta: basta con envolver una manzana o un aguacate y dejarlos en un lugar frío y oscuro durante un día.

El papel de periódico ayuda a mantener caliente cualquier plato: basta con envolver una sartén con dos capas de papel para conseguir un práctico efecto termo.

6. Elimina los malos olores de la nevera

¿Has tirado los productos estropeados, pero todavía hay malos olores en la nevera? Para deshacerte de ellos, prueba a poner un vaso de granos de café, bicarbonato de sodio o carbón activado triturado: el olor desagradable debería desaparecer en 1 o 2 días. Para absorber los malos olores, los rusos también utilizan pan de centeno (hay que poner varios trozos durante 2 días), bolsas de té usadas (durante una semana) o rodajas de cualquier cítrico (durante 1-2 días).

7. Mantequilla para salvar el embutido

El embutido cortado en rodajas se seca rápidamente en el frigorífico y no debe guardarse en polietileno: mejor envolverlo en papel o papel de cocina. Se recomienda limpiar el lado cortado con un trozo de mantequilla.

8. Un corcho para ollas y sartenes

Las asas de las tapas de las ollas de acero y aluminio se calientan rápidamente y obligan a utilizar agarraderas o toallas para no quemarse. Los rusos han ideado una solución alternativa y colocan un corcho de vino normal en el asa de la tapa. Es fácil, ¿no?

9. Vodka en lugar de levadura

Este truco te sorprenderá: ¿sabías que el vodka ruso puede sustituir a la levadura en polvo en la masa? Si se añaden 1 ó 2 cucharaditas de vodka a 1 kg de masa, las tortitas y los pasteles quedarán igualmente aireados.

Otro método muy conocido para sustituir la levadura en polvo es la sosa diluida. Una cucharadita de sosa con un poco de vinagre de mesa o el zumo de medio limón.

10. Hielo para una carne picada perfecta

Con hielo las hamburguesas de carne picada saldrán excepcionalmente jugosas. ¿Cómo? Cuando machaques la carne picada, añade un poco de hielo picado (unos 10 trozos pequeños de hielo por cada kilo de carne picada); a continuación, forma las hamburguesas y fríelas rápidamente en una sartén o gratínalas hasta que el hielo empiece a derretirse.

Cuando se hacen albóndigas o chuletas, la mejor manera de evitar que la carne se pegue a los dedos es remojarlas en agua fría.

LEE MÁS: 9 útiles trucos soviéticos para la vida cotidiana con los que te morirás de risa

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies