Baños en agua helada, quema del coronavirus y blinis gigantes: así ha sido Máslenitsa 2021 (Fotos)

La quema del castillo del Ogro Coronaen en el pueblo de Nikola-Lenivets, Kaluga

La quema del castillo del Ogro Coronaen en el pueblo de Nikola-Lenivets, Kaluga

AP
Después de 2020, el año de Covid, los rusos han encontrado las formas más inventivas de celebrar la principal fiesta eslava del fin del invierno.

Cada año, todas las ciudades y pueblos rusos celebran la antigua fiesta eslava de la Máslenitsa, dedicada a despedir el invierno y saludar la primavera. La fiesta se prolonga durante toda una semana, en la que los rusos comen blinis. El último día, el domingo, organizan actos populares como el tradicional baile en círculo jorovod, paseos en trineo y la quema ritual de una efigie de Máslenitsa. Se cree que, al quemar la efigie, la gente se deshace de todo lo malo que le ha ocurrido durante el año anterior.

La Maslenitsa se celebra en Yuzhno-Sajalinsk, Rusia

En 2021 los habitantes de Yuzhno-Sajalinsk (a 9.300 km de Moscú) hicieron una enorme tortita de 2,5 metros de diámetro, según el sitio web de la administración municipal. La tortita pesó 15 kg y se necesitaron 30 litros de masa para hacerla. Después se cortó y se repartió a todos los que quisieron un trozo. 

En Vladivostok y otras ciudades rusas, los hombres subieron a postes preparados para la ocasión con el objetivo de conseguir un premio. Los que lo conseguían eran obsequiados con electrodomésticos y artículos del hogar. 

La Maslenitsa se celebra en Vladivostok, Rusia

En Novosibirsk, las “morsas” locales (aficionadas a la natación en invierno), vestidas con ropa de playa, corrieron con aletas y esquís, y luego organizaron una carrera en el agua helada. Además de los trajes de baño, llevaban tocados kokoshnik y gorros ushanka con orejeras.

La Maslenitsa se celebra en Novosibirsk, Rusia

Los habitantes de la región de Lipetsk (a 400 km de Moscú) quemaron una efigie de Covid-19 en lugar de la habitual para librar a la región de la infección por coronavirus lo antes posible. 

El mayor espectáculo con una efigie tuvo lugar en un parque artístico situado en el pueblo de Nikola-Lenivets, en la región de Kaluga (a 200 km de Moscú). En un espectáculo coreografiado por el artista moscovita Serguéi Pajomov, se prendió fuego al enorme castillo del Ogro Corona junto con las mascarillas y otros atributos de la vida bajo la pandemia.

La quema del castillo del Ogro Coronaen en el pueblo de Nikola-Lenivets, Kaluga

Durante la ceremonia de la quema, se mantuvo el distanciamiento social en el parque, supervisado por artistas ambulantes a la antigua usanza que disolvían a las grandes multitudes utilizando ramitas.

“Todo el mundo está pensando actualmente en esta nueva ‘peste’: el coronavirus. Tanto los científicos como los médicos se afanan en encontrar la manera de librarnos de este contagio. Y nosotros, la gente de a pie, también debemos ayudarles como podamos. Por ejemplo, quemando todo lo malo durante Máslenitsa. En nuestro caso es un gran castillo que pertenece al Ogro Corona. <...> En cuanto lo quememos, la enfermedad empezará a disminuir y todos volverán a estar sanos”, afirmó Nikolái Polisski, fundador del parque. 

LEE MÁS: Guía para celebrar Máslenitsa paso a paso

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies