La fiebre por derribar estatuas afecta al gobernador ruso de Alaska

Legion Media
Esta semana el Consejo de la Ciudad de Sitka (Alaska) decidió trasladar la estatua de Alexánder Baránov del parque central, donde esta llevaba instalada más de treinta años.

El pasado 14 de julio, el Consejo de la Ciudad de Sitka (Alaska, EE UU) aprobó una resolución para trasladar la estatua de Alexánder Baránov (1747-1819), que fue el gobernante de los asentamientos rusos en América del Norte a finales del siglo XVIII y principios del XIX, del parque central al museo, según informa la agencia TASS.

Se trata un monumento situado en el centro histórico de la ciudad de Sitka, que hasta 1867 tenía el nombre de Novo-Arjánguelsk, fue fundada por Baranov en 1799 y más tarde se convirtió en la capital de la América Rusa. De hecho, la ceremonia de transferencia de Alaska al gobierno de EE UU también se celebró aquí, en 1867.

La estatua creada por la escultora Joan Bugby Jackson fue regalada al municipio en 1989 por una familia local y desde entonces estuvo instalada en el parque situado frente al Harrigan Centennial Hall, frente al océano.

La estatua de Alexánder Baránov en Sitka (Alaska).

La resolución aprobada esta semana propone trasladar la estatua al Museo Histórico en el Harrigan Centennial Hall “tan pronto como sea posible”. Allí será parte de la exposición y se presentará en un “contexto histórico”. La iniciativa fue apoyada por seis de los siete miembros del consejo, solo un representante se opuso a esta resolución. Por lo tanto, “la propuesta fue aprobada”.

En el documento se afirma que Sitka se encuentra en tierras donde antes había asentamientos de indígenas tlingit de esta región de Alaska. Según los autores de la resolución, Baránov “supervisó directamente el sometimiento de los pueblos tlingit y aleut”. En el documento se afirma que todo esto “causa dolor a los pueblos indígenas hasta el día de hoy”.

Según los autores, la presencia de la estatua de Baránov en el centro de la ciudad “sigue sembrando el desacuerdo” entre la población local. Sostiene que el monumento “manda un mensaje equivocado a los residentes y visitantes de Sitka”.

Cabe recordar que Sitka tiene también una calle que lleva el nombre de Baránov, una escuela Baránov e incluso un bar con su nombre. Por último, la ciudad en sí se encuentra en la isla Baránov, ya que el gobernador ruso fue el primero en explorar la costa del golfo de Alaska.

LEE MÁS: ¿Por qué Rusia vendió Alaska a Estados Unidos?

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies