Cuando mezclas la historia de la URSS con el clima duro, el resultado suele ser el gris

Legion Media
Cualquiera que haya tenido la suerte de viajar por Rusia más allá de las ciudades turísticas puede preguntarse por qué algunos lugares del país más grande del mundo parecen tan... grises.

Los que han visto los típicos barrios residenciales soviéticos sabrán lo que queremos decir.

Algunas de estas fotos parecen como si hubieran sido retocadas en Photoshop, pero no lo han sido.

Esto desconcierta a muchos turistas extranjeros que están acostumbrados a ver un mundo más colorido a su alrededor. Se preguntan por qué Rusia es tan gris. Entonces buscan respuestas en Internet. Hemos reunido las más convincentes.

Arquitectura utilitaria

“Ellos [los rusos] tienen una historia reciente de arquitectura utilitaria (es decir, solo construyen un montón de eficientes bloques cuadrados grises). Así que, incluso si las calles estuvieran limpias y los edificios estuvieran bien cuidados, seguiría pareciendo bastante cutre”, escribió un usuario de Reddit que intentaba explicar por qué Rusia parecía tan gris.

En cierto modo, es cierto. La mayoría de las partes de Rusia que se ven grises lo hacen precisamente por esta razón: la arquitectura utilitaria soviética.

Después de la guerra, la Unión Soviética se enfrentó al doble problema de tener ciudades superpobladas y a la  escasez de viviendas. Mucha gente se había trasladado de las zonas rurales a las ciudades para buscar trabajo en la industria y otros sectores.

A principios de los años 50, las autoridades soviéticas decidieron resolver el problema de la escasez construyendo rápidamente numerosos bloques de viviendas baratos y similares. Se trataba de edificios prefabricados hechos con paneles de hormigón que pasaron a la historia como jruschovskas,  el nombre proviene de uno de los líderes de la URSS, Nikita Jruschov.

Las jrushchovkas fáciles de construir resolvieron efectivamente el problema de vivienda emergente pero, a su vez, crearon nuevas dificultades que no han sido resueltas todavía.

“Los edificios masivos de varios pisos que alojan a la mayoría de la población están destinados solo a la vivienda, pero nada más. Después de salir de casa, un habitante de una zona residencial quiere salir de allí lo antes posible, ya sea al lugar de trabajo, al centro comercial o de entretenimiento más cercano. De ahí el péndulo que se da entre la movilidad y los atascos”, explica Vitaly Stadnikov, profesor asociado de la Escuela Superior de Estudios Urbanos de la Escuela Superior de Economía de Moscú, en un artículo publicado en 2016.

Jrushchovka en Kazán

Los jruschovkas cumplieron su objetivo - acomodar a tantas personas como fuera posible lo más rápido posible - pero crearon una miríada de otros problemas de vivienda. Y sobre todo, hicieron que Rusia se viera gris.

“Las zonas residenciales construidas con edificios de varios pisos causan enormes daños a la ciudad. Forman un ambiente sombrío y deprimente”, dice el experto.

Industrialización

Mucha gente se da cuenta de que algunos lugares de Rusia parecen más grises que otros. Tal vez la razón de esto es que algunos lugares tienen fábricas, algo que hace que las áreas circundantes se vean mucho peor.

Hay ciudades en Rusia que solo existen para mantener ciertas fábricas industriales. Por ejemplo, la ciudad cerrada de Norilsk es conocida por ser uno de los lugares más deprimentes de toda Rusia. Fue creada artificialmente en los años 20, cuando el gobierno soviético decidió explorar y utilizar los ricos recursos minerales de la región y desde entonces, ha permanecido como un centro de la minería industrial de Rusia

Norilsk

La serie fotográfica “Días de la noche - Noches del día” de Norilsk trata sobre la vida cotidiana de los habitantes de Norilsk (2.880 kilómetros al noreste de Moscú), una ciudad minera al norte del Círculo Polar Ártico con una población de más de 170.000 habitantes.

La contaminación afecta principalmente al aspecto general de la ciudad. Pero el cielo a menudo también se ve gris y las largas noches polares no lo mejoran.

Una mina industrial en Norilsk.

Añade a todo esto la fea arquitectura utilitaria soviética y se ve claro por qué algunos lugares en Rusia son tan grises.

Los edificios en Norilsk están situados muy cerca los unos de los otros para prevenir los fuertes vientos en los barrios residenciales de la ciudad.

Clima duro

Incluso las ciudades que son hermosas pueden parecer grises de vez en cuando. Tomemos Moscú o San Petersburgo, los dos destinos turísticos más populares de Rusia. Son lugares muy oscuros en invierno, ya que la mayor parte del tiempo el sol no puede penetrar a través de las nubes.

En diciembre de 2018 Moscú solo tuvo seis minutos de sol en todo el mes. Durante el resto del tiempo, las nubes cubrían la ciudad. La cantidad media de luz solar que recibe la ciudad en diciembre es de unas decepcionantes 18 horas.

Hay dos reglas no escritas que cada residente de San Petersburgo conoce y son muy indicativas: viste de gris todo el tiempo y lleva un paraguas a todas partes.

También hay ciudades en Rusia donde el sol no sale a lo largo de más de un mes.

Ten en cuenta todo esto la próxima vez que te preguntes por qué algunos lugares de Rusia parecen grises a veces.

LEE MÁS: Naturalmente, hay lugares en Rusia que no lo son. Haz clic aquí para echar un vistazo a una de las ciudades más luminosas de Rusia

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies