Cómo van a celebrar los rusos las fiestas durante la pandemia

Getty Images
Los bares y restaurantes cierran a las 23 horas, las pistas de hielo están cerradas, y las prohibidas las reuniones masivas.

Desde el 31 de diciembre hasta el 15 de enero, la mayoría de las regiones rusas introducirán varias restricciones relacionadas con la Covid-19. Los cafés, bares y restaurantes cerrarán durante la noche, las fiestas masivas y los eventos públicos están prohibidos y los espectáculos y fiestas infantiles de Año Nuevo se celebrarán online. Los cines y las salas de conciertos continuarán funcionando, pero solo al 25% de su capacidad. 

En San Petersburgo las pistas de hielo de los centros comerciales, cafés, restaurantes y teatros no estarán abiertas y los fuegos artificiales de Año Nuevo también se cancelarán. Muchas otras regiones rusas han introducido restricciones similares. Les decimos dónde y cómo los rusos planean celebrar el Año Nuevo bajo tales restricciones. 

Centros comerciales y Santa Claus

El 85% de los rusos tienen la intención de celebrar el Año Nuevo en casa, según una encuesta del servicio de billetes electrónicos Yandex.Travel. De ellos, solo el 13% teme contraer el virus, mientras que el 9% se siente desanimado por las restricciones en Rusia y en el extranjero. Poco más de un tercio (34%) no puede permitirse ir a ninguna parte, y el 29% restante está simplemente acostumbrado a pasar el Año Nuevo en casa.

“Durante los últimos años, he celebrado el Año Nuevo en diferentes ciudades rusas. Este año, compré un coche a crédito, así que no puedo permitirme un viaje a Crimea o Sochi por los pagos de intereses. Ni siquiera puedo comprar un árbol todavía. Estoy esperando que me paguen para poder comprar uno, además de comida para la mesa de Año Nuevo”, se queja Anastasia, gerente de relaciones públicas de la región de Moscú.

Alexandra de Moscú celebra el Año Nuevo con su familia y amigos todos los años en la dacha, y durante las vacaciones de Año Nuevo visitan a sus parientes. Pero la pandemia también ha desbaratado estos planes.

“Ahora parece un poco arriesgado invitar a los amigos. Alguien podría infectar a alguien. La mitad de mis parientes están enfermos, así que tampoco podré verlos. También intentamos comprar comida y champán por adelantado para evitar las tiendas abarrotadas en Nochevieja”, explicó Alexandra.

Debido a la pandemia, los pedidos para que haya representaciones de Ded Moroz y Snegúrochka, los dos principales personajes del Año Nuevo en Rusia, han caído por los suelos. Elena Shamanova, una actriz de Moscú que interpreta el papel de Snegúrochka Nieve, ha tenido un 40% menos de trabajo este Año Nuevo que el anterior.

“No hay muchos pedidos, pero a veces recibo uno o dos al día, a veces más. Algunos piden un certificado Covid-19, y siempre envío los resultados de mis pruebas. Además, ya he estado enferma y ahora tengo anticuerpos, así que es más fácil para mí encontrar clientes”, dice Elena.

Otro actor, Evgueni Abramov, que interpreta a Ded Moroz también se queja de la falta de trabajo.

“Este año sólo tengo pedidos de clientes habituales para el 30 y 31 de diciembre. En años pasados, ganaba mucho con las matinés de los jardines de infancia y centros de desarrollo, ahora no hay nada. Es lo mismo para los bares, en Nochevieja trabajaba en un bar como Ded Moroz Frost. Pero ahora, por primera vez en cinco años, celebraré la fiesta en casa", cuenta Evgueni sobre su experiencia.

Según sus palabras, los clientes no le dan tanta importancia a los certificados Covid-19. Aunque los actores ya han tenido la enfermedad, los usan como reclamo.

“Es cierto que, a pesar de haber tenido el virus y haberme recuperado, uno de mis clientes habituales me pidió que felicitara a los niños no como de costumbre, sino desde la escalera, con distancia. Siguen preocupados”, explicó el actor.

Ir de viaje

El 15% restante de los rusos hará viajes de Año Nuevo por el país, según la encuesta de Yandex.Travel. A pesar de las restricciones, la gente irá a celebrar el Año Nuevo en Sochi, Moscú, San Petersburgo, Kazán y Yalta y es que se hicieron muchas reservas antes de que se anunciaran las restricciones. Algunos, como la periodista Daria Labutina, se limitarán al Anillo de Oro de Rusia, una colección de pueblos y ciudades antiguas al noreste de Moscú.

“Siempre he celebrado el Año Nuevo con mis padres en casa, pero esta vez decidimos hacer un viaje por Rostov, Yaroslavl y Kostromá. Los compramos antes de la segunda ola y los billetes ya no se pueden devolver, así que toda la familia está preocupada por los riesgos de salud, especialmente mis abuelas. Si no fuera por la Covid-19, Dios sabe lo que estaría haciendo este año”, dice Labutina.

La directora de producto Irina Prójodova ha planeado un viaje a las ciudades norteñas de Vologda, Veliki Ustyug y otras.

“Empecé a planear el viaje recientemente, precisamente por el aumento del número de casos. Iré con mis amigos en coche. Nos quedaremos con los amigos en el campo, y sólo ocasionalmente en hoteles. Intentaremos tener menos contacto con la gente. En el lado positivo, podremos ver el verdadero invierno ruso. Así que el ambiente festivo está garantizado”, dice Prókodova con optimismo.

Pocos rusos planean celebrar el Año Nuevo en el extranjero, pero para los que sí, los destinos favoritos son Turquía, Abjasia y los Emiratos Árabes Unidos. Kirill Savinov, que trabaja para Yandex, verá el Año Nuevo en Estambul, a pesar de que los cafés y restaurantes de allí sólo están abiertos para la comida para llevar, y durante las vacaciones de Año Nuevo, del 31 de diciembre al 4 de enero, habrá toque de queda de 24 horas.

“Me voy con mi esposa y amigos. Según tengo entendido, tienen las mismas restricciones que en Rusia, solo que con reglas más estrictas para las mascarillas. Aunque todo esté cerrado, será divertido deambular por Estambul desierto o pasar el rato en un apartamento alquilado”, dice un optimista Kirill.

LEE MÁS: Cómo se celebra la Navidad en Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies