Los caballos más resistentes a las heladas viven en la Yakutia rusa (Fotos)

Legion Media
Esta raza única vive sólo en esta gélida región y lo lleva bien cuando se producen la temperatura desciende a -50°C.

Enorme, robusto y con melena juguetona: Descubre a los caballos yakutos que no temen las heladas más severas.

Oficialmente, la existencia de esta raza fue reconocida sólo a finales de la década de los 80 del siglo pasado, pero los científicos creen que ha existen desde hace miles de años. Se les considera descendientes directos de los antiguos caballos primitivos que llegaron aquí desde Asia y cambiaron su apariencia, adaptándose así al entorno más duro.

Hoy en día en Yakutia hay tres subespecies de esta raza: la original del norte (el llamado caballo Verjoiansk, llamado así por uno de los lugares más fríos de la Tierra), el caballo del sur, que es más pequeño y también el tipo grande del sur, que fue cruzado con otras razas.

Un caballo yakuto medio sólo mide de 140 a 145 cm de altura, sin embargo, pesa alrededor de media tonelada. La mayoría son marrones y grises, mientras que otros tipos son de colores más raros. Tienen un temperamento amigable, tranquilo y curioso. Son especialmente buenos para recorrer terrenos escabrosos.

El clima de Yakutia es marcadamente continental. En verano, las temperaturas pueden alcanzar los +35°C, mientras que en invierno bajan a -50°C. Sin embargo, en Verjoiansk y Oimiakón, en el norte de esta región, también se han registrado temperaturas de alrededor de -70°C. Pero para los caballos yakutos, esto no es un problema en absoluto. Gracias a su gruesa capa interior, pueden permanecer a la intemperie incluso en los inviernos más extremos.

En tiempo de heladas, simplemente se cubren con un “abrigo” de escarcha y no se congelan, incluso las crías pasan noches a la intemperie. Físicamente, pueden acumular rápidamente grasa subcutánea. ¡Se convierten en verdaderas bolas de pelo con pezuñas!

Los caballos yakutos también se crían en granjas de sementales, pero son bastante independientes. Por ejemplo, pueden obtener su propia comida rastrillando el pasto de debajo de nieve de un metro de profundidad con sus pezuñas. ¿Puedes imaginarte lo espesa que es la nieve?

En el norte, es difícil imaginar la vida sin estos caballos: Lejos de las ciudades sin carreteras, son el principal transporte de sus habitantes. Cuando un todoterreno se queda atascado en la nieve, un jinete puede superarla alegremente a caballo.

Los pastores de renos yakutos usan esta raza. A pesar de su masa corporal, los caballos corren bastante rápido, incluso en nieve profunda y fuera de carreteras. Sin embargo, también se puede ver un caballo yakuto sujeto a un arnés. En un día, un caballo así puede caminar hasta 100 km y tirar de 300 kg de carga. Tradicionalmente, antes de enfrentarse a largas caminatas por la tundra, el caballo no come durante todo el día para perder así algo de grasa y correr más rápido.

Los corceles yakutos son considerados centenarios entre los caballos: Trabajan activamente unos 25-27 años, mientras que la mayoría de las otras razas sólo pueden trabajar hasta 20 años de media.

Los locales también hacen una bebida fermentada nacional llamada “kumis” con leche de caballo.

Esta raza se considera autóctona y sólo puede vivir en las regiones del norte. El clima cálido o del sur no les conviene en absoluto. Sólo se puede encontrar un caballo así en Yakutia y el Lejano Oriente.

LEE MÁS: Así se fabrican en Rusia carruajes y otros vehículos de época

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies