Una mujer rusa, retenida como rehén en su cocina durante dos días por... ¡su gato!

Hannibal Poenaru/Visual Hunt

Imagina que tu cocina se convierte en tu prisión, y tu gato en… tu carcelero. Increíble, ¿verdad? Sin embargo, esta es la realidad de un reciente incidente acontecido en Arcángel (990 kilómetros al norte de Moscú), en el océano Ártico, según informó en su web oficial el servicio de rescate local.

Fue alrededor del mediodía del 19 de enero cuando un transeúnte fue alertado por las llamadas de auxilio de una mujer desde la ventana de un segundo piso. Había estado encerrada en su cocina durante dos días porque su mascota se había vuelto loca. Cada vez que esta señora intentaba abandonar su habitación, el feroz felino la atacaba salvajemente.

Los rescatadores, utilizando una escalera y a través de la ventana, se encontraron con la desafortunada ciudadana en el interior de su apartamento, antes de capturar a la incontrolable bola de pelo con una manta. El terror cuadrúpedo fue colocado en una caja de transporte y entregado a su dueña, que no necesitó atención médica.

Hace unos días, publicamos este otro artículo sobre cómo un gato siberiano con cuatro patas amputadas recibió unas prótesis impresas en 3D.

La ley de derechos de autor de la Federación de Rusia prohíbe estrictamente copiar completa o parcialmente los materiales de Russia Beyond sin haber obtenido previamente permiso por escrito y sin incluir el link al texto original.

Más historias fascinantes en la página de Facebook de Russia Beyond.
Lee más

Esta página web utiliza cookies. Haz click aquí para más información.

Aceptar cookies